Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Armaron lío en Agua Dulce por contratista que no cubre adeudos a particulares

- Movilizaron patrullas porque Jesús Camarillo, con influencias, afirmó que lo habían secuestrado
- La verdad es que los “secuestradores” sólo le están cobrando las cuotas sindicales y que cumpla con la obra

Alfredo Santiago Hernández Agua Dulce, Ver. 12/12/2012

alcalorpolitico.com

Un grupo de por lo menos treinta elementos de Seguridad Pública del Estado a bordo de cuatro patrullas, dos unidades blindadas, conocidas como “Rinocerontes” y un helicóptero catearon, al parecer ilegalmente, un domicilio en la colonia El Naranjal.

En esta casa ubicada sobre la calle Canuto vive el matrimonio conformado por Fernando Calderón Montiel y María Cruz Córdoba Palma, ambos adultos mayores, quienes se encontraban en la casa que fue rodeada por el equipo de tareas de la SSP, señalándoles los elementos policíacos que buscaban a sus dos hijos de nombres: Ruth y Samuel Calderón, de quienes incluso mostraron una fotografía tomada de una cuenta de Facebook del propio Samuel, especificando ser personal del Centro de Cómputo y Comunicaciones con sede en Cosoleacaque.

Así también, los elementos intervinieron el taxi marcado con el número económico 331, al chofer lo subieron a una de las unidades blindadas y le señalaron que estaban buscando a Samuel Calderón por el presunto secuestro de Jesús Camarillo Ávila, representante de la empresa Pyramyd.

Antecedentes

En el 2010, el Grupo Constructor y Desarrollador Inmobiliario Pyramyd ganó la licitación para asfaltar nueve kilómetros de carretera en Agua Dulce, con recursos del Fonden aprobados tras las inundaciones que afectaron esta localidad un año antes.

La empresa inició la obra, recibiendo un adelanto de 14 millones de pesos; de acuerdo a los pobladores, el propio residente, Jesús Camarillo, señaló que el Gobierno del Estado los movilizó a Tlacotalpan para acelerar la reconstrucción tras los daños causados por las inundaciones en ese mismo año.

La obra se presentó como terminada ante la Secretaría de Comunicaciones del Gobierno del Estado, sin embargo los vecinos liderados por Ruth Calderón se manifestaron para exigir la finalización de la obra, razón por la cual la SCT le solicitó a Pyramyd que cumpliera con los trabajos, señaló el presidente de Vigilancia del mismo Comité, Daniel Garnica.

Adeudos

La empresa retornó a esta localidad hace poco más de dos meses, para lo cual rentó maquinaria con una empresa constructora local denominada Saenz, a la cual se le adeudan más de diez mil pesos que no han sido cubiertos.

Así también Jesús Camarillo rentó un predio para el resguardo de maquinaria y materiales a Juan Lijeul, mientras que a su esposa de nombre Magnolia le rentó habitaciones para el personal, solicitándole servicio de comida, sumando un total de 10 mil pesos que tampoco fueron cubiertos, razón por la cual Juan Lijeul bloqueó el paso a la maquinaria.

Tras esto, Jesús Camarillo hizo uso de sus contactos con elementos de la Agencia Veracruzana de Investigaciones (AVI), quienes arbitrariamente detuvieron a Juan Lijeul, señalándole que será procesado por daños a la compañía por un monto de 40 mil pesos por los dos días que estuvieron retenidas las máquinas, para ser liberado le exigió que olvide el adeudo de Pyramyd por los conceptos de renta del terreno, hospedaje y comida.

Alianza

La Alianza de Sindicatos de la Construcción proporciona el 50% de los trabajadores para la obra de asfaltado y la otra mitad pertenece a la comunidad, sin embargo, la compañía ofrece salarios menores a los establecidos en los tabuladores, no proporciona equipo de trabajo y seguridad, mucho menos las prestaciones de ley como lo es la inscripción al IMSS.

Samuel Calderón, delegado del organismo sindical, le solicitó a Jesús Camarillo, el pago de las cuotas sindicales que establecen la ley, sin embargo se niega rotundamente y se dice víctima de extorsión, señalando vía telefónica que cuenta con la protección de su amigo Oscar Salas Ortiz, director del C3 de Cosoleacaque.

Jesús Camarillo abandonó nuevamente la obra, mientras que el Comité de la misma viajó a Xalapa para dar a conocer la situación bajo la que opera la empresa, mientras que el representante de la compañía, se justifica señalando un fuerte clima de inseguridad, haciendo alusión a presuntas extorsiones, sin embargo, a la fecha, no presenta la denuncia correspondiente.

Temor

Samuel Calderón y Ruth Calderón, señalaron ante los medios de comunicación sentirse atemorizados, luego del despliegue de la fuerza pública por parte de Oscar Salas, a petición del contratista Jesús Camarillo Ávila.

Agregaron que cada uno solamente ha cumplido con funciones en un marco de derecho, Ruth como presidenta del Comité de Obra al exigir el cumplimiento de la misma; mientras que Samuel solicitó el pago de las cuotas sindicales tal y como lo establece la ley.

Piden al gobernador del Estado, Javier Duarte de Ochoa, para que se investigue el uso indebido de la fuerza pública para la protección de contratistas privados; además de la que la Secretaría de Comunicaciones verifique el avance y la calidad de la obra que desarrolla en Agua Dulce el grupo Pyramyd de Jesús Camarillo Ávila.
  • Escuela Cervantes
  • La Parroquia Xalapa
  • Casas Murano