Ir a Menú

Ir a Contenido

cuentos TETRAS

Columnas y artículos de opinión

Las remesas familiares y la crisis norteamericana

Economía y sociedad

Por: Hilario Barcelata Chávez

08/10/2012

alcalorpolitico.com

Durante el presente año, las remesas familiares han caído en Veracruz. En el primer trimestre se redujeron un -1.2% y en el segundo, -1.1%. Esto contrasta con el comportamiento observado a nivel nacional, donde se registró un incremento en ambos trimestres: de 5.4% en el primero y de 6.5% en el segundo.

Este comportamiento negativo es la continuación de una dinámica adversa que se observa desde 2008, cuando las remesas empezaron a mostrar un descenso considerable que duró tres años consecutivos, cayendo en un -8.9% en 2008, -19.9% en 2009 y -4.5% en2010; y sólo hasta 2011 registraron un ligero incremento de 2.9%.


Todo esto provocó una reducción del monto de estos recursos que en 2007 alcanzaron un valor de 1,776 millones de dólares (mdd), en tanto que en 2011 sumaron un total de 1,273 mdp, es decir, 503 mdd menos, lo cual significa una caída de -28.3% en todo el período 2007-2011. Una reducción muy superior a la observada a nivel nacional que fue de -12.5%. De hecho en este período, Veracruz fue de los estados con la mayor reducción en el volumen de remesas recibidas, ubicándose entre los 4 estados de mayor descenso.


Este comportamiento negativo propició que la participación de Veracruz en el total de remesas que recibe el país cayera de manera considerable. En 2007, ésta era de 6.8%, para 2010 se redujo a 5.8% y para 2012 es de sólo el 5.4%. Esto propició que el estado pasara del quinto lugar que tenía en 2007 como uno de los mayores receptores de remesas, al séptimo lugar en 2010 y al octavo lugar en 2012.

Lo anterior es resultado de la recesión que vive Estados Unidos desde 2008, misma que ha propiciado que se reduzcan las oportunidades de empleo en su territorio. Ello ha propiciado que los trabajadores veracruzanos no logren obtener empleo y por lo mismo, se reduce el monto de las remesas que envían a sus familias.

Pero también sucede que la situación adversa que vive la economía norteamericana, genera un desincentivo para quienes desean ir a probar suerte del otro lado de la frontera, lo que hace que la migración se reduzca considerablemente. Pero también desmotiva a quienes ya se encuentran en territorio estadounidense, provocando que abandonen la búsqueda de trabajo y regresen a su lugar de origen.

Lo que es cierto, es que esta situación propiciará un impacto negativo en el bienestar de las familias veracruzanas que reciben esos recursos del extranjero, sin embargo, debido a que los beneficiarios se encuentran muy concentrados en unos cuantos municipios y en unas cuantas familias, el impacto a nivel estatal no resulta ser notorio, a pesar de quienes piensan lo contrario.

[email protected]

Columnas recientes