Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

• Moreira y Sicilia, ¿es posible? • Eruviel y Twitter

Campos Eliseos

Por: Katia D'Artigues

26/10/2012

alcalorpolitico.com

Perder un hijo le cambia la vida a cualquier ser humano. Y eso es lo que parece que le está pasando al ex presidente del PRI y ex gobernador de Coahuila, Humberto Moreira, tras el asesinato de su hijo, José Eduardo.

Ayer amanecimos con una entrevista en Vanguardia, que para allá señala: el ex gobernador se ha transformado, como lo adelantó el obispo de Saltillo, Raúl Vera.

Lo que dice lo hermana con los muchos padres y madres de hijos que han muerto en esta guerra contra la delincuencia. Escucharlo o leerlo, a ratos —haciendo referencias a la Biblia, que conoce, diciendo que “Dios perdone” a los que lo critican— lo hermana con Javier Sicilia, quien sí, también le escribió una amorosa carta pública este pasado domingo en Proceso.

—Yo invitaría a quien quiera escuchar, a quien tiene el mismo dolor que yo, vayamos buscando que llegue ya la paz, ¿no?..., ¡ya fue mucho! —dice, no Sicilia, sino Moreira.

Tienen caminos distintos, pero ahora son protagonistas de un mismo dolor. Él, por lo pronto, dice que quiere ser “solidario con sus pares, como uno más ponerme a sus órdenes”. Que, como Sicilia, lo que busca no es venganza, sino justicia.

Será coadyuvante en la investigación de la muerte de su hijo, como lo hizo Isabel Miranda de Wallace. Y, por lo pronto, desde su visión sin duda muy informada arremete no sólo contra los autores materiales, sino contra aquellos que han permitido este nivel de delincuencia.

—Cerdos, pónganse a temblar… —dice con ojos enrojecidos, según Vanguardia, cuando habla de todos aquellos que por hacer negocio con el narco permiten que compren armas y que maten.

“Se la dan de santones aquí en el pueblo, en el estado… se codean con la sociedad, se han hecho millonarios a partir de su trato con los narcotraficantes. A esos los quiero ver en prisión”.

No da nombres ni muchos datos por el momento, pero dice que podría darlos. Habla de empresarios, sobre todo en la región carbonífera del estado.

“Mira, cuando te pasa algo como lo mío, ya las aspiraciones políticas, esas cosas, quedan en un quinto plano, pasan a un tema no relevante para uno; lo que quiero es que se haga justicia, como todos los padres, no nada más a mi hijo, que quede bien claro, de todos”.

La vida y sus pesadillas —no sólo la política— podrían volver a hacer extraños compañeros de causa.


Eruviel Avila y su Twitter. Las redes sociales están para quedarse y con el acceso a internet —que tarde o temprano se considerará un derecho humano— términos como e-gobierno no se irán. Y sobre ello es bien interesante ver cómo algunos gobiernos ya se están poniendo las pilas en este sentido.

Esta semana fui a entrevistar a Eruviel Ávila, gobernador del Estado de México, y me llamó la atención que dijera que toda queja–duda ciudadana sería contestada, como una de las opciones... ¡por Twitter!

Y habla en serio. Más tarde, hablando con uno de sus más cercanos colaboradores, Carlos Aguilar, me contó que lo recibido por redes sociales dirigido al gobernador —está en Facebook, Twitter, Google Plus y Viddy, que es de videos— está dentro del esquema diario de trabajo y en serio. No sólo revisan lo que se dice del gobernador y en determinado momento toman decisiones de comunicación si es que lo amerita.

Ávila maneja su Twitter personalmente (como lo hace, por ejemplo, también el presidente Felipe Calderón y otros políticos), pero además claro que tiene un equipo concentrado sólo en redes sociales. Son como cinco personas, pero además están capacitando a sus secretarios del estado para que también sepan usarlas y tengan una persona capacitada para ello, un community manager.

De tal manera, pues, que Eruviel recibe un monitoreo de Twitter todas las mañanas, pero además reportes vía correo electrónico cada tres horas de qué se dijo y cómo se canalizó la queja, por ejemplo, y si ya está contestándose o en resolución. Si el funcionario al que le toca resolverlo no ha hecho caso, él personalmente le envía un mensaje por Blackberry chat para pedírselo.

Tan se toma en serio el gobernador del Estado de México que incluso ya están trabajando para hacerle una app para que pueda ver toda esta comunicación de manera visual y más rápida.

