Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

El quinto poder

Por: Helí Herrera Hernández

22/10/2012

alcalorpolitico.com

[email protected]
Twitter: HELIHERRERA.es
 
LA UNANIMIDAD en democracia es sospechosa. No existe en ninguna nación que se precie de tenerla. En un alto porcentaje ni siquiera en la célula de la sociedad que es la familia logra construirse. Por eso ahora que los resultados de las elecciones para renovar las dirigencias sindicales magisterial y petrolera corroboran que tanto Elba Esther Gordillo como Carlos Romero Deschamps fueron electos por unanimidad, sin ningún voto en contra confirmo: LA UNANIMIDAD ES SOSPECHOSA y en este caso PERVERSA.
 
Con la presentación de una sola planilla y el voto de 3,205 delegados la señora Gordillo se eterniza en el poder del sindicato más numeroso de América latina, sin tener un solo voto en contra y creando un Consejo General Supremo que ella presidirá por seis años más, desde donde manejara más de 120 millones de pesos mensuales de cuotas de sus agremiados, independientemente de los millones que recibe del Instituto Federal Electoral por ser dueña del Partido Nueva Alianza, y eso sin contar el poder político que le otorga ser una persona que se alquila o se vende al mejor postor. Cuando le conviene es azul, a veces tricolor y una que otra azul tenue.
 
Es la mejor sirvienta pagada de México y del mundo (así se califico ella en pleno Congreso sentista ante los medios de comunicación), y si no, revise las propiedades que con su salario de famulla ha acumulado:
 
• Una casa en Bosques de Caoba 75, Bosques de las Lomas, de 700m2.
 
• Una casa en Bosques de Reforma 501, adquirida en 4.5 millones de pesos de la época.
 
• Un terreno en la primera sección del fraccionamiento Bosques de las Lomas, adquirido en 11 millones de pesos. 1990
 
• Una casa en Laplace 7, Nueva Anzures, de 200 m2.
 
• Una casa en Bosques de Reforma 788, Bosques de las Lomas, de 740 m2, comprada en 343 millones de pesos viejos.
 
1993
 
• Una casona de dos plantas en la esquina de Goldsmit y Ariosto, de 142 m2, adquirida en 706,500 pesos.
 
1996
 
• Dos apartamentos en Dickens 30. El número 7 comprado en 118,300 pesos, y el número 3 en 450,000.
 
• Un terreno en Edgar Alan Poe 86, de 450 m2, adquirido en 1,2 millones de pesos.
 
1997
 
• Un penthouse en Galileo 7, de 471 m2, adquirido en siete millones de pesos.
 
• El apartamento 7 del mismo edificio (rentado al ex canciller Jorge Castañeda).
 
2005
 
• Dos pisos en Paseo de la Reforma 295, de 738 m2 en total, comprados en 6.1 millones de pesos.
 
Otras propiedades
 
• Una casa inteligente de tres plantas en Paseo de la Reforma, de 5,000 m2 de construcción (donde vivió hasta que salió del país en 2004).
 
• Una casa en Green Turtle Village, en la Joya, California, adquirida en 1,700,000 dólares.
 
• Una finca en Axocoche 9, en el ejido Nueva Olintepec, en Villa de Ayala, Morelos.
 
• Un pequeño rancho lechero, de 3,000 m2, en Moyotepec.
 
• Un apartamento en el conjunto residencial Portofino, en Bosques de las Lomas, de 450m2. (*1)
 
Por eso pudo organizar el Congreso del SNTE en el hotel más ostentoso de la Riviera Maya, el Barceló, donde los más de tres mil delegados pudieron comer y beber todo lo que quisieron, independientemente de la computadora lap top hewlett-packard con un costo de casi cinco mil pesos cada una que la Maestra y sirvienta Gordillo les obsequió a todos los delegados, para que el último día >a mano alzada< la eligieran como jefa suprema de ese sindicato, con la bendición del poder público saliente y entrante.
 
Así se construyen LAS UNANIMIDADES PERVERSAS diría yo.
 
Y por si ese acto de democracia sindical fuera poco, este fin de semana otro líder obrero sui generis fue reelecto por los delegados de las 36 secciones petroleras de la República Mexicana, de manera indirecta (es decir, esos delegados actuaron a nombre de todos los trabajadores petroleros de esas secciones), también por unanimidad, en la 25 Convención Ordinaria Nacional, al Senador Carlos Romero Deschamps para que los dirija hasta el año 2018.
 
Don Carlos aquí no tuvo que sacar la cartera como doña Elba porque solo fue necesario convocar a los delgados seccionales para que, también a mano alzada, lo ratificaran como su “guía y líder” y de esa forma, su prioridad siga siendo acrecentar sus riquezas, de suyas insultantes para un pueblo con hambre y sed de justicia, parafraseando a Luis Donaldo Colossio.
 
Entre las que podemos registrarle están: Casas en el boulevard kukulcán de la riviera maya de 1,2 millones de dólares; yate “el indomable” estacionado en Cancún con valor de 2.5 millones de dólares; residencias en Houston Texas donde acude constantemente en jets particulares a tratar su salud; tres departamentos de Lugo, penthouses como se conocen en Miami, uno para el, otro para su hija (muy dada a presumir las riquezas de su papá), un ferrari rojo para su retoño que vive allá de apenas siete millones de dólares, relojes rolex y cartier de oro macizo, casas de lujo en la zona exclusiva de Polanco y las lomas en la ciudad de México entre otros muchos inmuebles que en total arrojan una fortuna de casi 80 millones de dólares, y todo con su salario de 23 mil pesos mensuales como obrero de tercera categoría en la paraestatal.
 
Corrupción y nepotismo son los calificativos que pernearon este fin de semana la perpetuidad o eternización de Elba Esther Gordillo y Carlos Romero Deschamps al frente de sus gremios. Mujer y hombre de sistema, que amparados en la impunidad que les trafican los gobiernos en turno, sean del PAN o del PRI, han hecho que ni el cuarto poder (los poderes fácticos) hayan sido capaces de desprestigiarlos, como si lo lograron con Andrés Manuel López Obrador u otros enemigos de la radio y la televisión privada en México que han amenazado sus intereses.
 
Los líderes charros sindicales en México se han ubicado como el quinto poder en la superestructura jurídica del país, solo abajo de los tres del Estado y de los medios de comunicación pero todos, absolutamente todos, están cortados por la misma tijera y, como se necesitan unos a otros, se protegen, se cubren con mantos de impunidad sin importarles que diga la masa social o, en su defecto, valiéndoles un sorbete lo que digamos. Total, mientras ellos detenten el poder público lo demás…..lo demás sale sobrando.

Columnas recientes