Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Cuatro años para hacer negocios

Apuntes

Por: Manuel Rosete Chávez

08/11/2012

alcalorpolitico.com

“Como a la tierra, a las mujeres
hay que abonarlas y trabajarlas”
Salvador Arellano (diputado del PRI)
 
CUATRO AÑOS
PARA HACER NEGOCIOS
 
Abrumados por la esperanza de un prolongado golpe de suerte, cientos de priistas se aprestan a dar la batalla por las presidencias municipales y los demás puestos edilicios, que se disputarán el próximo año. Y es que imaginamos todo menos que están dispuestos a sacrificar cuatro años a sus familias, iluminados por el fervor de servir a sus coterráneos.
 
En apariencia, las condiciones se les presentan favorables para lograr sus propósitos. Gobierna el estado su partido, el mismo que gobernará –a partir del 1 de diciembre– el país entero. De manera que no hay mal que por bien no venga. La dura campaña y, al triunfo hipotético, la entrega al trabajo público, alejado de las mieles del hogar apacible, se verá recompensado con cuatro años de vivir del erario.
 
No piensan solo en los pingües salarios y en las prestaciones abultadas. La docilidad insultante con que han actuado los órganos de fiscalización les ofrecen un amplísimo abanico para los negocios personales que les permitirán vidas alejadas de las penurias de un político pobre, para convertirse en prósperos millonarios, dispuestos a la vuelta de los años a volver a intentar la pelea por el puesto que ahora dura casi un sexenio.
 
El fervor con que cientos de militantes se mueven con enjundia para acaparar los reflectores mediáticos y las simpatías institucionales no va de la mano de un interés por lograr el progreso de sus comunidades. La ampliación del período constitucional en los mandatos municipales hace presa de ellos, observan con deleitación cómo se expande el horizonte para hacer negocios personales a trasmano, invierten recursos propios y ajenos para lograr su propósito y hacen cálculos sobre cómo pagarán favores que les permita su propósito.
 
Por desgracia, colateralmente a la ampliación del período de gobierno, la ley no otorga a las comunidades la posibilidad de evaluar el desempeño de sus gobernantes. Si con las gestiones trianuales, al cumplimiento de los primeros dos años de gestión, los pobladores que sufrían malos gobiernos les quedaba la esperanza de que un año más y salía el alcalde pésimo o ladrón (o ambas cosas), ahora, con cuatro años, verán cómo las administraciones locales se endeudan, los gobernantes se enriquecen y las comunidades se rezagan, sin contar con mecanismos que les permita detener el latrocinio.
 
Señalamos a los priistas, pues son los más entusiasmados y esperanzados, pero lo mismo acontece en los demás partidos. En algunos municipios, el PAN tiene números en mano para imaginar victorias que les permita beneficiarse igual que los priistas. En otros, la izquierda sueña con al menos lograr regidurías.
 
El único fantasma en este esplendor prometido es el pueblo, y no tiene forma de rectificar el rumbo.
 
LA PROSPERIDAD DE YUNES
 
Pues a Miguel Ángel Yunes Linares le asestaron un tremendo golpe en los medios nacionales, ya que el diario Reporte Índigo reveló, y según el reportaje tiene los documentos que lo comprueban, que posee propiedades por más de 400 millones de pesos que no aparecen en ninguna parte de su declaración patrimonial; y tan sólo de 2010 a 2012, según el rotativo, el dos veces excandidato a la gubernatura de Veracruz y su familia adquirieron 50 millones de pesos en terrenos, departamentos y construcciones.
 
Ya hace unas semanas otro diario nacional, Reforma, había publicado las fotografías de la mansión de su hijo, Miguel Ángel Yunes Márquez, valuada en 30 millones de pesos, que contaba con muelle personal, garaje para siete autos, dos albercas, sala de cine, ocho baños con jacuzzi, pisos de mármol de carrara y vidrios blindados en las numerosas habitaciones.
 
Pero ya vimos que se queda muy pero muy corto a lado de su padre, pues Reporte Índigo entregó una amplia lista de propiedades, que hacen parecer una choza de cartón a la mansión de su hijo.
 
