Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Diezmo o extorsión, corrupción al fin

Prosa Aprisa

Por: Arturo Reyes Isidoro

24/10/2012

alcalorpolitico.com

Lo denunció públicamente, pero quise hablar con ella para precisar los conceptos que usó, si en efecto quiso decir “pago de diezmo” o “extorsión”. Empresaria constructora –periodística también–, ex presidenta de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, ex titular del Comité Coordinador Empresarial de Xalapa y ex secretaria de Desarrollo Regional del Gobierno del Estado, la contadora Leonor de la Miyar Huerdo denunció el pasado 25 de septiembre “los diezmos que tienen que pagar los constructores cuando realizan una obra”.
 
El concepto que usó fue preciso: “diezmo”, pero a la hora de explicar ese “pago” dijo: “Nada más de diezmos hay que pagarle a todos los de la Secretaría (de Comunicaciones del estado, Secom) para que te muevan un papel para uno u otro lado de 4 a 5 mil pesos”. Pero no paró ahí: fue más clara: “"Ahora la modalidad es que te piden boletos para Cancún y entonces les compras 4 boletos, que son 5 mil pesos y ellos van y los cancelan y se quedan con el dinero, eso es lo que sufren los constructores, hay que pagar por trabajar", dijo a la reportera Alicia Aguilar Guevara de alcalorpolitico.com.
 
Finalmente se trata, sin duda, de un acto de corrupción, sea “diezmo” o “extorsión”, pero el diezmo, en los sótanos, en las alcantarillas de corrupción oficiales, es el pago de una cuantiosa cantidad de dinero a cambio de la asignación de contratos en forma directa, sin licitación o con licitación pero arreglada; se sabe que se exige un porcentaje de 10, 15% del costo total de la obra que implica millones de pesos en la que todos salen ganando incluido quien adjudica la obra. Lógicamente, no hay factura, no hay recibo, por eso el dinero de ese porcentaje va a parar a donde uno quiera imaginar.
 
Por eso creo que Leonor estaba hablando de un acto de corrupción de empleados menores, poquiteros, de una verdadera extorsión en forma disfrazada, y resulta sorprendente que hasta la fecha ni en la propia dependencia ni en la Contraloría General del Estado se dijo ni se ha dicho que se investigaría ni que se investiga o que se investigará. O sea, impunidad total no obstante la denuncia pública de una mujer insospechable, ex funcionaria.
 
Cuando hablé con ella, fechas después, antes de emprender un viaje al extranjero del que acaba de retornar, como pensé que se trataba de boletos de avión para Cancún, me aclaró que no, que se trata de boletos de ADO. “Te piden que les compres boletos de ADO en efectivo porque si lo haces con tarjetas de crédito ya no te devuelven el dinero, sólo te lo pueden transferir de fecha. Por eso van ellos luego y los cancelan y se quedan con el dinero. Pero eso te pasa en cada ventanilla”.
 
Sin duda, se trata de una forma de corrupción “blanca”, en la que los empleados o funcionarios menores no piden ni reciben dinero en forma directa sino a través de “favores”.
 
Cuando platiqué con la empresaria no quiso responsabilizar al secretario de Comunicaciones, Raúl Zarrabal Ferat. “Yo creo que él no está enterado. Es que heredó mucho personal maleado. En cambio, no nos pasa lo mismo con Montiel (Marcelo Montiel), en la Secretaría de Desarrollo Social, ahí las cosas se hacen bien, limpias y en forma rápida y es que él sí pudo poner a su propio personal”.
 
De la Miyar se lamentó que de esa forma se manche a la administración del gobernador Javier Duarte. “No se lo merece. Así no se le ayuda. Es un buen muchacho. Me consta que trata de hacer bien las cosas. Es más, no me lo preguntas pero nosotros sí estamos de acuerdo en la bursatilización porque ese dinero se destina a obras, con ello podemos contratar personal, crear fuentes de trabajo”.
 
Pero lamentó que se les castigue con ese “diezmo”. “La verdad, ya no aguantamos”.
 
La denuncia ahí está. Una frase muy usada por el ex gobernador Miguel Alemán Velasco es que “quien no ve lo chico, no ve lo grande”. Esto es, un día sí y otro también se maneja en la prensa que el titular de la Secom, Zarrabal Ferat, se perfila como viable candidato a la presidencia municipal de Boca del Río, pero si el joven no es capaz de detectar o de enterarse de lo que están haciendo mal sus subalternos, qué se puede esperar si llega al Ayuntamiento de uno de los municipios más importantes del estado por la fuerte cantidad de recursos que maneja. ¿Es que no se informó, nadie le informó o no se dio por enterado de la denuncia pública de Leonor de la Miyar?
 
Pero sorprende también que ni siquiera en actos de corrupción de gente menor la Contraloría dijo ni ha dicho nada cuando más se requiere tener limpia la casa y la imagen de la administración estatal pues se está a solo unos días del Segundo Informe de Gobierno.
 
La denuncia ahí está. La mala imagen oficial entre los constructores también. Y por cualquier cosa.
 
De política
 
Se viene manejando en los medios políticos que el futuro líder de la fracción priista en el Congreso local para la próxima Legislatura podría ser o Alberto Silva Ramos o Salvador Manzur Díaz, quienes, claro, dejarían primero las alcaldías de Tuxpan y Boca del Río, respectivamente. Se sabe que ambos tienen cercanía con el gobernador Javier Duarte, algo que cuenta mucho. Pero hay otra corriente que empuja fuerte para que llegue como diputado local plurinominal el profesor Juan Nicolás Callejas Arroyo y entonces se perfilaría también para el cargo, que ya ha ocupado, pues la maestra Elba Esther Gordillo con su reelección conserva su fuerza y ahí daría una muestra de ello. Aguas.
 
Casó el sábado en Cuernavaca un hijo del ex diputado federal del PAN por el distrito de Coatzacoalcos pero también ex distinguido síndico y ex diputado local priista, Rafael García Bringas, conocido médico cirujano oftalmólogo de la ciudad, y a la boda de su vástago acudió un buen número de tricolores encabezados por el alcalde Marcos Theurel Cotero y su esposa Guadalupe Félix Porras, hija de la dirigente estatal de la CNOP Guadalupe Porras David. Ese podría ser el principio del fin. El terreno podría estarse abonando. Si bien tanto Rafael como otro “panista” y ex distinguido diputado local priista Gonzalo Guízar Valladares andan calientes trabajando desde hace un buen rato en las colonias del antiguo Puerto México en sus aspiraciones de ser candidatos a diputado local y a la alcaldía por el blanquiazul, a ver si no en una de esas se acuestan panistas y amanecen priistas de nuevo y reciben la bendición tricolor para ser sus abanderados. Carlos Brito Gómez y Héctor Yunes Landa encabezarían el apadrinamiento y los traerían de regreso a su cuna de origen, pues, según se asegura, darían el sí, máxime cuando el futuro político está en el Revolucionario Institucional con Enrique Peña Nieto en la Presidencia. Todo es posible. Todo puede ser. Hasta que no se cumpla también. Pero aguas también.

Columnas recientes