Ir a Menú

Ir a Contenido

Conaefo

Columnas y artículos de opinión

• Ebrard y Calderón: se los lleva el Metro • Las reformas pendientes

Campos Eliseos

Por: Katia D'Artigues

31/10/2012

alcalorpolitico.com

Ayer la izquierda y la derecha se juntaron sin impedimento alguno. La ocasión lo ameritaba: la inauguración de la Línea 12 del Metro, que costó unos 24 mil millones de pesos. Quién los viera hace algunos años: Marcelo Ebrard, jefe de gobierno del DF, siendo cálido anfitrión del presidente Felipe Calderón, a quien incluso agradeció el apoyo del gobierno federal para poder concluir esta obra… y claro, a los diputados perredistas que, como Armando Ríos Piter, consiguieron los recursos pese a todo.

Ambos se echaron porras en sus discursos. Calderón dijo que felicitaba la “visión, voluntad y empeño” del ya casi saliente, como él, alcalde de la ciudad de México. Ambos llegaron juntos y se retiraron juntos para hacer un minirecorrido de dos estaciones.

Calderón sabía que estaba en territorio políticamente enemigo: en medio del PRD. De su grupo, Alejandro Poiré, secretario de Gobernación; el secretario de Hacienda, José Antonio Meade; el de Comunicaciones y Transportes, Dionisio Pérez Jácome; y el subsecretario Obdulio Ávila.

El resto eran funcionarios del gobierno capitalino, diputados federales y locales del PRD, jefes delegacionales, quienes ya sin temor de ser señalados por Andrés Manuel López Obrador, aplaudieron a Calderón, como Aleida Alavez —oops— o Víctor Hugo Romo, jefe delegacional en Miguel Hidalgo.

Antes de iniciar la ceremonia, Miguel Barbosa, Pérez Jácome, Miguel Ángel Mancera y José Antonio Meade quien sabe de qué cosas hablaban porque reían… y reñían. (Oh, la diferencia que hace una sola letra)

De los más saludados fue Víctor Hugo Romo, quien no alcanzó lugar en el área reservada para ellos y quedó en el área de invitados especiales. Culpó al tráfico, pese a que llegó en motocicleta. Jesús Zambrano sostuvo amena charla con Obdulio Ávila. Eso sí, mientras Calderón hablaba, un grupo de inconformes de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México llegó a las afueras de la estación del Metro, y sus consignas se escuchaban mientras hablaba el mandatario. Hasta pareció que subió su tono de discurso. Ya con el convoy “Cuauhtémoc Cárdenas” en marcha, la comitiva presidencial sólo se trasladó en dos estaciones, de Parque de los Venados a Ermita, donde descendió el presidente Calderón.

Pero llegó el momento en que el metro comenzó su recorrido sin la presencia de Ebrard, y la más preocupada fue Rosalinda Bueso

—¡Nadie se va, falta mi marido!

En la cabina de mando, Carlos Slim tomó un momento el control del convoy, en el que iban Manuel Camacho Solís, Mancera, Armando Ríos Piter, Alejandra Barrales, un tanto escondida; Martha Delgado, Armando Ahued, Ebrard, Manuel Mondragón, Leticia Bonifaz, el embajador de Estados Unidos, Anthony Wayne, entre otros. Lo condujo por un trayecto con la asesoría de autoridades. Bueso auxilió a los fotógrafos tomando las imágenes con las cámaras dentro de la cabina de mando.

Fue en la estación Calle 11 donde se hizo, digamos, la inauguración popular. Ahí, con vecinos de la zona e integrantes de varios grupos de las corrientes internas del PRD, y ya con la presencia de Cuauhtémoc Cárdenas, el líder moral del PRD, Ebrard, Slim y Mancera cortaron el listón inaugural.


