Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Cabos Sueltos

Por: Silvia Sigüenza

06/11/2012

alcalorpolitico.com

* Muy contrita me tiene el pensar todo lo que nos va a costar a los veracruzanos atender, como "se merecen", a cuatrocientos invitados (de peluches) más sus respectivas comitivas, que vendrán a engalanar políticamente el segundo informe de Javier Duarte de Ochoa. Quien sin duda alguna nos contará las mil maravillas que se han hecho en el Estado. Maravillas y logros que la necia realidad cotidiana de los veracruzanos de a pie, los asalariados, los desempleados, las victimas de los bajos salarios y la galopante inflación, las víctimas de la delincuencia, los nunca escuchados, los que ya no comen tres veces al día, ni siquiera dos, los que en el invierno morirán de frío, y muchos etcéteras más que ningún informe ni propaganda mediática pueden ocultar.

** Y mire usted: los señores de la Federación de taxistas comandada por Rubén Barrera Ordoñez; pide que se cierre la circulación vehicular en el centro, y que sólo se permita a al transporte público (camiones del servicio urbano, taxis y combis) que sólo ahí se hace camote la circulación, el resto de la ciudad no tiene problema. Al señor Barrera sólo la calle de Juan de la Luz Enríquez, posiblemente Zaragoza, le parece que son el centro de la ciudad. Le informo que Clavijero, Lucio, Revolución, Altamirano. Juárez, Poeta J. Díaz, J. M. Azueta, Victoria, Sayago y otras más, tienen código postal 91000, que abarca y corresponde a la zona centro; la vialidad en estas arterias es más que considerable. Y por otra parte le pregunto: ¿También se cerrará la circulación a los vehículos oficiales y a los de los empleados de peluches de los palacios de gobierno estatal y municipal? Se confirma la sabiduría popular: La lengua no tiene hueso y se va para donde quiere.

*** Y ya en el colmo del delirio y las ansias de aparecer en medios, el diputado Carvallo, se avienta la puntada, peligrosa y atentatoria a la privacidad de los hogares y domicilios particulares, con su iniciativa de ley para evitar la proliferación del mosquito que provoca el dengue. Iniciativa con fuerte olor Hitleriano que acompaña lo anterior con el uso de la fuerza pública. La iniciativa de Jorge Carvallo, amén de los desatinos señalados, hace pensar que la Secretaría de Salud no cumple con sus deberes.

**** Y la tan inquieta como burda en sus maniobras públicas Elizabeth Morales García, envía a este medio, una persona que en la sección de este medio que recibe denuncias ciudadanas, para que solicite que se derribe el emblemático Árbol que da su hermosa fisonomía a la Plazuela del Carbón, a la cual los jalapeños también llamamos, El Árbol. Da pena ajena que Reynaldo Escobar Pérez, pese a todos sus desacatos y desatinos, se haya ocupado de revivirlo y dejarnos esa belleza que nada tiene que ver con la Araucaria que nos dejó el Calígula de Nopaltepec y que nos costó una billetiza que cobró Sebastián, el amigo de Rosita Borunda.

***** Y miren ustedes que en eso de tomarnos el pelo y hasta la cabellera completa, la señorita Presidente Municipal, se pinta de colores y sin ayuda; adornarse con eso de no permitir el paso de unidades pesadas por la Avenida Lázaro Cárdenas. Es un tramo federal y ahí se cocina muy aparte. Ya Reynaldo trató de implementarlo, lo logró durante una semana y después. Ya lo vimos y lo vivimos. Eso de poner horarios, es una falacia más.

****** En Protección Civil no bailan mal las jotas aragonesas. Para escalar las montañas, y evitar los mortales accidentes que se han registrado, lo pertinente y elemental es: poner una caseta al inicio de la montaña y dar al alpinista o aspirante a serlo, un manual con las indicaciones pertinentes. Y en su caso tener guías profesionales. Aseguraría vidas y dejaría una lana al Estado.

******* Hay situaciones y casos en la política, en que más vale ignorar que subirse al ring.

Columnas recientes