Es un góber tan tecnologizado que toma su iPhone y se graba, en eventos o afuera de alguna oficina, haciendo reflexiones. No siempre se suben los mensajes, pero él lo hace.

Hablando de estos temas, será interesante ver, ya en funciones, qué uso le da Enrique Peña Nieto a sus redes sociales, que también las tiene, pero no suele interactuar. Quizá es que su bautizo fue de fuego: justo cuando cometió ese famoso error de no saber citar tres libros que había leído para la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Al futuro presidente como que no le gustan mucho esas nuevas comunicaciones, pero espero equivocarme.


Cuando los medios son noticia. Gran polémica ha provocado el estreno este domingo de "Sin Filtro", un programa en ForoTV conducido por Genaro Lozano en el que también participarán estudiantes que pertenecen o pertenecieron al movimiento #Yosoy132. Antonio Attolini, que estará, uno de los líderes más visibles del movimiento jura y jura que seguirá igual y criticará a Televisa desde adentro. Emilio Azcárraga, ante la polémica, tuiteó: "Cuando abrimos, porque abrimos.. Cuando no abrimos, porque no abrimos.. Yo a favor de la apertura #SinFiltro". Habrá que verlo para opinar, sin duda. En la primera emisión.... y con el tiempo.


Y los priistas cambiaron su voto en el Senado en lo que pareció un santiamén. Habían dicho y suponíamos que estarían en contra de la transparencia sindical y a la mera hora votaron a favor de ella. Todos. Es más, todos los 128 senadores de todos los partidos.

Escuché que era algo lógico porque el Peña Nieto planteó una iniciativa anticorrupción y pro-transparencia que se contradecía con su posición en el congreso. No pueden ser pro-transparencia en algunas cosas y en otras no. Que la decisión se dio tras una plática con el Presidente, quien es ya, claro, el jefe del PRI, punto.

Interesante por lo que diría de este PRI que regresa a gobernarnos: que son sensibles a las presiones, también porque no quieren pagar precisamente ese costo político de ser acusados de ser los mismos.

Veremos ahora qué pasa de regreso en la Cámara de diputados, donde el PRI ya había dicho que no a este punto.

Ayer Manlio Fabio Beltrones decía que ya no los carrereen. Que la iniciativa preferente ya se había vuelto calabaza, es decir, que tras una vuelta en diputados y otra en senadores, había perdido su capacidad de volverse ley antes de las 12. Se tomarán todo el tiempo que se necesite para dictaminarla, dijo.

¿Es una contradicción al interior del PRI? ¿Podrían senadores y diputados del mismo partido votar en forma contraria? ¿O es sólo un pequeño darse a desear de una iniciativa preferente que al final de un sexenio los puso en entredicho? ¿No mandarlo a la congeladora pero sí que se enfríe?

Eso parece, más porque les cayó muy mal que a la mera hora a una iniciativa preferente se haya sumado la de la senadora Alejandra Barrales, la modificación al artículo 388 bis


Ayer el primer gobernador que Enrique Peña Nieto recibió solito (no en grupo) para tratar temas de gobierno y futuro para su estado fue... Javier Duarte, de Veracruz.

No es casualidad. Claro que Peña Nieto gobernará para todos --ya lo dijo en la exitosa reunión, para él, con los gobernadores perredistas-- pero tiene, como buen priista, cosas que reconocer. Veracruz fue uno de los estados que más votos le dio (otro fue el Estado de México y asistió al primer informe de Eruviel Ávila) y además Duarte, a quien él identificó como integrante del "nuevo PRI" en Tercer Grado, también fue el primer gobernador que públicamente dijo que se apoyaba a Peña cuando no era candidato.

Regresamos, por si alguien lo dudaba, al mundo priista de los símbolos, las señales.


Jorge Mendoza Garza fue nombrado Presidente de la Comisión de Defensa de la Cámara de diputados. A la instalación de la Comisión, el general secretario de la Defensa, Guillermo Galván Galván le mandó una carta felicitándolo. Sin duda que él, desde senador, estableció una relación muy cercana con las Fuerzas Armadas. El general Augusto Moisés García Ochoa, quien suena, además, para ser el próximo secretario de la Defensa, dijo a nombre de su jefe que el Ejército veía con agrado que el presidente de la comisión fuera un civil, como el jefe supremo de las Fuerzas Armadas. Interesante mensaje.

Columnas recientes