Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

En Papantla

Celebra Centro de las artes indígenas su 5o aniversario; es único en el País

Se encuentra nominada a la lista de Buenas Prácticas de Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial (UNESCO)

Concepción Moreno Papantla, Ver. 12/10/2012

alcalorpolitico.com

El centro de las artes indígenas conmemora su 5o aniversario de fundación, institución única en México: que cuenta con 16 Casas de Tradición que contribuyen a la continuidad, la recuperación de las formas propias de transmitir los conocimientos y la restitución del sentido social y espiritual que el arte tiene para el pueblo totonaca.

El centro de las artes indígenas además de las técnicas de las disciplinas artísticas, se aprende, fundamentalmente, la esencia del ser, por estas características, se encuentra nominada a la lista de Buenas Prácticas de Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial (UNESCO).

En las instalaciones del Parque Takilhsukut, cuenta con un Modelo Educativo propio, sustentado en los fundamentos de la cultura totonaca, por eso se considera un inventario del patrimonio material, inmaterial, natural y vivo, lo que lo convierte en un ejemplo internacional del enseñar y aprender la tradición.

En este proyecto, los totonacas son los actores principales guías, maestras y maestros, creadores y académicos, responsables del análisis y la discusión de lo que representa el arte y de la propuesta para su enseñanza como proceso formativo integral.

A decir de los abuelos, el Centro de las Artes Indígenas es un vivero en el cual se ha sembrado la semilla, es la matriz que engendra vida, es un espacio de diálogo, de reflexión y análisis para la regeneración cultural.

Cada semana, más de mil niños y adultos asisten a sus Casas de Tradición para enseñar y aprender las expresiones que conforman la identidad totonaca y sumarse a diálogos espirituales y creativos, porque el concepto de arte es práctica creativa asociada a la función espiritual y religiosa: no sólo importa el producto, sino el proceso y, de manera especial, la relación que se establece entre el creador, la materia y lo creado. Visto así, el arte se nutre de espacios sagrados, símbolos, procesos rituales y ceremonias, y a ellos remite lenguaje comunal que une, cohesiona y propicia la comunión grupal, porque son los escenarios para la interlocución con los dueños y las deidades, para agradecer, ofrendar, entregar, pedir y dar cuentas del trabajo y de las acciones realizadas.

En el Centro de las artes indígenas durante todo el año, se hereda, practica y preserva la tradición de músicos, danzantes, alfareras, tejedoras, artesanos, teatreros, sanadores, médicos tradicionales, escritores, pintores, teatreros y videoastas; Las casas de especialidad combinan la enseñanza de las técnicas con la investigación y el intercambio de conocimientos para perfeccionar el trabajo de los maestros y alumnos más avanzados, profundizan también en el sentido filosófico y social de la creación.

En cada edición del Festival Cumbre Tajín, el Centro de las artes indígenas comparte algunos de sus procesos y resultados creativos a través de talleres, seminarios, encuentros, ceremonias, exhibiciones, sensoramas, degustaciones, juegos y productos de sus espacios de enseñanza entre los que destacan el Kantiyán: Casa de los Abuelos sabios, guías de vida; Casa de la Palabra Florida: poesía, tradición oral y diálogo con el mundo; Casa del Arte de Sanar: sanación mental, espiritual, humana, medioambiental y cósmica; Casa del Mundo del Algodón: mitología, producción, exposición y ofrenda; Casa de Alfarería Tradicional Totonaca: la sabiduría prehispánica y las herramientas contemporáneas en las manos y la tierra; así como la escuela de Danzas Tradicionales: sonidos y movimientos de la memoria; escuela de Niños Voladores: el relevo generacional que confirma el futuro del vuelo; Casa de la Música: ritmo que recibe y entrega conocimientos y sones; Casa del Teatro: la vida comunitaria en escena; Medios de Difusión y Comunicación: audiovisuales, transmisión radiofónica; Casa de la Cocina Tradicional Totonaca: el acervo gastronómico; Casa de las Pinturas: el color en textiles, cerámica, madera, piedra, zacuales, pintura corporal, murales, medicina y danza; Casa del Turismo comunitario: anfitriones respetuosos y sustentables.

Además de la Casa de la Agricultura tradicional: la siembra del respeto a la Madre Tierra y a los Dueños de los Elementos; Casa de la Carpintería: la espiritualidad de la madera y la regeneración vital; Casa de la Tierra Totonaca: el respeto a la Madre Tierra y a los Dueños de los elementos; agricultura “ecológica, orgánica”.

En este quinto aniversario del Centro de las artes indígenas confirma la vitalidad de un modelo único de regeneración cultural protagonizado por los totonacas y observado y admirado por México y las principales instituciones culturales del mundo.
  • Escuela Cervantes
  • La Parroquia Xalapa
  • Casas Murano