Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

•Los cambios del PRI •Poiré y “La invasión de las ratas”

Campos Eliseos

Por: Katia D'Artigues

13/11/2012

alcalorpolitico.com

Mientras más se acerca el 1-D, el cambio de poder, poco a poco va tomando forma cómo será el próximo gobierno del PRI en Los Pinos. Su regreso al poder. Por lo pronto parece ser que sí harán cambios estructurales en diversas secretarías.

Uno de ellos, quizás el más importante, sería volver a hacer de Gobernación una súper-secretaría, como en los tiempos priístas. De entrada, desaparecerían la Secretaría de Seguridad Pública, que se convertiría en sólo una subsecretaria, la del Interior, y estaría adscrita a Gobernación. A su cargo quedaría también la “Gendarmería Nacional”, es decir, otra manera de decir —pero con tintes francófonos— Policía Nacional. Gendarmería. Mmm. Espero que el gobierno de Enrique Peña Nieto recuerde que no basta con llamar a las cosas diferente para que cambien. Pero no es el único cambio. Como se esperaba, propone la desaparición de la Secretaría de la Función Pública —antes Contraloría— que se transformaría en la tan mencionada Comisión Nacional Anticorrupción, con mayor margen de maniobra y que no sancionaría desde el Ejecutivo al Ejecutivo… Ya ve que, la verdad, de poco ha servido. ¿Cuántos años hemos escuchado que ya van a pescar peces gordos y sólo a charales llegamos?

La que se niega a morir sexenio tras sexenio es la Secretaría de la Reforma Agraria, cuyas atribuciones se modificarán. ¿Alguien le recuerda alguna acción trascendental en este sexenio? ¿El nombre de su titular? Para no dejarlo con la duda se llama Abelardo Escobar Prieto y lleva más de seis años en el cargo. Deberíamos darle un premio al funcionario más discreto del país.


Cuando acabe el sexenio, Alejandro Poiré, secretario de Gobernación, dice que aún no sabe qué va a hacer con exactitud. Quizá escribir un libro, ha dicho. Tras leer una entrevista en La Jornada, le veo futuro de guionista de una película de terror.

¿Recuerda que llevamos este sexenio escuchando una y otra vez la metáfora del paciente con apendicitis que al abrirlo estaba infestado de cáncer para referirse a la decisión súbita de iniciar la guerra contra la delincuencia organizada? Bueno, Poiré lo supera. Sus palabras:

—Es como si hubiéramos entrado a una casa y nos hubiéramos dado cuenta de que los cimientos estaban verdaderamente infestados de ratas. Y es que esas ratas no sólo estaban en los cimientos, sino que de pronto nos salían por las puertas, se nos aparecían en las camas, en el clóset, en la cocina, y cuando abrías tu refrigerador ya se lo habían comido todo y si ibas al cuarto de tus chamacos, pues ya estaban ahí (las ratas), durmiendo encima de ellos. Auguro un éxito de taquilla.


Por otro lado está la voz de las víctimas. O de los y las que los han acompañado. Uno de ellos es el obispo Raúl Vera, quien expresa una dura opinión sobre el sexenio de Felipe Calderón:

—Desde que tengo uso de razón, el más inmisericorde, el más cruel presidente que hemos tenido ha sido este señor. Ha hecho las cosas más crueles contra este país.

Sobre este tema, falta ver las reacciones de los familiares de las víctimas una vez que se inaugure el memorial dedicado a ellas en la zona colindante con el Campo Marte. Algunos de los activistas, como Isabel Miranda de Wallace, están a favor; mientras que para otros, como Eduardo Gallo, es un acto un tanto incongruente por parte del gobierno federal.

Por cierto, ¿ya escucharon el spot dedicado a las Fuerzas Armadas que participan en la estrategia contra la delincuencia organizada? ¿De quién fue la idea de la frase “gracias por hacer de este un sexenio valiente”?


Ahora es el senador Ricardo Monreal quien se va más allá de las fronteras. No, no se va del país, sino que acudirá a la Corte Interamericana de Derechos Humanos para denunciar, entre otras cosas, las anomalías registradas en las elecciones presidenciales de julio pasado.

Vía correo postal certificado, mandó un expediente de 89 fojas. Se queja principalmente de la falta de herramientas jurídicas en nuestro país para denunciar este tipo de situaciones. Considera que con ello se viola el derecho a “la protección judicial”, y de esa manera a tener la posibilidad de poder solicitar la anulación de elecciones, cuando se registren violaciones. Ojo: lo que está pidiendo es que desde allá le digan al Estado mexicano —es decir, a él mismo como legislador, integrante del Poder Legislativo— que es necesario que esto se garantice.

A esta controversia, que apenas está por iniciar, y a la que se sumará otra demanda de varios partidos de izquierda, hay que añadir que justo ayer inició la destrucción de las boletas electorales presidenciales utilizadas este mismo año.


Me sigue sin caber en la cabeza. ¿Cómo puede un niño morir en una sala de cine por una bala perdida y que nadie hayamos hecho nada? Es más, ¿cómo es posible que Cinépolis se enteró hasta que la nota salió en un periódico y provocó revuelo en redes sociales?

Esa es la historia. El pasado 2 de noviembre, hace ya 10 días, Enrique Cuacuas llevo a sus dos hijos menores de edad a ver "Ralph, El demoledor". De pronto, él escuchó un zumbido y posteriormente su hijo Hendrik comenzó a presentar convulsiones.

Solicitó apoyo a los empleados de ese cine, y en un auto lo trasladaron al Hospital de la Comunidad Europea. Murió dos días después en otro hospital: el Dalinde.

Apenas ayer Cinépolis emitió un comunicado en el cual, detalla que durante el traslado del menor al nosocomio, "en ningún momento se habló de una detonación de arma de fuego".

Lo cierto es que es un caso demasiado extraño, más tratándose de un menor. ¿Quién ha revisado las cámaras de seguridad? ¿No hubo testigos? ¿Cuántas personas estaban en la sala cinematográfica y no protestaron?

Lo cierto es que la procuraduría capitalina tiene este triste caso en la Fiscalía de Homicidios. Ayer por la noche se dio a conocer que la sala donde ocurrió este lamentable hecho fue asegurada por las autoridades de la PGJDF. Desde aquí les envío a los padres de Hendrik mis condolencias y un abrazo.


Ellos lo dijeron:

-Tenemos que preservar la unidad de las fuerzas de izquierda, ante las derechas. Tenemos que preservar por un compromiso con la República, aun cuando haya diversas expresiones partidistas, la izquierda debe ir unida a las elecciones: Arturo Núñez, en un mensaje frente Andrés Manuel López Obrador.

-Son un regalo de mi papá, se los estuve pidiendo un buen, así de por favor, por favor, cómpramelos. A veces el pobre sufre un buen al ser papá de tres mujeres, pero no le queda de otra: Sofía Castro Rivera, hija de Angélica Rivera y José Alberto Castro, al ser cuestionada sobre sus zapatos Louboutin, que cuestan 895 euros, unos 15 mil pesos aproximadamente.

Columnas recientes