Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

El ‘RIP’ xalapeño

Al Pie de la Letra

Por: Raymundo Jiménez

19/11/2012

alcalorpolitico.com

Pese a los cuantiosos recursos que de su bolsillo personal le metió el ex procurador Reynaldo Escobar Pérez a su campaña como candidato del PRI a la diputación federal, y de los millonarios apoyos que de varias instancias gubernamentales canalizaron también por la gestoría del partido tricolor, en Xalapa el Revolucionario Institucional fue arrasado y relegado hasta la tercera fuerza electoral el pasado 1 de julio.
 
Por eso ahora, a menos de ocho meses de las elecciones locales, en la dirigencia estatal del PRI y en las altas esferas del poder han comenzado a maniobrar para reestructurar de manera urgente el Comité Directivo Municipal priista de la capital veracruzana, el cual es presidido desde marzo de 2011 por la maestra Diana Santiago Huesca, una atractiva mujer que el sexenio pasado hizo un trabajo aceptable al frente de la Asociación Estatal de Padres de Familia, pero sin oficio político en lides partidistas.
 
Ello se ha reflejado no sólo en la desarticulación de los sectores priistas locales sino también en el distanciamiento que se ha dado entre algunos miembros de la misma cúpula de la dirigencia municipal, pues ha trascendido el caso, por ejemplo, de que por diferencias personales con la señora Santiago el secretario general del CDM, José Luis Hernández López, tuvo que salir de la sede del comité local y actualmente despacha en una oficina alterna ubicada sobre la misma avenida Ruiz Cortines.
 
Hernández López lo ha podido hacer porque cuenta con recursos e infraestructura para ello. Es actualmente el dirigente del sindicato de trabajadores de la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento.
 
Pero no es el mismo caso de algunos líderes sectoriales y mucho menos de los 254 representantes seccionales que en total existen en Xalapa, algunos de los cuales dicen estar muy molestos porque buena parte de los recursos y apoyos gubernamentales que se gestionaron a través del Comité Directivo Municipal del PRI en la pasadas elecciones federales no fueron canalizados por su conducto, por lo que –argumentan– no pudieron hacer mucho para revertir el desastroso resultado electoral.
 
Aunque en su portal de internet el Comité Directivo Municipal de Xalapa tiene una ventana sobre Transparencia, en ella no se mencionan y mucho menos se detallan y desglosan todos los apoyos que del gobierno del estado y del ayuntamiento debieron haber recibido en las elecciones federales de este año para beneficiar a sus militantes y simpatizantes más vulnerables por sus condiciones de pobreza, los cuales, después de haber votado mayoritariamente en contra del PRI en la elección de alcaldes en los comicios de 1997 y 2000, volvieron a darle al partido tricolor los últimos tres triunfos electorales municipales: en 2004 con Ricardo Ahued, en 2007 con David Velasco Chedraui, y en 2010 con Elízabeth Morales.
 
En el CDE del PRI y en Palacio de Gobierno parecen tener claro que a pesar del enconado antipriismo xalapeño que se manifestó en las urnas en la elección federal de este año, en los comicios municipales del 7 de julio de 2013 se podría revertir aún esta tendencia negativa si aparte de postular a los mejores candidatos a la alcaldía y diputaciones locales se corrigen y operan a tiempo algunos cambios en el comité priista de Xalapa.
 
Pero el problema no es tan sencillo. Y no tanto por algunas consideraciones del Reglamento para la Elección de Dirigentes y Postulación de Candidatos del Partido Revolucionario Institucional, pues el artículo 9 estipula, por ejemplo, que sólo “por término de periodo” el proceso de renovación de los dirigentes “no debe coincidir con ningún proceso interno para postular candidatos del mismo nivel, o entre el inicio del proceso y el día de cómputo de una elección constitucional del mismo nivel”, sino que más bien el principal conflicto parece estarlo provocando la señora Santiago Huesca, quien por su falta de oficio político se estaría negando a entregar la presidencia del CDM, simulando olvidar cómo en su momento también sus promotores se la sacaron de la manga para imponerla en la dirigencia.
 
¿O deveras doña Diana se creyó que aquellos grupos de priistas que fueron acarreados de las colonias marginadas para rellenar el Museo Interactivo de Xalapa el 19 de marzo de 2011 arrendaron por su cuenta propia los autobuses sólo para atestiguar la asunción de la nueva lideresa del priismo xalapeño? ¿Y las tortas, refrescos, gorras, playeras y, sobre todo, las despensas para “motivarlos” a ir, de dónde supuso que salieron? Ni que fuera Jenni Rivera, la reina de reinas de la música grupera, por la que sus seguidores hasta pagan por irla a ver.
 
AMADEÍSTAS
 
El viernes 7 de diciembre próximo será la comida anual de Vía Veracruzana, una asociación política estatal fundada por el actual procurador general de Justicia del Estado, Felipe Amadeo Flores Espinosa, y cuyos orígenes se remontan 15 años atrás, precisamente cuando a finales de 1997 el ex secretario de Gobierno y ex presidente del CDE del PRI comenzó a enarbolar la bandera del “localismo enriquecedor” previo a la sucesión gubernamental de 1998.
 
En esta ocasión, el tradicional convivio de fin de año de este nutrido grupo de la clase política veracruzana se realizará en las instalaciones del Museo Interactivo de Xalapa (MIX) y, como siempre, cada asistente pagará el costo de su platillo.
 
Aunque todo mundo sigue viendo a Flores Espinosa como el único y legítimo líder de esta sólida asociación política local, lo cierto es que en ella se ha dado un cambio generacional, por lo que ahora es su hijo Amadeo Flores Villalba –un joven y talentoso abogado que actualmente despacha en el área jurídica de la oficina del gobernador Javier Duarte de Ochoa– quien lleva las riendas de Vía Veracruzana.
 
FCH: ADIÓS
 
Ha trascendido que el presidente Felipe Calderón Hinojosa vendrá a despedirse de los veracruzanos este jueves 22 y viernes 23.
 
Aunque aún se amarran los detalles de la agenda, el jefe del Ejecutivo federal vendría a inaugurar la Clínica de Especialidades del ISSSTE en la ciudad de Veracruz y un museo en San Juan de Ulúa en el mismo puerto jarocho, así como el tramo Corral Falso-Banderilla del Libramiento de Xalapa, en donde por cierto con tanto empeño ha colaborado el gobierno estatal que encabeza Javier Duarte de Ochoa.

Columnas recientes