Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

¿Frescura o experiencia?

Prosa Aprisa

Por: Arturo Reyes Isidoro

08/11/2012

alcalorpolitico.com

"Donde hay poca experiencia hay mucha frescura": frase de Johan Cruyff, futbolista holandés asesor del equipo Chivas de Guadalajara, quien dijo que es más rentable utilizar la cantera que contratar a futbolistas externos. El argumento del ex estrella del Ajax de Amsterdam: sabes lo que tienes, jugadores educados y trabajados.
 
¿Aplicaría esto para la política? ¿En el servicio público sería preferible y rentable la frescura a la experiencia? ¿Ante los cambios que vienen, el entrenador del equipo de la Prosperidad jalará de la cantera o contratará a externos con experiencia? ¿Dónde quedó la mayoría de los famosos “jóvenes de la Fidelidad” que enlistó en un “libro” Ramírez?
 
Podría ser que, aparte, el Sir Alex Ferguson de la oncena local cambie de posiciones a algunos elementos para reforzar defensa, contención y ataque; que, si sucede, habría que ver si se adaptan y rinden lo que se espera de ellos. Que de todos modos, la banca está llena.
 
***
 
Miguel Herrera, el famoso “Piojo”, entrenador del América, le dio la razón a la directiva de Pumas que cesó recientemente como entrenador a Mario Carrillo, ex entrenador también del América, quien se quejó que le querían imponer jugadores.
 
“En el futbol, como en todo lo demás, el que paga, manda… Cualquier directivo o, más bien, dueño de un equipo, puede decir que quiere en su grupo a un jugador en especial, para eso invierte su dinero… Y también nosotros no podemos hacernos los fuertes y decir, ‘no, no, no, a mi equipo lo dirijo yo', porque no es tu equipo, es el equipo que te dieron para dirigir y a fin de cuentas los argumentos más válidos dan resultados con lo que estás haciendo".
 
El que paga manda… como en todo lo demás. ¿También en la política? Cuánta verdad encierran las palabras del tormentoso ex jugador que se hacía expulsar fácilmente por broncudo, porque no estaba de acuerdo o porque no se dejaba.
 
Triste realidad. Ni el deporte escapa a esta terrible sentencia: el que paga manda. Por eso los jugadores, así sea el más brillante, se aguanta y aguanta muchas cosas que van contra su convicción. Para eso te alquilas, se complementa.
 
***
 
Pero uno de los entrenadores que siempre me han caído bien es José Luis Sánchez Solá, mejor conocido como “Chelís”.
 
Éste, como los otros estrategas que he mencionado, tiene su muy peculiar punto de ver las cosas, su propia filosofía. Y a juicio mío no andan mal, o por lo menos ponen a pensar, u ofrecen ideas.
 
En septiembre pasado, el ex técnico de Puebla, ahora del Correcaminos, de Tamaulipas, hizo un llamado a la población a recuperar su ciudad (Ciudad Victoria), que para nadie es un secreto que en general toda esa entidad es víctima de la violencia a causa del crimen organizado.
 
El pelón (él sí está completamente calvo, a diferencia mía que lo estoy a medias), en declaraciones al suplemento “Cancha” del diario Reforma, hizo una analogía entre una escena que había tenido lugar unos días antes, cuando los aficionados que no abandonaron el estadio lo insultaron por ir perdiendo 4-1 contra Tijuana (al final empataron a 5 y ganaron en penales), y la situación que vive ese Estado.
 
"Es una sociedad que ya está totalmente arrinconada, no sale, no hay gente en la calle, no hay lugares dónde ir, no hay coches buenos en la calle, como que ya renunciaron a su ciudad, cada quien agarró su 'nichito', ya cedieron la ciudad”.
 
Agregó: "Yo les grito desde mi pequeño ladrillo que hay que tomar la ciudad y las ilusiones y de nuevo esto, esto es de ellos". Correcaminos ha sido un equipo protagonista del actual torneo.
 
"Agarra un periódico de 2012 y dime 2 noticias buenas de Tamaulipas: que le ganamos al América y que ayer hicimos el partido perfecto (le acababa de ganar 4-1 al equipo de Tijuana), todas las demás son puras tragedias: si lo de Pemex (el incendio en una refinería), que se escaparon de la prisión, agarraron 40 cabezas, si se mataron acá...”.
 
Y entonces remató con algo que encierra mucha filosofía, mucho sentido común sobre la realidad que viven en Tamaulipas, en Ciudad Victoria, pero que es aplicable a cualquier otro lugar del país:
 
"El futbol no es la solución mundial, pero sí puede poner un granito de arena. Desde el principio les dije, aquí no hay campeonatos ni ascensos, hay un equipo que les va a agradar y hacer olvidar todos sus problemas, no lo aceptan, de un plumazo quieren estar en la Primera División, no se puede porque tampoco de un plumazo pueden pasar de una sociedad reprimida a una totalmente libre. Por eso llevan 17 años sin lograr nada (en lo deportivo) porque no creen en nadie, en esta ciudad nadie cree en nadie".
 
El Chelís puso el dedo en la llaga. Cuán grave es cuando una sociedad pierde la fe, la confianza, la credibilidad. Por eso se tiene que trabajar todos los días, en todo momento y en cualquier espacio, incluido el de un equipo deportivo, por fortalecer la credibilidad (que trae aparejada la confianza) cuando se tiene, por recuperarla cuando se ha perdido o por buscarla cuando no se encuentra.
 
En ése botón de muestra, alguien que se supondría pensar que finca su éxito en los pies, en las patadas, lo tiene muy claro en la cabeza, en su cabeza: nunca hay que renunciar a lo que es de uno, a sus creencias, a sus convicciones, a sus derechos, a sus bienes, a sus patrimonios, a sus espacios, a sus aspiraciones, a sus sueños, a sus ilusiones.
 
Obstáculos siempre los va a haber y se los va a encontrar uno o se los van a poner en su camino, en su vida diaria, en su empeño profesional. La clave, como dice el Chelís, está en no ceder, en no entregar, en no arrinconarse, en no claudicar. Riesgos siempre los va a haber y los hay en la vida. Pero vale la pena correrlos y enfrentarlos si de por medio está la vida plena, el desempeño en libertad, el crecimiento profesional, el disfrute, una vida mejor en sociedad y en especial en familia.
 
Cuánto tenemos que aprenderles a estos señores que llevan una vida de la patada. Filosofía futbolística pura, que emana del populacho, del pueblo, el del grito, el del alarido. Cuánto tenemos que aprenderles si, con humildad, queremos hacerlo.
 
***
 
El pasado martes cumplió seis años de estar al aire el programa "Oye, lee y dile", el espacio radiofónico de la Editorial de la Universidad Veracruzana donde se comenta y platica con los autores de los libros publicados por la máxima Casa de Estudios. La conducción corre a cargo de los buenos amigos y compañeros de trabajo Germán Martínez Aceves y Liliana Calatayud, y la realización técnica es de Julio Fuentes. Ha habido programas que han sido verdaderas cátedras impartidas por los autores de los libros. "Oye, lee y dile" se transmite los martes a las 18:00 horas en Radio UV en el 1550 de AM o en www.uv.mx/radio/vivo.html. Felicito a mis compañeros, le deseo larga vida al programa y les agradezco porque me han distinguido ya que también me han invitado a ir a comentar libros. Toda una experiencia.

Columnas recientes