Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

La “tasa cero” de IVA en alimentos y medicinas beneficia a empresas, no a los pobres

-Por eso la propuesta fiscal de Beltrones crearía un “Frankenstein” fiscal: Comisión de Estudios Fiscales
-Postula Hernández Matías que es más benéfico para ellos y para el país el 10% de IVA generalizado

Anahí Medina 10/03/2011

alcalorpolitico.com

El presidente de la Comisión de Estudios Fiscales, Rafael Hernández Matías, aseveró que la iniciativa de reforma hacendaria que presentó el senador Manlio Fabio Beltrones al pleno del Senado de la República podría generar un “Frankenstein” fiscal de no eliminar la tasa cero de Impuesto al Valor Agregado (IVA) a la canasta básica.

“El giro que le dio Manlio Fabio Beltrones no es correcto porque dejar la tasa cero en IVA a la canasta básica es una iniciativa sesgada con la cual se correría el riesgo de que sea anulada o sea votada en contra”.

Consideró que por el temor de que Andrés Manuel López Obrador instruya a los senadores y legisladores perredistas para votar en contra de su propuesta “Manlio Fabio está por crear un Frankenstein fiscal”.

Dijo que la iniciativa inicial planteada al senador Juan Fernando Perdomo Bueno –la cual sería cabildeada con Manlio Fabio Beltrones previa su presentación al pleno— estaba pensada con relación a los principios y estatutos del PRI que prohíben gravar con IVA los alimentos y medicina, situación por la que el PRI decía sistemáticamente NO a la no eliminación de la tasa cero.

“Pero eso rompe todo el esquema de la propuesta original porque se conserva la tasa cero y ello permite que se continúe devolviendo el IVA a todos los que participan en la cadena productiva de elaboración y enajenación de alimentos y medicinas, contrario a la propuesta de iniciativa inicial que propone que sólo se beneficie con la exención del pago del IVA a los que menos tienen.”

La propuesta original

Cabe recordar que en entrevista concedida por Hernández Matías a esta reportera en febrero del año pasado, lanzó la propuesta de que el Impuesto al Valor Agregado (IVA) fuera del 10 por ciento pero generalizado, incluyendo alimentos y medicinas, ello al considerar que la medida de tasar en cero a alimentos y medicinas es una estrategia fiscal que nació errada “pues en principio son los contribuyentes los que se tasan, no los productos”.

En aquél momento, Hernández Matías explicó que el hecho de que los alimentos y las medicinas estén exentos del pago de IVA “quiere decir que a las grandes empresas de alimentos y los grandes laboratorios que producen medicamentos ---que pagan IVA al final del ejercicio--- les es devuelto por parte del Fisco” siendo cantidades millonarias las que se les devuelven.

Consideró en aquél momento que no afectaría a los que menos tienen tasar el IVA general al 10 por ciento “porque ellos ni siquiera tienen para pagar el costo del producto que está gravado con el IVA”, y por el contrario, lo que sí ocurre, es que el gobierno cada vez debe implementar más programas e invertir más recursos económicos para solventar las necesidades de este sector de la población de manera asistencial.

Por otra parte, también en aquél momento Hernández Matías propuso la creación de una tarjeta electrónica --similar a una tarjeta bancaria—debiendo ser las dependencias que actualmente manejan los programas asistenciales y de combate a la pobreza quienes las expidieran.

A este respecto explicó que estas credenciales deberían entregarse sólo a los ciudadanos que --por su precaria condición económica-- debieran ser exentos del pago de IVA en alimentos y medicinas, siendo éstos los que a través de un estudio socioeconómico demuestren que ganan cuatro salarios mínimos, aquéllos que no perciben ingresos regularmente y aquéllos quienes ya cuentan con asistencia a través de algún programa de combate a la pobreza.

Añadió que sería a través de un estudio socioeconómico previo se determinaría el número de familias y el consumo per cápita por cada integrante y de este modo, estimar el consumo promedio mensual de cada familia, para con ello establecer un límite de compra en alimentos.

Y en lo que respecta a los medicamentos, estarían exentos de IVA los que se tengan que adquirir mediante prescripción médica a través de receta médica expedida por el sector salud.