Ahí le va: un condominio de 45 millones de pesos en Alvarado; una casa en la Ciudad de México en el Pedregal, de 30 millones de pesos, una casa habitación en Coatepec, Morelos, con valor aproximado de 15 millones de pesos, un yate denominado Ulúa, con valor de 2 millones de pesos y una lancha para ski acuático, de 900 mil pesos. Departamento de lujo Miami, de un millón de dólares, gasolineras en Coatzacoalcos, Córdoba, Cosamaloapan y Cuitláhuac con un valor aproximado de 60 millones de pesos.
 
Pero espere, hay más: Departamento de lujo en la exclusiva Quinta Avenida de Nueva York, con un valor aproximado de 2 millones de dólares, el rancho Santa Gertrudis ubicado en Tres Valles, de 2 millones de dólares; Mirafe, empresa de servicios informáticos, valuada en 10 millones de pesos; con su primo César Yunes Landa, son copropietarios de la empresa de bienes Kryztal, en Veracruz, estimada en 5 millones de pesos; su Seguritex, dedicada a seguridad portuaria, vale 3 millones de pesos.
 
¿Ya se cansó? Sólo unas pocas más: rancho La Fermina, ubicado en Tierra Blanca, con 400 hectáreas, valuado en 3 millones de pesos, y residencias en la Ciudad de México (Coyoacán) y terrenos en Xalapa, Cancún y Costa de Oro con un valor aproximado de 25 millones de pesos.
 
Y según el diario, ninguna de estas propiedades están asentadas en su declaración patrimonial, ya que sólo declaró 450 mil pesos en obras de arte, una lancha Tiara Sovran 4400 valuada en 2 millones de pesos, y muebles y enseres domésticos por 214 mil pesos y en el renglón de inversiones declaró un total de poco más de 5 millones de pesos.
 
Ya lo dijo claramente Honoré de Balzac y Mario Puzo lo plasmó en su apoteósica novela El Padrino: “Detrás de toda gran fortuna hay un crimen”.
 
TRANSICION TERSA
 
Para diversos especialistas, la transición de gobierno entre el presidente Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto es tersa y centra objetivos en lograr los acuerdos necesarios y no en provocar conflictos o zancadillas.
 
Coincidieron en que también hay una transición suave y operativa —por primera vez en la historia reciente— entre el presidente de la República electo y el jefe de gobierno del Distrito Federal.
 
José Antonio Crespo, politólogo del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), aseguró que a Felipe Calderón y a Peña Nieto les conviene tener una relación civilizada en la transición del poder, pero al mismo tiempo alertó si detrás no exista algún arreglo entre ambos mandatarios para brindar una presunta “impunidad” a Calderón.
 
Consideró que es bueno para el país que haya una relación cercana, debido a que no contribuyen en nada las rivalidades o las zancadillas, “ya lo vimos con Fox y López Obrador”.
 
SOBRE LAS GUARDERIAS
 
La Senadora de la República, Diva Hadamira Gastélum Bajo, exhortó de manera urgente y obvia resolución al Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social, a establecer mesas de diálogo de manera inmediata con la Asociación Nacional de Guarderías, para atender los contratos de prestación de este servicio y la situación actual que viven las guarderías en el país.
 
Al respecto, la legisladora explicó que en el mes de diciembre próximo se renovarán los contratos de prestación de servicios de guarderías, con una gran incertidumbre por las enormes exigencias que solicita el IMSS a los prestadores de servicio, que se cambian constantemente y exceden los principios de salvaguardar la integridad de los menores.
 
Gastélum Bajo, señaló que en la actualidad corren el riesgo de dejar de funcionar aproximadamente 200 guarderías que se ven imposibilitadas a seguir adelante por la falta de certidumbre jurídica y las enormes exigencias por parte del Instituto Mexicano del Seguro Social, lo que significaría “dejar sin este servicio a 30 mil menores, además afectar a las madres de familia de los niños y niñas que requieren de tan vital servicio”, subrayó la senadora.
 
La legisladora del Partido Revolucionario Institucional, indicó que la autoridad lleva tres años “solicitando, cambiando y requiriendo según su criterio y libre albedrío, requisitos que ha propiciado una inestabilidad en la relación contractual”.
 
REFLEXIÓN
 
Muy alentador el anuncio que hace el presidente Enrique Peña nieto en el sentido de atacar los motivos de la violencia; eso quiere decir que la miseria, el desempleo, los rezagos sociales, los bajos salarios y otras plagas serán motivo de atención de su gobierno. Vaya.
 
Escríbanos a [email protected] [email protected]

Columnas recientes