Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Andrade, ¿rector de la UV?

Al Pie de la Letra

Por: Raymundo Jiménez

14/11/2012

alcalorpolitico.com

Dentro de un año, exactamente, habrá terminado la gestión de Eduardo Andrade Sánchez como diputado a la LXII Legislatura local, en la que el priista acaba de ser reelecto por tercera ocasión como presidente de la mesa directiva.

Y, como buen político previsor, cuentan que el ex senador y ex procurador general de Justicia del Estado ha comenzado a otear las oportunidades que podrían dársele el año entrante en el horizonte no sólo de la administración pública estatal sino también en el ámbito universitario.

Algunos de sus compañeros en el Congreso local comentan que Lalo Andrade les habría confiado su pretensión de buscar la Rectoría de la Universidad Veracruzana, pues en agosto de 2013 concluye la segunda gestión del actual rector Raúl Arias Lovillo, quien de acuerdo a los estatutos ya no puede reelegirse de manera consecutiva para un tercer periodo más.

Lo que habría que ver es si el diputado local del PRI, quien desde 1976 ha sido profesor de la Facultad de Derecho de la UNAM y donde también fue Abogado General de la máxima casa de estudios del país entre 1985 y 1987, cumple cabalmente con todos los requisitos que para ser Rector de la Universidad Veracruzana exige el Artículo 37 de la Ley Orgánica de la UV.

Del primero, “ser mexicano por nacimiento”, obviamente no existe ninguna duda. En cuanto al segundo, “ser mayor de treinta y menor de sesenta y cinco años de edad, al momento de su designación”, seguramente generaría polémica su interpretación ya que el 29 de julio de 2013 Andrade cumplirá el máximo límite de edad.

Respecto al tercer requisito, “tener cuando menos cinco años de servicio docente, de investigación o de difusión de la cultura y extensión de los servicios (…)”, el jurista nativo del puerto de Coatzacoalcos podría salvarlo amparándose en el condicionante estipulado de que “preferentemente” fuese en la Universidad Veracruzana.

Y es que de acuerdo con su propio currículo, este abogado egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México sólo impartió la asignatura de Derecho Constitucional en la UV de 1993 a 1994. En cambio, durante más de 30 años ha sido profesor de la Facultad de Derecho de la UNAM, primero como profesor de la asignatura Teoría General del Estado (actualmente Teoría del Estado), y después también de Ciencia Política (actualmente Teoría Política). Más recientemente, desde principios de 1995, imparte la cátedra de Derecho Constitucional, donde además ha dado clases de Derecho Parlamentario.

Actualmente imparte cursos de postgrado de Derecho Constitucional y Ciencias Políticas en el Colegio de Veracruz (Colver) y en la Universidad de Xalapa, que es una institución educativa particular.

En cuanto a los dos últimos requisitos estipulados por la Ley Orgánica de la UV –“haberse distinguido en su especialidad” y “poseer título de licenciatura y preferentemente haber realizado estudios de posgrado, y publicado obra en el área de su especialidad”–, el diputado Andrade, quien obtuvo un doctorado en Ciencia Política con Mención Honorífica por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, parece cumplirlos de manera sobrada.

Su producción editorial ha sido prolífica. Es autor, por ejemplo, de varios libros de texto: “Introducción a la Ciencia Política”, “Teoría General del Estado”, “Derecho Constitucional”, “Derecho Municipal” y “Derecho Electoral”, todos publicados por la prestigiada editorial internacional Oxford University Press, la que también publicó su “Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos comentada” y “El COFIPE de 1991 comentado”.

Por su parte, el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM publicó sus libros “La Reforma Política de 1996 en México”, en coedición con la Corte de Constitucionalidad de la República de Guatemala y el Procurador de Derechos Humanos de Guatemala; “Deficiencias del Sistema Electoral Norteamericano”; “Instrumentos Jurídicos contra el Crimen Organizado”; “El Desafuero en el Sistema Constitucional Mexicano”; y “Veracruz Historia de las Instituciones Jurídicas”.

Por su reconocida trayectoria como profesor y Abogado General de la UNAM y por su evidente cercanía no sólo con el gobernador Javier Duarte de Ochoa sino con otros influyentes personajes del ámbito nacional como Mario Vázquez Raña, ex directivo olímpico y dueño de la Organización Editorial Mexicana (OEM), Eduardo Andrade parece estar académica y políticamente muy por encima de otros aspirantes a la Rectoría de la UV que desde hace un año han venido mencionándose para suceder al doctor Arias Lovillo en agosto de 2013.

Sin embargo, pese a sus méritos académicos y al peso de ambos padrinazgos políticos, Andrade Sánchez todavía tendría que salvar la aduana de la Junta Académica de la UV, integrada por nueve notables que se encargarán de recibir las candidaturas y auscultar a la comunidad universitaria para finalmente elegir al nuevo Rector.

No será una tarea fácil, pues ya el rector Raúl Arias, el lunes 3 de septiembre pasado, en su mensaje con motivo de su tercer informe de labores de su segundo periodo administrativo, advirtió en presencia del gobernador Duarte de Ochoa que “contra el indeseable autoritarismo” la mayor victoria será la consolidación de la autonomía universitaria”.

En su discurso que duró poco más de una hora en la sesión solemne del Consejo Universitario, efectuada en la Unidad de Servicios Bibliotecarios y de Información (USBI), el rector aceptó que las estructuras formales de la institución están hechas para que se impongan métodos verticales que devienen, en no pocos casos, en un desfigurado e indeseable autoritarismo.

Pero sentenció que “contra estas rutinas peligrosas en el gobierno universitario a las que yo mismo no soy ajeno, contra la tradición acrítica de la comunidad que la complementa, ha sido nuestra lucha”.

“En esta etapa de la vida de la Universidad Veracruzana, puedo decir que la mayor victoria moral de los universitarios ha sido la conquista de la libertad, la deliberación colegiada y la consolidación de la autonomía universitaria.

“Este es el resultado intangible más entrañable, el más universitario de nuestros años como rector: el aire de libertad y de respeto que cubre los campus de la Universidad Veracruzana”, remarcó ante la comunidad universitaria e invitados especiales encabezados por el gobernador Duarte, quien la semana pasada, en una gira por la ciudad de Córdoba, hizo reaparecer al doctor Víctor Arredondo Álvarez, primer rector autónomo de la UV, el cual le heredó la Rectoría a Arias Lovillo desde diciembre de 2004, cuando tuvo que dejar un año antes la máxima casa de estudios del estado para tomar posesión como secretario de Educación de Veracruz al inicio de la administración del gobernador Fidel Herrera Beltrán.

Columnas recientes