Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Las grúas en Xalapa

Por: Uriel Flores Aguayo

12/10/2012

alcalorpolitico.com

Se puede pensar que estamos ante un asunto menor, error, no es así; hablar de las grúas en Xalapa, es tratar muchos de los conflictos y rezagos que nos agobian y frenan; ese asunto implica aspectos clientelares, políticos, de negocios pero, sobre todo, de atropellos a los ciudadanos. De manera general se puede considerar que dichas grúas son necesarias, que prestan un servicio público; se podrían ubicar como parte de la labor de organización vial a cargo de las autoridades del Transito; ese no es el problema, las dudas sobre ellas tienen que ver con su funcionamiento. Hay historia en estos aparatos, recuérdese el intento de introducir varias unidades en el periodo de David Velasco, con protestas y resultados desastrosos. En esas fechas el servicio era municipal. De buenas a primeras aparecieron empresas particulares que recibieron las concesiones del Estado, entiendo que como parte de pagos de campañas o por compromisos partidistas. Más allá de su su utilidad real, están pensadas como negocio, a lo cual se supedita su trabajo. Esto implica que su participación se ajusta a sus ganancias, independientemente de los problemas viales de Xalapa. Estoy un poco sorprendido de comprobar que atrás del supuesto beneficio de ese servicio las cosas estén organizadas para que, casi exclusivamente, los dueños de las grúas obtengan ganancias. Voy a dar un ejemplo del que tengo suficientes elementos para afirmar que hay una especie de fraude a los ciudadanos, con la finalidad de producirle ganancias a los propietarios de las grúas, al menos de una empresa determinada. Estoy hablando de los operativos que realiza Transito del Estado en la avenida que pasa por el frente del centro comercial "plaza museo", donde se colocaron señales de prohibición de estacionamiento en un carril donde, al parecer, no es necesario hacerlo; esa es la base de este punto, conocer y cuestionar los criterios para prohibir estacionamiento en determinadas calles, ¿Por qué unas si y otras no?; resulta que, sobre todo los sábados, decenas de personas se estacionan en esa calle, por error o descuido, a veces por dos o tres minutos, sin que algún elemento de transito les advierta de la prohibición; al poco tiempo aparecen hasta tres o cuatro grúas que, sin ningún miramiento, levantan los autos "mal estacionados"; el "corralón" a donde llevan los autos se encuentra a unas cuadras, haciendo el negocio redondo; muchas veces llegan apresurados los afectados, intentando que les devuelvan sus autos, obteniendo un no contundente, cuando lo más normal es que desengancharan los autos y les impusieran una multa; esta circunstancia pone en evidencia que todo el operativo en torno a esa plaza comercial está diseñado para que entren en escena las grúas para que tengan trabajo y sus dueños obtengan ganancias.

No es fácil explicarse en este espacio, pequeño, espero que se capte la idea, que es crítica y denuncia; estamos ante algo grave, que me consta, que he observado con cuidado: un servicio público, institución incluida, al servicio de intereses particulares. Es obvio que no les interesa la vialidad ni el ciudadano, lo que los mueve, en este caso, es ganar dinero. Escogieron una zona, la prepararon y la operan para que unos particulares hagan negocio. Deben estar involucradas autoridades de regular nivel para que esta maniobra sea posible. No se debe permitir que los asuntos públicos de Xalapa, se sigan manejando de esa manera, irrespetuosa y corrupta. La sociedad civil, los organismos sociales y las autoridades municipales deben poner un alto. Es el colmo que se maltrate a los Xalapeños de esa manera, ya tenemos suficiente con tanta impunidad, con el desorden y con la falta de profesionalismo con que se llevan nuestros asuntos públicos. Hay varias soluciones para este problema, consistentes en establecer el número necesario de grúas, revisar las concesiones, ver los programas viales que operan las autoridades en la materia, revisar tarifas de multas y arrastres y, especialmente, recibir explicaciones de los encargados de estos asuntos en cuanto a su aplicación y efectividad; hay que conocer los resultados con todo e ingresos económicos para saber que pasa en concreto. Es fundamental, propio de Gobiernos democráticos, espero que no sea mucho pedir, que se instalen ventanillas y mesas de atención a los afectados por estas medidas. Es insoportable que se veje y desoriente a los ciudadanos que caen en las garras de estos malos servidores públicos .Definitivamente tenemos que movernos y hacer algo.

Recadito: En Xalapa, aumenta el consumo de té de "tila".

[email protected]

Xalapa. Ver., a 11 de Octubre del 2012.

Columnas recientes