Ir a Menú

Ir a Contenido

cuentos TETRAS

Columnas y artículos de opinión

2013: duelo de titanes

Al Pie de la Letra

Por: Raymundo Jiménez

31/10/2012

alcalorpolitico.com

El penúltimo sábado de octubre, en un salón de fiestas campestre de la ciudad de Coatepec, tuvo lugar el festejo por el enlace matrimonial de la señorita Liliana Yunes Yunes, hija del senador priista Héctor Yunes Landa.
 
Contra lo que muchos analistas políticos especulaban, a la fiesta no llegaron el diputado federal Manlio Fabio Beltrones Rivera ni el senador Emilio Gamboa Patrón, poderosos coordinadores de los grupos legislativos del PRI en ambas Cámaras del Congreso de la Unión. Además de otros invitados, pues algunas mesas quedaron semivacías.
 
Los personajes que más llamaron la atención fueron, obviamente, el gobernador Javier Duarte de Ochoa; el ex mandatario estatal y fundador del partido Movimiento Ciudadano, Dante Delgado Rannauro, y el brillante abogado pozarricense Ignacio Morales Lechuga, ex procurador general de la República.
 
Trascendió que al ingresar al salón de fiestas, el ex gobernador Delgado tuvo que pasar forzosamente por una de las mesas donde se ubicaba el rector de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz (UPAV), Guillermo Zúñiga Martínez, quien a diferencia de otros atentos comensales que le acompañaban, evitó saludar al ex mandatario veracruzano.
 
Y es que entre Zúñiga y Dante existe una antigua y enconada rivalidad política desde que el primero fue presidente municipal de Xalapa en el trienio 1988-1991 y, el segundo, gobernador sustituto, cuyo poder heredado por don Fernando Gutiérrez Barrios lo usó para acotar y acosar políticamente al munícipe xalapeño, quien pudo resistir los embates del alvaradeño-cordobés gracias al manto protector del secretario de Gobernación del presidente Carlos Salinas de Gortari.
 
Sin embargo, ahora, está por reeditarse un nuevo encontronazo entre ambos adversarios, pues por el PRI se perfila como candidato a la alcaldía de Xalapa el diputado local Américo Zúñiga, hijo del rector de la UPAV, y por el partido dantista ya anda abiertamente en precampaña la señora Dulce María Dauzón, ex regidora y esposa del único legislador local del MC, Armando Méndez de la Luz, otro ex priista y ex colaborador de Gutiérrez Barrios, quien en 1995 se sumó con Dante Delgado para construir el partido político nacional Convergencia por la Democracia, hoy Movimiento Ciudadano.
 
Precisamente Méndez de la Luz acompañaba a Delgado Rannauro en su automóvil cuando a finales de 1996 el ex gobernador sustituto y ex titular de la Procuraduría Agraria fue detenido por agentes de la Policía Judicial de Veracruz en la ciudad de México, ya que por supuestas diferencias políticas personales de Dante con el presidente Ernesto Zedillo, su sucesor Patricio Chirinos ordenó fincarle responsabilidades por presuntos delitos cuya acción penal legalmente ya había prescrito.
 
Precisamente, estando aún bajo este proceso penal irregular, Delgado operó desde el reclusorio de Pacho Viejo la sucesión municipal de 1997, en la que alió su naciente agrupación política con el PRD para ganarle varias de las principales alcaldías del estado al gobernador Chirinos y al presidente del CDE del PRI, Miguel Ángel Yunes Linares, entre ellas la de Xalapa, para la cual Dante pidió se postulara a su compadre Rafael Hernández Villalpando, ex subsecretario de Gobierno y ex rector de la Universidad Veracruzana.
 
Fue la primera vez que la oposición gobernó el municipio capitalino. ¿Quién ganará ahora el próximo duelo de titanes? ¡Hagan sus apuestas!
 
MARCO CRECE
 
Es posible que como manager de beisbol, el gobernador Javier Duarte de Ochoa mande señales indescifrables para el equipo contrario; sin embargo, en su faceta de operador partidista, su línea política parece no tener confusión.
 
En Xalapa, por ejemplo, a nadie le queda la menor duda de que el candidato priista a la alcaldía capitalina será el diputado local Américo Zúñiga Martínez.
 
Para Boca del Río, luego de la inauguración del parque “Prosperidad” –un espacio público ubicado en la popular unidad habitacional Infonavit Las Vegas, que consta de casi seis mil metros cuadrados de áreas verdes y que incluye zonas de juegos, gimnasio y una pista para autos eléctricos, en el cual se invirtieron 15 millones de pesos–, quedó bastante claro que el abanderado del PRI será el ex diputado local Raúl Zarrabal Ferat, quien este sábado 27 acompañó al jefe del Ejecutivo del estado y al alcalde Salvador Manzur en dicho evento que nada tenía que ver con su presente cargo de secretario de Comunicaciones del gobierno estatal.
 
Y para la alcaldía de Córdoba, el terruño adoptivo del gobernador Duarte de Ochoa, todo parece indicar que el candidato del Revolucionario Institucional será Marco Antonio Aguilar Yunes, un duartista calado que actualmente despacha como secretario de Trabajo, Previsión Social y Productividad, el cual ha venido levantando en las preferencias electorales a partir de una reciente y efectiva estrategia que fortalecido su presencia en diversos círculos sociales de la llamada ciudad de los Treinta Caballeros.
 
Aguilar Yunes, por ejemplo, ocupó un lugar estelar en el presídium durante la instalación del Fideicomiso para la Construcción, Operación, Explotación, Administración y Mantenimiento de la autopista Córdoba-Xalapa, un evento que presidió el pasado martes 23 el gobernador Duarte acompañado del alcalde cordobés Francisco Portilla y de la munícipe xalapeña Elízabeth Morales, así como de los evidentes prospectos priistas a sucederlos, ya que ni el diputado local Américo Zúñiga ni el secretario de Trabajo tenían otro justificado motivo para ocupar tan privilegiado lugar.
 
Así que “no se hagan bolas”.
 
AUSENCIA
 
El domingo antepasado, 21 de octubre, se conmemoró en la cabecera municipal de Tlacotepec de Mejía el CXIX aniversario del natalicio del líder campesino Úrsulo Galván Reyes, fundador de la primera liga agrarista del país.
 
A este evento sólo acudieron Antonio García Reyes, dirigente del Comité Regional Campesino de Huatusco, y, entre otras personalidades de esa región central, el alcalde anfitrión Jorge García Morales y el presidente municipal de Ixhuatlán del Café, Carlos Narcizo Macizo.
 
Sin embargo fue bastante notoria la ausencia de la lideresa estatal de la CNC, Bertha Hernández Rodríguez, quien, hasta donde se sabe, goza de cabal salud.
 
¿Por qué entonces la ex diputada y ex alcaldesa de Emiliano Zapata se abstuvo de asistir a tan simbólico acto campesino?
 
Una versión que corre por los pasillos de la casona cenecista de Alcalde y García, en Xalapa, refiere que entre los líderes de esta central campesina les cayó como balde de agua caliente haberse enterado que como representante del gobernador Javier Duarte de Ochoa acudiría un funcionario menor de la Secretaría de Gobierno llamado Gregorio Arellano Sánchez, el cual no es bien visto entre los cenecistas tradicionales afines al PRI porque el sexenio pasado, junto con otros ex dirigentes regionales, dividieron a la CNC y crearon la versión “Roja” de la misma organización campesina pero con intereses políticos blanquiazules por su vinculación al PAN.

Columnas recientes