Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Las “mejores especies” de la UV

A salto de mata

Por: Gino Raúl De Gasperín Gasperín

20/11/2012

alcalorpolitico.com

Creo que pocos hay que no hayan visto alguna vez ese dibujo o caricatura que representa la evolución del hombre, desde el simiesco australopiteco hasta el homo sapiens. Ha sido utilizado en muy diversas formas y maneras. Ahora ha recurrido a él nada menos que la Universidad Veracruzana, en un ¿anuncio? publicado en el número 417, de septiembre, de la revista Nexos. Independientemente del altísimo precio que habrá pagado (solo basta cotejar quiénes son los otros anunciantes: el gobierno federal -4 páginas-, Banamex, Kimberly, gobiernos estatales, Bimbo, Bancomer), este cartel es un menosprecio a los investigadores, docentes y alumnos de la propia universidad. El texto dice: “UV: El origen de las (mejores) especies”, y la “mejor especie” que produce la UV en esa línea evolutiva no es, como podría esperarse, un maestro, un académico, un investigador, o un alumno competente, o un egresado médico, arquitecto, contador, etc. ¿Sabe usted quién es el representante de la “mejor especie” que produce la UV? ¡Un “halcón” del equipo de basquetbol! Claro, con un esbozo de libro en la mano izquierda para sugerir que el halcón también estudia, o al revés, que los universitarios deben ser todos halcones para caber dentro de la categoría de “la mejor especie”. Como certeramente dice la editorial de La Jornada del 2 de noviembre: esto es “una especie de práctica de eugenesia educativa en la que solamente los más aptos (y, disculpando mi osadía, parodio yo el texto de la editorial en su acotación: en este caso quienes sean “halcones”) puedan concluir sus estudios”.
 
Por supuesto que este “anuncio” no quiere promover nada ni vender nada: la UV es una universidad pública que no necesita propaganda y rechaza a miles de jóvenes cada año. Entonces, ¿para qué se publicita? Respuesta rápida para ingenuos: para comprar protección, como ya antes lo ha hecho en otros medios, especialmente los de línea dura o crítica. Aparte de esa injustificable intención (o que alguien me aclare cuál otra hay que sea razonable), no puedo entender que la UV sienta que su mejor producto, el más brillante resultado de todo el esfuerzo y trabajo de cientos de maestros, decenas de investigadores y miles de alumnos sea un jugador que cobra estratosférico sueldo, que ya quisieran recibir precisamente los docentes e investigadores.
 
¿Por qué, insisto, la Universidad Veracruzana ha desviado su orientación, su sentido, su justificación y su razón de ser? ¿No el lema es “Lis de Veracruz: Arte, Ciencia, Luz”? ¿No este lema ideado por el maestro Manuel Suárez resume y rezuma la esencia académica, universitaria, formadora y forjadora de inteligencia, de emoción creadora, de crítica, de conciencia social, de orientación, de servicio, de investigación, de docencia, de aprendizaje, de formación humana, científica, artística y social? ¿No es la universidad pública el semillero de los técnicos y profesionales que atenderán toda la gama de servicios que requiere la sociedad. ¿Usted cree que “Los Pumas” son la “mejor especie” de la UNAM? ¿Cómo reaccionarían los alumnos, docentes e investigadores de esa casa de estudios si su rector expresara algo semejante, si dijera: estos jugadores son nuestra razón de ser como la máxima casa de estudios del país? Todo lo demás, todos ustedes: alumnos, técnicos, administrativos, intendentes, maestros, jefes de carrera, tutores, directores, investigadores, jefes de departamento, vicerrectores, jefes de unidad, son solo el antecedente de nuestra máxima gloria: un “puma”, o un “halcón”, o un “burro”. Y el rector, ¿es el entrenador?, ¿el “manager”?, ¿el dueño del equipo?, ¿el productor?, ¿el publicista? Porque el patrocinador, el que paga es el pueblo veracruzano, de eso no hay duda. Y los padres de esos alumnos, que con un enorme esfuerzo y sacrificio costean los estudios, las estancias, la alimentación, los libros, las copias fotostáticas, las maquetas, los viajes de estudio, los pasajes, etc., ¿estarán orgullosos o, al menos, de acuerdo en que, aunque sus hijos carezcan de los medios apropiados para su preparación y tengan que comer papel para mitigar el hambre, el dinero presupuestado se invierta en costear lo que los dirigentes de la UV piensan, juzgan, creen y promocionan subliminalmente como “la mejor especie” que produce su universidad: un “halcón” ?
 
Salvo la mejor opinión de los universitarios, que ahora han sido catalogados como eslabones intermedios entre el australopiteco y el “halcón”, me parece que es un despropósito, por el honor de ser universitario, de quien tuvo la responsabilidad de ese cartel que en mal momento se publicó en una revista que es seria y que, por cierto, contiene un análisis interesantísimo acerca del movimiento #Yosoy132
 
, en el que, esas sí, las “mejores especies” jóvenes de nuestra sociedad, están reclamando un país diferente que quieren construir y en el que quieren vivir.
 
A quienes corresponda, debemos recordarles una vez más el lema de la UV, ese que omitieron en el cartel: “Lis de Veracruz, Arte, Ciencia y Luz”, no halcones. ([email protected])

Columnas recientes