Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Alarmante aumento de accidentes en el tramo Banderilla-Perote

Metrópoli

Por: Francisco L. Carranco

22/10/2012

alcalorpolitico.com

A escasos meses de la flamante inauguración del tramo carretero, Banderilla – Perote (5 de julio), se han suscitado varios accidentes, lo grave, es que estos siguen en aumento y los últimos han tenido consecuencias mortales, convirtiendo a la carretera en una vía peligrosa y cara para los usuarios.

La carretera Banderilla – Perote, fue anunciada como un tramo que agilizaría el transporte ya que esta considerada como una autopista moderna rápida y segura, que traería muchos beneficios, principalmente, la recuperación de tiempo entre esas dos ciudades.

Sin embargo, en menos de dos meses, la incidencia de accidentes va en aumento convirtiendo ese tramo en una carretera peligrosa, los daños han sido cuantiosos y, ahora, se enciende la alarma por la muerte de varias personas en esa vía, que, para los responsables de la construcción, operación y mantenimiento, señalan que la causa principal de los percances se deben al factor humano.

Recientemente, Agustín Basilio de la Vega, Director del centro SCT, en un inusual festejo dentro de uno de los túneles del tramo carretero, dijo, que los automovilistas y camioneros que han sufrido las desgracias y daños ha sido por la falta de cultura vial, que el tramo cumple con las especificaciones de una carretera de montaña y que el trazo fue una exigencia de las autoridades ambientales.

Basilio de la Vega más que explicar el por qué de los siniestros, parece que buscaba a quien echarle la culpa, si bien el trazo estuvo en debate por la conveniencia de salvar zonas boscosas, también, nunca se defendió la conveniencia de evaluar la otra alternativa como una opción de infraestructura segura.

Las autopistas deben de considerar, independientemente de los trazos, todas las variables de viabilidad incluidas aquellas medidas preventivas para evitar todo tipo de accidentes, sobretodo, porque son vías de mayor velocidad hasta 110 kilómetros por hora, que no considera la construcción de vibradores o topes para disminuir la velocidad.

La empresa constructora, en su momento, subrayaron que son responsables de la construcción de la carretera pero que el proyecto no fue elaborado por ellos, por lo que se presume que pudiera haber “puntos negros” que pudieran indicar las zonas recurrentes de los accidentes en ese tramo que empieza a ser tema de preocupación ciudadana y de negligencia para la autoridad federal y concesionarios, encargados de la operación y seguridad del tramo Banderilla – Perote.

Algunos automovilistas que han transitado por esa carretera mencionan que hay curvas, en las que no hay peralte y otras de las llamadas curvas ciegas, es decir, que no se alcanza a observar que hay adelante y son las que pueden provocan los choques por alcance.

El Director del centro SCT, insiste que la Banderilla – Perote Técnicamente cumple con las condiciones de una carretera de montaña, el problema es el exceso de velocidad. Mientras la gente va conociendo el libramiento tiene que ajustarse de manera absoluta a los límites de velocidad que están establecidos en el libramiento, esas han sido las causas, exceso de velocidad.

Contundente en echarle la culpa a los automovilistas y choferes, sin embargo, esto socialmente los ciudadanos no lo consideran así y mientras, como dice Basilio, se conoce el tramo habrá que mantener campañas informativas de que esa carretera necesita circular a menos de 110 Kms. por Hora, ya que existe el riesgo de sufrir un accidente previsto por la autoridad, a menos de esa velocidad el tramo es seguro. Pero ¿hasta cuanto?

Mientras esas medidas se consensuan, el tramo concesionado a las empresas españolas, empiezan a surgir los “asegunes” por un lado, la carretera es considerado un tramo caro y ahora, costoso, por el elevado numero de accidentes, provocando daños y perdidas económicas, que ocurren cotidianamente, camiones cargueros a los cuales las balatas no les responden, el “exceso de velocidad dice la autoridad” las condiciones climáticas es una carretera que generalmente esta húmeda por la niebla y las condiciones humanas.

Aceptado con todas las reservas que los ciudadanos tuvieran la culpa, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes a través del Centro SCT tiene la responsabilidad de la seguridad vial y tendrá que hacer un peritaje para deslindar que los siniestros en la Banderilla - Perote, en sus tramos de ida y vuelta, no son a causa recurrente por la infraestructura realizada por la empresa concesionaria.

Suburbio 1

Los usuarios conocen mejor que nadie la realidad del tramo y están dando la alarma de que quizás se necesite un estudio técnico para deslindar, insisto, la responsabilidad de la carretera en los accidentes cotidianos en el tramo en mención, el dato de los accidentes en estos dos últimos meses es considerado alarmante, definitivamente, algo hay que hacer desde el centro SCT.

[email protected]

Columnas recientes