Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

•Ahí viene Morena • García Luna y el adiós a la SSP

Campos Eliseos

Por: Katia D'Artigues

20/11/2012

alcalorpolitico.com

En el Deportivo “Plan Sexenal”, inaugurado en 1938 por Lázaro Cárdenas, ayer Andrés Manuel López Obrador dio un paso grande para lograr que el Movimiento Regeneración Nacional, su Morena, se convierta en un partido político.

De entrada, en el único evento público, con acceso a prensa, tiró línea: —“Nada de politiquería, impedir los vicios en Morena. (Tenemos que) Cuidar, entre todos, que no haya individualismo, oportunismo, nepotismo, amiguismo, influyentismo, sectarismo, clientelismo, ninguna de esas lacras de la política”.

No faltará quien diga que el único “ismo” aceptable es el andresmanuelismo. Otros que el fanatismo. Quizá nosotros llevamos ya muchos años escuchando a López Obrador y no se nos hace muy extraño, pero, ¿no es raro que en un discurso un político hable de que deben “ser un referente moral”, que hable de “virtudes”, que la razón de ser de Morena será “convertir en forma de vida el ideal de que se puede ser feliz buscando la felicidad del prójimo”?

En fin, hoy siguen los trabajos del Congreso Nacional. Tras elegir ayer a los consejeros nacionales, hoy nombrarán al primer Comité Ejecutivo Nacional y a la Comisión de Honestidad y Justicia.

Sin duda será interesante, histórico, ver quién pertenece a este primer grupo de dirección del futuro partido. AMLO es un personaje controvertidísimo, pero lo que nadie puede negarle es que es uno de los líderes sociales más significativos de las últimas décadas.

Sin duda uno de ellos será Martí Batres, quien en pleno Buen Fin renunció al PRD para sumarse a Morena. Jesús Zambrano, líder del PRD, insiste que no esperan una desbandada. Que “sólo” es Martí. Veremos.


Qué manera de Genaro García Luna, secretario de Seguridad Pública, de terminar el sexenio. Y con la historia, también, de la Secretaría de Seguridad Pública, creada por el gobierno de Vicente Fox. Tras grandes escándalos como la recreación de la captura de Florence Cassez (caso no cerrado que se discutirá en enero en la Suprema Corte), la millonaria producción de la serie El Equipo, patrocinada en parte por esa secretaría para promover la imagen de la Policía Federal, este fin de semana llega el caso Tres Marías.

Luego de la zozobra sobre qué sucedió en un enfrentamiento en esa localidad, donde fue atacado un vehículo de la embajada estadounidense, ahora, gracias a la PGR, sabemos que a cinco elementos de la División de Seguridad Regional de la SSP se les giró orden de aprehensión, por presunto encubrimiento hacia agentes de la Policía Federal, quienes participaron en los hechos.

De acuerdo con Victoria Pacheco, subprocuradora de la PGR, los agentes que fueron citados a declarar, llegaron en patrullas de esa corporación e incluso uniformados.

Aunque el día del ataque iban vestidos de civil, falsearon la declaración, y por recomendación de sus jefes declararon que iban con el uniforme reglamentario.

Pobre García Luna. Esto y luego enterrar a la secretaría que dirigió porque Enrique Peña Nieto ya decidió que sus labores regresarán a Gobernación, lo que es una cachetada a su trabajo.

En fin, no es la primera institución que le toca enterrar. Él también creó la AFI —¿la recuerda?¿Esa que era nuestra versión de Scotland Yard?—, que desapareció para dar lugar a la Policía Federal.


Lo cierto es que, por eso lo pongo en punto y aparte, esta descoordinación entre las instancias encargadas de nuestra seguridad queda, con el caso Tres Marías, por si faltara, más clara que nunca.

La PGR acusando a la SSP, que se defiende. Es la historia del sexenio, las rivalidades entre sus titulares. Eso y la falta de cooperación, también casi rival, entre el Ejército y la Marina.

Hace poco, en una entrevista con Carlos Marín, el presidente Calderón hizo una declaración interesante y dura, que seguramente será su talón de Aquiles en los años por venir. Tras aceptar que sí era deseable mayor coordinación, también dijo que había delegado en el secretario de Gobernación el gabinete de Seguridad. Y dijo: “En este caso tuvimos muchas vicisitudes con los secretarios de Gobenración, digo, dos de ellos fallecieron en accidente aéreo, en fin” (cómo me hubiera gustado que siguiera desarrollando ese “en fin”).

Y luego, con respecto a la coordinación de Defensa y Marina, contestó: “Sí hubo (coordinación), pero honestamente, Carlos, quien puede coordinar al secretario de la Defensa y al de Marina es el presidente de la pepública, porque es el único que les puede dar órdenes”.

Y pues sí. Diría un clásico: he ahí el dilema. Hoy Calderón vivirá su última experiencia, por cierto, como presidente en un desfile conmemorativo: el del aniversario de la Revolución Mexicana. Y al final del sexenio, termina con una aprobación de 64% de los consultados según una encuesta de EL UNIVERSAL. Y con el “combate al narcotráfico” considerado, al mismo tiempo, como su mayor éxito (con 26%) como sumayor fracaso (con 19%) empatado en el rubro de “creación de empleos”.


A 10 días de tomar posesión del cargo, el que verá a Barack Obama, recién reelecto Presidente de Estados Unidos, es Enrique Peña Nieto.

Nuestro Presidente Electo viajará el 27 de noviembre a Washington y se entrevistará con él por primera vez en la Casa Blanca.


De activista al Congreso. Camila Vallejo, quien fuera voz del movimiento estudiantil de Chile, que protestó contra los planes del presidente Sebastián Piñera para privatizar la educación, ahora da otra nota.

Está postulada por el Partido Comunista para ser candidata al Congreso en las elecciones de noviembre de 2013.

Claro, antes Vallejo tendrá que ganar la interna, por así decirlo entre candidatos de otras opciones de izquierda agrupados en la famosa Concertación Chilena

Columnas recientes