Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Adultos deben aprender de los niños y sus corazones puros

Arzobispo de Xalapa señala que lo importante es agradecer los bienes cotidianos y aprender a ser compartidos

Ángeles Godoy Morales Xalapa, Ver. 06/01/2013

alcalorpolitico.com

Durante su homilía dominical, el arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios, destacó que a través de las investigaciones históricas de las ciencias experimentales, se puede llegar al reconocimiento de la existencia de Dios y de Jesucristo. Añadió que ofrecer el sufrimiento cotidiano a Dios ayuda a sobrellevar la vida, por ello también debe aprenderse de la bondad e inocencia de los niños.

Recordó que hoy la Iglesia Católica celebra la Epifanía del Señor y el pasaje que habla sobre la llegada de los Reyes Magos para conocer al niño Jesús.

“Ven la estrella y se encaminan; después de preguntar a Herodes, varios reyes de Israel, llegan y se postran para reconocerlo como hijo de Dios. Cuando llegan le ofrecen regalos, oro, incienso y mirra”.

Reyes Larios explicó que el oro significa la realeza ya que lo reconocen como el rey de Israel y de todo el mundo y su realeza la manifiesta en la cruz. Después le ofrecen incienso que son como las oraciones para el hijo de Dios mismo.

“Luego le ofrecen mirra, que se usaba para embalsamar, ya que reconocían que era un ser humano. Jesucristo es verdadero Dios y verdadero hombre”.

Por ello dijo que en estos tiempos, se debe ofrecer el corazón a Dios, para de alguna forma restituirle lo que les ha dado.

Del mismo modo son necesarias las oraciones y expresó que se utiliza el incienso para purificar lo que se usa durante la celebración eucarística, así como a quienes participan de ella.

“Así como los Reyes Magos ofrecieron al niños Jesús este incienso, nosotros estamos constantemente ofreciéndolo a Dios, en todas sus expresiones”.

El Arzobispo indicó que en lugar de la mirra, se debe ofrecer a Dios el sufrimiento diario, ya sean enfermedades, dolores, tristezas, la avanzada edad.

“Todo eso que ya nos pesa se lo ofrecemos a Jesús, cuando ofrecemos eso, vivimos en paz, más tranquilos porque hemos puesto nuestra vida en las manos de Dios. Eso ofrezcámosle hoy”.

Finalizó diciendo que se debe aprender del corazón de los niños que son puros y bondadosos. De ahí el llamado a participar en el Sorteo ProDiezmo con boletos que cuestan sólo 50 pesos y que pueden adquirirse en las diferentes iglesias de la arquidiócesis.

“Los niños tienen una alma pura y tenemos mucho que aprender de ellos”, concluyó.
  • Seminario
  • La Parroquia Xalapa
  • Casas Murano