Ir a Menú

Ir a Contenido

Conaefo

Columnas y artículos de opinión

La cuchi-cuchi

Al Pie de la Letra

Por: Raymundo Jiménez

20/06/2012

alcalorpolitico.com

Josefina Vázquez Mota no es la primera mujer candidata a la Presidencia de la República. En México, antes que la panista, contendieron doña Rosario Ibarra de Piedra, del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), en 1988; Marcela Lombardo Otero, del Partido Popular Socialista (PPS), y Cecilia Soto González, del Partido del Trabajo (PT), en 1994, y Dora Patricia Mercado Castro, del Partido Alternativa Socialdemócrata y Campesina, en el 2006.

Eso sí, Vázquez Mota es la primera mujer militante del PAN en ser postulada al máximo cargo de elección popular en este país. Y, a diferencia de este grupo de féminas, Josefina ha sido abanderada por el partido que gobierna México desde hace doce años.

Mejor oportunidad no pudo haber recibido doña Chepina, pues ahora hasta el propio presidente Felipe Calderón, su correligionario, anda haciendo campaña abiertamente a su favor, mostrando encuestas dudosas a banqueros y haciendo declaraciones públicas de que la elección aún no está definida y que cualquiera de los tres candidatos de los partidos más fuertes puede ganar la elección del 1 de julio próximo.

Y no sólo eso. Está solapando que se usen los padrones de beneficiarios de programas federales como “Oportunidades”, “70 y Más” y otros de apoyo al campo para llenar de acarreados los mítines panistas e inclusive está usando hasta el aparato gubernamental para desacreditar principalmente a ex gobernantes y empresarios vinculados al PRI, cuyo candidato Enrique Peña Nieto, sigue arriba en las tendencias del voto con 12 y 18 puntos de ventaja, respectivamente, sobre el perredista Andrés Manuel López Obrador y Vázquez Mota, según la última encuesta publicada ayer por el diario capitalino “Reforma”, que en el anterior sondeo del 31 de mayo llegó a acercar al tabasqueño a sólo 4 dígitos del mexiquense (34 contra 38%).

Calderón está intentando darle oxigenación artificial a la candidata de su partido, la cual, por su discurso insulso y la serie de errores cometidos inicialmente por su equipo de campaña, dejó caer el impulso en las preferencias electorales que había conseguido por su propio esfuerzo y tenacidad al arrebatarles la candidatura presidencial del PAN al ex secretario calderonista de Hacienda, Ernesto Cordero Arroyo, y al ex secretario foxista de Gobernación, Santiago Creel Miranda, que inicialmente le sacaba una considerable ventaja.

A mediados de mayo, con la irrupción del movimiento estudiantil #YoSoy132, Josefina fue fácilmente rebasada por López Obrador, con el cual sigue peleando la segunda posición en las encuestas después de su mejor desempeño en el segundo debate organizado por el Instituto Federal Electoral (IFE), el domingo antepasado.

Sin embargo, a una semana de que concluyan legalmente las campañas, Vázquez Mota sigue sin aprender de sus errores.

A falta de ideas y propuestas serias que pudieran atraerle la simpatía de los millones de votantes que aún están indecisos, la candidata del PAN recibió un aluvión de críticas y comentarios sarcásticos en las redes sociales por haber recurrido a una ocurrencia sexista que lastima a sus propias hermanas de género, a cuyo voto le había apostado por ser mayoritarias en el padrón electoral nacional.

Desde la semana pasada, en todos sus mítines, Vázquez Mota comenzó a convocar a una especie de “vagina-power”, al pedirles a las mujeres que no les hagan “cuchi-cuchi” durante un mes a sus maridos o parejas si éstos no acuden a votar por su proyecto presidencial el primer domingo de julio entrante.

Quienes por su cercanía conocen mejor a la candidata del PAN no se sorprendieron de este enésimo desacierto.

Esta semana, por ejemplo, con el sello editorial “Temas de hoy”, comenzó a circular el libro “La debacle del PAN. Josefina Vázquez Mota, la candidata de la ruptura”, del periodista Juan Veledíaz, en el cual se narran momentos, circunstancias y anécdotas que pintan con claridad el desconfiable estilo político de la abanderada panista, y es descrita como una mujer que se regodea en la superficialidad y que no desarrolla ideas por su incapacidad y limitaciones.

Este sábado, la abanderada panista estuvo en Tantoyuca y Xalapa, donde el clan que lidera el ex candidato del PAN a gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares, le hizo creer que puede ganar la elección en Veracruz, estado con el tercer padrón electoral del país.

Vázquez Mota así lo creyó por los miles de acarreados que la aclamaron en el norte y centro del estado.

Pero si esta expectativa fuera real, entonces el ex director del ISSSTE no habría peleado a morir por imponer a su hijo Fernando Yunes Márquez en la primera fórmula de candidatos del PAN al Senado de la República, desplazando de esa posición privilegiada a Alejandro Vázquez Cuevas y a Julen Rementería, dos de los principales operadores veracruzanos de Vázquez Mota en el proceso interno del PAN por la candidatura presidencial.

Y es que aunque Josefina y el PAN perdieran, el hijo de Miguel Ángel Yunes ganaría. Claro, siempre y cuando los candidatos del blanquiazul a la Cámara alta del Congreso de la Unión obtuvieran la segunda votación en el estado, pues ello le aseguraría a Fernando Yunes el escaño senatorial de primera minoría.

CONDOLENCIAS

Desde este espacio periodístico le expresamos al fundador del semanario xalapeño “Punto y Aparte”, don Froylán Flores Cancela, nuestra solidaridad por la tragedia que ha enlutado a su apreciada familia. Oramos porque Dios les dé consuelo y pronta resignación.

Igualmente le enviamos nuestras más sentidas condolencias al maestro Ignacio Oropeza López, ex director de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana, y ex coordinador de Comunicación Social del Gobierno del Estado, por el lamentable fallecimiento de su señora madre.

Columnas recientes