Dijo que llevar a cabo estas propuestas sería con la finalidad de lograr que todos los contribuyentes paguen y no sólo una parte de éstos –que son siempre los que el Fisco tiene cautivos- pero además apuntó que se elevaría la recaudación fiscal y se desalentaría el comercio informal que es fuente de evasión fiscal y aseveró que con estas medidas sí se beneficiaría a la gente que menos tiene y el Fisco no tendría que devolver las millonarias cantidades que actualmente devuelve por lo que el Estado tendría más recursos para invertir en programas de verdadera asistencia social en apoyo a los más desprotegidos y no continuar beneficiando a las grandes empresas y a los laboratorios de medicamentos, situación que ha desvirtuado el fin de la tasa cero provocando una gran evasión fiscal.

“Y es que el decir que los alimentos y los medicamentos están exentos de IVA actualmente es utilizado como medida electorera pero muy lejos de tener como fin el beneficio real a los que menos tienen y por el contrario, garantizar el financiamiento de campañas electorales por parte de los propietarios de dichas empresas alimenticias y de los laboratorios.”

La iniciativa de reforma hacendaria de Beltrones

La iniciativa de reforma presentada por Manlio Fabio Beltrones incluye, entre otros planteamientos, la reducción del IVA del 16 al 13 por ciento y una canasta básica de alimentos con tasa cero manteniendo así la propuesta priista de tasa cero del IVA para medicinas de patente, y además contempla la reducción gradual del Impuesto Sobre la Renta (ISR) para personas morales hasta llegar al 25 por ciento en el 2015, por lo que el ISR se reduciría al 27 por ciento en 2013; al 26 por ciento en 2014 y al 25 por ciento en el 2015.

De igual manera, en la iniciativa del senador se elimina el IETU y se crea un régimen opcional para las personas morales y físicas con actividad empresarial e ingresos anuales de hasta 20 millones de pesos, con una tasa del 5 por ciento sobre el total de ingresos percibidos.

En el caso de los productores rurales, el régimen opcional simplificado propuesto es de una tasa del 3 por ciento del ingreso bruto de quienes tengan ingresos brutos de hasta cuatro millones de pesos al año.

Estas reformas --de aprobarse--, entrarían en vigor el 1 de enero del 2013 “para que el gobierno de Felipe Calderón concluya su mandato sin enfrentar incertidumbre sobre las estimaciones de ingresos tributarios que cuenta según la legislación vigente”, enuncia el documento.

Advierte Hernández Matías riesgo de caer en simulación

Rafael Hernández Matías advirtió sobre el riesgo de caer en la simulación al aprobar la iniciativa del senador como él la ha planteado, pues en realidad favorece a los que sí tienen recursos económicos para pagar el IVA al exentar del pago de este impuesto a la hora de comprar productos de la canasta básica.

Por otra parte, explicó que también se advierte que podría tratarse de un acto deliberado que beneficia a los empresarios industriales de alimentos y medicamentos ya que permite a éstos que continúen recibiendo el beneficio de la devolución del IVA en grandes cantidades de dinero que debería recaudar el Estado para aplicarlo en políticas públicas en beneficio de la sociedad.

Es por eso que la canasta básica debe ser gravada “porque con la tarjeta tributaria quienes no deben pagar IVA no lo pagarán por ningún motivo y por ningún producto”.

Además, dijo, si se mantiene la tasa cero del IVA en la canasta básica el gobierno deberá seguir manteniendo el gran aparato burocrático para verificar que la devolución del IVA que se hace a los grandes empresarios e industriales sea la correcta.

“Y de lo que se trata es de eliminar ese gasto del presupuesto para que ese recurso se destine a gasto social.”

Insistió que podría caerse en un acto de simulación “porque no alcanzaría a beneficiar ni a uno ni a otro sector porque ni se tendría una recaudación considerable ni se beneficiaría a los más desprotegidos y se corre el riesgo de que con su complicación se aborte una propuesta que tiene una viabilidad clara y podría correrse el riesgo de que se anule y los partidos digan entonces votamos en contra”.

Por último externó que la reducción que el senador priista propone la reducción del ISR y la eliminación del IETU lo que estaría en contra “porque el fisco perdería muchos ingresos” y agregó que la propuesta de iniciativa inicial se trata de que el IVA --que es un impuesto muy ágil y fácil de recuperar-- con un click los supermercados le pondrían el dinero al fisco y además se elevarían considerablemente los ingresos del gobierno federal, estatales y municipales.
  • Chef y nutriólogo a la puerta de tu casa
  • Caserío del Lago
  • Escuela Cervantes
  • Zapatillas Castle Shine
  • El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

    Obtener Adobe Flash Player