Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Todos coludos o todos rabones

Tierra de Babel

Por: Jorge Arturo Rodríguez

30/11/2012

alcalorpolitico.com

De que cuesta, cuesta… Y de que cuestan, cuestan… Y si no, qué me dicen de esto: a partir de octubre pasado, cada uno de los 128 senadores cuesta mensualmente al erario federal 296 mil 583 pesos, es decir, 53 por ciento más que hace seis años y 9.6 por ciento más respecto de los legisladores que concluyeron labores en agosto pasado. (Excélsior/5-11-12). Creo que no nos sorprende, ¿verdad? Ya pa’ qué enterarnos de lo que nos cuestan los diputados.

Fíjense nomás, que de acuerdo con una encuesta realizada por BGC-Excélsior, respecto a la recién iniciada LXII Legislatura en el Congreso, el 49 por ciento de los mexicanos está en desacuerdo con el trabajo que los senadores han realizado, mientras que la labor de los diputados es reprobada por el 59 por ciento. ¿En serio? Bueno, demos tiempo al tiempo. Aún es temprano, pero no me sorprenderían los resultados dentro de unos años.

Quizás no deberíamos ser tan severos con nuestros legisladores y autoridades, porque, finalmente, si las cosas que valen la pena fueran fáciles de hacer, cualquiera las haría, ¿o no, mi Antony Quinn?

De cualquier forma, hay que seguir remando, no darnos por vencidos. En todo caso lo mínimo que pudiéramos pedir, exigir, es que todo lo que aprueben los legisladores se lo deberían aplicar antes a ellos mismos, pa’ ver si funciona, o como dicen por ahí, todos parejos, todos coludos o todos rabones, lo cual me recordó lo que dijo José Antonio Rodríguez Salas, alcalde de Jun, perteneciente a la provincia de Granada, en España, que si los legisladores mexicanos creen tanto en la Reforma Laboral que aprobaron, que se la apliquen ellos mismos también. Ah qué cabrón está eso, ¿no?
En fin, por algo hay que empezar pa’ mejorar… (¿¡?).

Los días y los temas

¿Realmente es una necesidad? Pos dice el escritor catalán Ramón Llull que a gran necesidad, gran diligencia. Y a mí me parece una gran idea, por lo que ojalá aprueben pronto la creación del Instituto de Investigaciones Legislativas del Congreso de Veracruz, propuesta por mi diputado Jorge Carvallo Delfín, quien en su intervención en tribuna, hace unos días, dijo: “La presente iniciativa responde a la necesidad de que esta Soberanía cuente con un órgano que realice las tareas de investigación, capacitación y permanente difusión que conduzcan a la consolidación de nuestra actividad parlamentaria”.

Carvallo Delfín enfatizó que lo que se busca es fortalecer las actividades del Poder Legislativo, “a partir de la orientación e información que solamente con la investigación, la consulta y la capacitación pueden proveer. Asimismo y acorde con la búsqueda de un ejercicio austero y eficiente de los recursos, se ha propuesto que tan sólo se lleve a cabo una mínima reestructuración de algunas áreas íntimamente relacionadas con las tareas de investigación, a efecto de aprovechar las experiencias y el acervo de conocimiento con que se cuenta hasta este momento por el Congreso”. De eso se trata. Chido. Estaremos pendientes de su aprobación.

Entre tanto, hay que cacarear lo bueno que pasa en medio de este mundo sinsentido, y reconocer a los trabajadores del Poder Legislativo de Veracruz, comandados por el líder sindical José de Jesús Rodríguez Hernández, que por primera vez en la historia del Congreso del Estado, participaron en el Primer Cuadrangular Regional de Fútbol Soccer, donde jugaron diputados y empleados de los Congresos Estatales de Hidalgo, Puebla y el Estado anfitrión, Tlaxcala.

Y bueno y requetebueno: los muchachos se la jugaron, se pusieron la camiseta y representando orgullosamente al Congreso de Veracruz, ganaron y se trajeron la Copa. Qué bueno y requetebueno por el apoyo recibido por la LXII Legislatura Local. A ver si ahora se organiza aquí en la Entidad, no estaría nada mal, sobre todo si se promueve el deporte, como medio de salud y recreación, pero también como instrumento eficiente y eficaz de organización y cohesión social, compañerismo e integración entre las Legislaturas.

Por lo pronto ahí se ven.

Hasta la próxima
[email protected]

Columnas recientes