Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Calderón, desayunado

Al Pie de la Letra

Por: Raymundo Jiménez

28/11/2012

alcalorpolitico.com

Luego de su penúltima gira por Veracruz realizada el pasado jueves 22 y viernes 23, el presidente Felipe Calderón voló hacia el estado de Campeche, donde por la noche, en Ciudad del Carmen, encabezó el arranque de Obra de la Prolongación del Boulevard “Juan Camilo Mouriño”, en memoria del secretario de Gobernación que falleció al desplomarse el avión en el que viajaba, a la altura de Paseo de la Reforma, el 4 de noviembre de 2008.

Ante la madre y familiares de quien fuera su amigo y muy cercano colaborador, Calderón comentó que esta obra vial, que costará 54 millones de pesos, beneficiará directamente a los 220 mil habitantes del municipio de Carmen y contribuirá al desarrollo turístico, económico y social de Campeche.

En realidad, el Presidente aprovechó este evento organizado a menos de una semana de que concluya su mandato para hacer otro reconocimiento a la vida y al trabajo de un “hijo ejemplar de tierras” campechanas, Juan Camilo Mouriño, de quien, dijo, siempre fue un amigo entrañable y un colaborador excepcional.

“Construir un Campeche y un México más justo, más moderno y más próspero siempre fue el más alto anhelo de Juan Camilo, la inspiración detrás de su trabajo cotidiano. Estoy seguro de que no hay mejor manera de honrar la memoria de este gran mexicano, que con obras que sean sinónimo de progreso para el estado y para el país que tanto quiso”, enfatizó el Presidente.

Lo curioso es que horas antes Calderón estuvo en el puerto de Veracruz, donde inauguró el Hospital de Alta Especialidad del ISSSTE –el cual costó mil 100 millones de pesos y es el segundo nosocomio más grande de toda la República Mexicana, sólo debajo del “20 de Noviembre” en la capital del país, cuya construcción se inició bajo la administración del ex director Miguel Ángel Yunes Linares–, pero el jefe del Ejecutivo federal no invitó a tan relevante acto ni hizo una sola mención personal a su ex colaborador y compañero de partido, a quien impuso como candidato del PAN a gobernador en 2010.

Y eso que Calderón destacó que “en este sexenio trabajamos, pienso, que como nunca, para fortalecer al ISSSTE en beneficio de México. Y la prueba es este Hospital de Veracruz, y otros muchos que hemos hecho.

“Hospitales, también, enormes en Morelos, el Hospital Centenario de Morelos; el Hospital Bicentenario del Estado de México, en Tultitlán; el propio hospital en mi tierra, en Morelia. En fin. Una gran cantidad de hospitales y clínicas del ISSSTE.

“La Unidad de Medicina Familiar aquí mismo, en el Puerto, que inauguramos hace algunos años, todo ello en beneficio de los más de 12 millones y medio de beneficiarios del Instituto.

“Y pienso que todo ello fue posible por la reforma a la Ley del ISSSTE que hicimos, prácticamente, en el primer año de mi gobierno. Es una reforma que permitió salvar de la quiebra al Instituto.

“Se dice fácil, pero el ISSSTE estaba prácticamente quebrado. Y la reforma permitió sanear en el largo plazo sus finanzas, darle viabilidad financiera, crear un sistema de pensiones que a la vez que les permitiera una pensión digna a los asegurados, no quebrará al Instituto, como era la tendencia que observamos y que se iba a dar muy prontamente. La solvencia financiera de los seguros, de los servicios, de las prestaciones.

“La reforma nos permitió, entonces, liberar recursos para esto, para los hospitales. Nos permitió liberar recursos, también, para contratar más gente. Cuánta gente había en el ISSSTE que tenía años y años trabajando sin su plaza, sin su base. Enfermeras, doctores. En fin. Todavía hay problemas de ese tipo, pero hemos superado enormemente el rezago que se fue acumulando a los largos de los años.

“Qué hicimos con este esfuerzo. Primero: Dimos un impulso renovado a la ampliación y modernización de la infraestructura del Instituto. Hemos construido en el ISSSTE 40 hospitales o clínicas, algunas muy grandes, como éste, otras más pequeñas.

“Se han remodelado más de 130 de las que ya había. Encontramos, incluso, unidades o clínicas del ISSSTE, por ejemplo, que no tenían baños para los beneficiarios. Y tuvimos que hacer una gran obra de actualización y modernización.

“Actualizamos, desde luego, invertimos mucho en el equipamiento, casi cinco mil millones de pesos en equipo para las unidades médicas. Por eso, el ISSSTE ahora está a la vanguardia médica.

“Lo que yo decía, se contrataron más de siete mil 700 personas, nuevas plazas, sobre todo, médicos, enfermeras, con lo que fortalecimos la planta laboral del ISSSTE, y regularizamos la situación precaria, en términos laborales, que tenían muchos de sus trabajadores.

“Ampliamos la capacidad de respuesta del FOVISSSTE. Se otorgaron más de medio millón de créditos del FOVISSSTE, con una inversión de casi 240 mil millones de pesos.

“Reforzamos el Programa de PREVENISSSTE, que nos ayuda a detectar y prevenir oportunamente las enfermedades. En fin. Recibimos en el 2006 un ISSSTE que tenía unas finanzas en quiebra, y hoy dejamos un ISSSTE con viabilidad financiera.

“Un ISSSTE que tenía enormes rezagos en infraestructura, hoy entregamos un ISSSTE con la mayor cantidad de hospitales y clínicas nuevas que haya tenido en muchísimo tiempo.

“Hoy dejamos un ISSSTE renovado, de vanguardia, a la altura de las necesidades de sus derechohabientes.”

Y todo esto se emprendió y realizó, es justo reconocerlo, bajo la administración de Yunes Linares como director del ISSSTE, entre el 1 de diciembre de 2006 y el 22 de febrero de 2010, cuando presentó su renuncia para contender como candidato del PAN por la gubernatura de Veracruz, luego del “pastelazo” que un mes antes le había dado en Los Pinos el presidente Calderón durante la ceremonia conmemorativa del 50 aniversario de la fundación del Instituto.

¿Por qué a pesar de todos esos logros en el ISSSTE, Yunes Linares no fue invitado ni invocado en su penúltima visita a Veracruz por el mandatario panista, quien en cambio, con otros amigos y ex colaboradores, como los difuntos Mouriño y Alonso Lujambio, ex secretario de Educación Pública, ha sido tan cálido y generoso? ¿Cuál habrá sido el “pecado” del neopanista choleño que no le perdonó Calderón? ¿Acaso los jugosos negocios personales que se le atribuyen a Miguel Ángel en su paso por esta institución?

Columnas recientes