Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

La fiesta de la cultura en Xalapa

Prosa Aprisa

Por: Arturo Reyes Isidoro

03/10/2012

alcalorpolitico.com

A partir de este miércoles estamos de fiesta en Xalapa. Inicia el Hay Festival, una celebración que, como dice Cristina Fuentes La Roche, directora de dicho festival en Latinoamérica, es una celebración de ideas e historias.
 
El año pasado, cuando se celebró por primera vez en la capital de Veracruz, fue un verdadero éxito. Creo que tanto a los visitantes como a los adultos nos sorprendió entonces gratamente la dinámica que impusieron los jóvenes.
 
No hay que restar méritos a quien honor merece. La sede se ganó, por lo menos para éste y los próximos cuatro años, porque el gobernador Javier Duarte de Ochoa ofreció y dio todo su respaldo y tras él el Ayuntamiento de la ciudad que preside Elizabeth Morales García así como la Universidad Veracruzana bajo el rectorado de Raúl Arias Lovillo.
 
Mis lectores saben muy bien que el tema me entusiasma. Solamente la cultura nos hará ser mejores, más libres y enfrentar con éxito los problemas que nos agobian. Una sociedad culta está mejor preparada y sabe bien lo que quiere, y los veracruzanos sabemos bien lo que queremos y por esto tenemos rumbo seguro.
 
Xalapa, que tiene fama de ciudad culta (es sede de la Orquesta Sinfónica más antigua del país; la Editorial de la Universidad Veracruzana ha hecho historia publicando por primera vez a escritores consagrados como Gabriel García Márquez; sus grupos de danza y de teatro tienen un prestigio reconocido en el país y en el extranjero, etcétera) ha sido calificada de la Atenas Veracruzana y no es gratuito.
 
Estimula que ahora acoja a lo mejor de las ideas, del pensamiento, de la inteligencia, de la cultura universal y que, como ciudad, esté al nivel y a la altura de ciudades cultas como hay muchas en Europa.
 
En lo personal, me da gusto que participe uno de nuestros máximos orgullos, el escritor Sergio Pitol, Premio Cervantes 2005, pero también hombres de letras como el laureado poeta José Luis Rivas, veracruzano, tuxpeño, e incluso nuevos valores como el mismo Rodolfo Mendoza Rosendo.
 
Xalapa y Veracruz se lo merecen. Por lo menos durante los próximos cinco días, en el país y en el extranjero también se publicará y se hablará bien del estado, de sus valores, de su importancia, de su cultura, de sus hombres y mujeres, de sus jóvenes, de su vitalidad, de lo mucho que ofrece a propios y extraños.
 
Este año, el segundo año, lamentablemente ha estado salpicado de los imprevistos de la política. En la víspera, ha renunciado al cargo la Secretaria de Turismo y Cultura, Leticia Perlasca Nuñez, hasta donde tengo entendido, en mucho alma y animadora de esta celebración. El tránsito por el cargo siempre es pasajero, pero la impronta siempre queda, la huella. A Leticia, a quien alguna vez hice alguna crítica relacionado con su trabajo, hoy le envío un abrazo y le reconozco su aportación para este festival que viste a Xalapa y a Veracruz. Ojalá y la pueda saludar en alguna actividad durante estos cinco días. Esperemos que su sucesor, Harry Grappa Guzmán esté a la altura de la responsabilidad.
 
Algo que me pareció positivo el año pasado y que ojalá y se repita su éxito, por la repercusión económica positiva que tiene, es que el año pasado los libreros de la capital, muchos de ellos mis amigos o por lo menos mis conocidos, montaron una miniferia del libro donde vendían casi la totalidad de los títulos de los autores que participaron, más otras obras. Este año volverán a su exposición. Sinceramente, que tengan éxito.
 
En fin, es la oportunidad, una oportunidad al año, de ir a sacudir la polilla mental, a salir de la rutina, a ir a refrescar ideas, a escuchar a los que saben, a los que piensan, a los que nos tienen que enseñar y decir algo, a quienes tienen la visión de un futuro mejor, más seguro, más humano, más solidario.
 
El Hay Festival Xalapa precede a dos grandes acontecimientos culturales en el país, de muchos años y con un gran arraigo, prestigio y fama internacional ya: el Festival Cervantino, en Guanajuato, a finales de mes, y la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, en noviembre próximo. Ojalá y el de Xalapa se consolide y se consiga que la capital sea sede permanente.
 
Seguramente, pues, las autoridades tanto estatales como municipales implementarán las medidas necesarias para que todo transcurra con normalidad, que refleje lo que verdaderamente somos los xalapeños y los veracruzanos. Anticipadamente, ojalá y tanto el gobernador Javier Duarte de Ochoa como la alcaldesa Elizabeth Morales y el rector de la UV en turno continúen apoyando esta manifestación cultural.
 
Ya ayer, según publicó Ylia Ortiz Lizardi, de alcalorpolitico.com, el Premio Nobel de Literatura, Jean-Marie Gustave Le Clézio, nos echó una flor: dijo que especialmente el estado de Veracruz tiene los recursos para vencer el pesimismo y la actitud negativa, porque es un estado que ha vivido experiencias difíciles y siempre logró sobrepasar las dificultades, especialmente porque la gente en el estado es muy inventiva, es gente que tiene mucha libertad de imaginación y de carácter. “Creo que esa debe ser la calidad de los veracruzanos y de los mexicanos”. Empezamos bien.
 
La salida de Lety
 
¿Por qué la intempestiva renuncia de Leticia Perlasca a la Secretaría de Turismo y Cultura? Llama la atención que haya sido en la víspera del inicio del Hay Festival, al que ella contribuyó grandemente. En realidad, desde meses atrás se vino manejando la especie de su salida. Se esperaba que ocurriera después del segundo informe de gobierno, o sea, el mes próximo. Ahora se dan muchas versiones de la causa. A mí me comentaron ayer que se fue porque el madrinazgo político que la impulsó perdió fuerza en el altiplano, pero que le ofrecieron o le ofrecerán otra posición en la administración estatal, que, si es cierto, a ver si acepta. ¿Pero por qué ayer? Me dijeron que precisamente para que sea ya otra persona la que tome los hilos y agarre experiencia y haga relaciones con todo ese mundo de promotores de la cultura con reconocimiento internacional.
 
Pero me llamó la atención en especial algo que se me dijo: que el gobernador Javier Duarte de Ochoa hizo compromiso con varios o muchos de sus hoy colaboradores de mantenerlos en el cargo solo por uno o dos años. Que ya se cumplió uno o que están por cumplirse dos, por lo que se anticipa la salida de otros funcionarios en los días, semanas o meses por venir, lo que incluirá varias sorpresas.

Columnas recientes