Quizá no hubo otro momento con más poder para cambiar realmente las cosas en este país que cuando perdió el PRI la Presidencia en 2000 y llegó Vicente Fox, apoyado, además, por el poder de la esperanza. Es muy triste seguir documentando las oportunidades perdidas de ese momento, que pudo haber sido clave en la historia de México y que Fox sencillamente tiró por la borda. Ahora sabemos, por la revista Este País, que en la transición Enresto Zedillo ofreció mandar una iniciativa de reforma energética y asumir el famoso “costo político”. Fox decidió no hacerlo. Lo cuenta José Luis Barros, quien era entonces jefe de la oficina de la Presidencia. Ya todo estaba planchado, como se dice… pero Fox dijo que no. En septiembre de 2005 el primer presidente panista envió su propuesta…

Calderón lo intentó durante su sexenio, no pudo. Ahora lo volverá a intentar Enrique Peña Nieto. Junto con la reforma fiscal, también batalla de pronóstico reservado. Ayer, por lo pronto, Luis Videgaray adelantó que la reforma fiscal no incluye aumentar el IVA del 16 al 22%, pero no aclaró ni desmintió lo del IVA a alimentos y medicinas. Mmm. Entonces, ¿cómo?


El próximo 3 de noviembre se cumple un mes del asesinato de José Eduardo Moreira, hijo del ex gobernador de Coahuila, Humberto Moreira, y su caso, parecería, es uno más de la ola de ejecuciones que se registran en todo el país. Leo una de las recientes entrevistas que dio, en la cual se refiere al rol que ahora le ha tocado tener en torno a este lamentable caso. Relata que la información con la que fue posible saber que los policías entregaron a su hijo a sus asesinos, le fue proporcionada por residentes de Ciudad Acuña.

--Me puse a reflexionar si tendría que solicitar un oficio, un nombramiento o una placa sin salario, pero al menos de autoridad, para convertirme en investigador y proporcionar los datos precisos, que considero, debe de ser una tarea de la autoridad.

Luego, resumió que luego de regresar de un viaje al DF, donde se entrevistó con el secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, entregó a las autoridades estatales toda la información que recabó sobre el caso.

-Si aun así quieren que me aplique más, que me den una placa o nombramiento para abocarme con la autoridad a conseguir lo que no han logrado: atrapar a los asesinos materiales de mi hijo.

Y es cierto, un padre o madre de familia hace hasta lo imposible cuando se trata de un hijo.

Leo estas declaraciones, y no sé si coincidan conmigo, pero en una situación similar han estado Eduardo Gallo e Isabel Miranda de Wallace.

Ambos, cada uno con sus propios medios, sin charola alguna, lograron la captura de quienes asesinaron a su hija e hijo respectivamente, incluso en el extranjero.

Ante las críticas vertidas por Humberto, el actual gobernador, Rubén Moreira, consideró que su hermano está en todo derecho a reclamar.

Mmmm ¿Y si escuchan también los reclamos de los familiares de los desaparecidos en esa entidad? Por cierto, el mandatario se comprometió en enero pasado a hacer un censo para tener la cifra exacta....


Cómo dice la máxima de Juanga: pero qué necesidad. Eso es lo que me pregunto al leer las declaraciones de habitantes de Nueva Jerusalén, en Michoacán.

Los seguidores del obispo Martín de Tours expulsaron a integrantes de la policía estatal que vigilaba esta localidad.

¿El argumento? Que fue una orden de la Virgen del Rosario, quien entre otras cosas, estaba molesta por el encarcelamiento de varios de los pobladores de esta zona. Me pregunto por qué metemos en estos temas a la Virgen.

Eso si, quien lo toma con un poco más de serenidad es Elías Álvarez, titular de seguridad pública de Michoacán:

-¡Hasta con eso (decisiones celestiales, pues) tiene que lidiar la Policía!. Y sí, le doy la razón.

Ah, y también la Virgen decidió que cada familia de esta comunidad debe aportar 3 mil pesos para poder pagar la fianza de Cruz Cárdenas, ex encargado de seguridad de esa localidad, y quien está detenido actualmente.


Ellos lo dijeron o ellos se entienden.

-Salimos avante, gracias a Dios: El presidente Felipe Calderón, ayer durante una gira de trabajo por Oaxaca.

-Calderón es una mala persona. No sólo es un mal gobernante, sino es una mala persona, es una gente de malas entrañas, pero ése es mi punto de vista: Andrés Manuel López Obrador, ayer durante su recorrido por los Congresos estatales de MORENA.

Columnas recientes