Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Pacto por México: buenos deseos navideños (Parte I)

Por: Eduardo de la Torre Jaramillo

07/12/2012

alcalorpolitico.com

En el arranque del gobierno de Enrique Peña Nieto para diferenciarse de los gobiernos panistas, se está construyendo una nueva narrativa gubernamental de “eficacia” y sobre todo de “saber y quehacer” en el ámbito público; de allí que ahora presentan de manera rimbombante un paquete de reformas que equívocamente lo han comparado con los Pactos de la Moncloa (los cuales fueron eminentemente económicos no políticos, éstos se hicieron antes y en su forma jurídica), otra vez platean el qué pero no el cómo van a realizar las 95 acciones gubernamentales.

Después de leer con mucho detenimiento los ejes, pues es necesario realizar la reflexión sobre la propuesta utópica de transitar de México hacia una Suiza a la mexicana.

Realizaré algunas reflexiones sobre los puntos propuestos, por ejemplo en el 1.1 Seguridad Social Universal, con el “acceso universal a los servicios de salud”, ésta medida de corte neopopulista pretende rebasar lo que se hizo en el sexenio que termina, profundizar el desastre en materia de salud, ya que discursivamente con la introducción del seguro popular en materia de salud desdibujo y presionó al sistema de salud hasta hacerlo colapsar, tan sólo hay que ver que los hospitales de primer nivel pasaron a ser hospitales de guerra, no alcanzan los médicos, las enfermeras, las camas, las instalaciones se encuentran sobresaturadas, esto lo puede constatar cualquier ciudadano que asista a un hospital en cualquier ciudad del país.

Continuando con las medidas neopopulistas, también se encuentra la iniciativa de poner en marcha el “Programa 65 y más”, donde ya se encuentran 3 millones de mexicanos en el “Programa de 70 y más”, y cuyo presupuesto es de 18,821 millones de pesos, con la nueva ocurrencia se aumentaría a 43,298 millones de pesos, lo que significaría la recaudación del 0.6% de 1% del IVA, si tomo en cuenta el último aumento del IVA, además que de acuerdo al Censo de 2010, existen 9.1 millones de mexicanos que tienen más de 60 años, de estos 4.6 millones tenían más de 70 años.

Empero, el neopopulismo continúa con las propuestas de crear los “Seguros de Desempleo” y los “Seguros de Vida para Jefas de Familia”; indudablemente son muy buenas noticias para los gobernados pero la pregunta es de donde sacará el nuevo gobierno el dinero para financiar estos nuevos programas sociales, pues es muy simple, con el aumento del IVA, y para lo cual hay que mencionar que con el aumento del 1% en el IVA (del 15 al 16) se recaudó 43 mil millones de pesos, y tan sólo para el “Programa de 65 y más” se necesitan 25 mil millones de pesos, ahora bien cuanto dinero se necesita para cubrir con esos falaces programas, pues bien, en caso de pretender aumentar el 1% del PIB (cuya equivalencia es de 158 mil millones de pesos), se necesitaría aumentar el IVA al 19.7%, algo similar a lo que se cobra en Francia (20%) o en Finlandia o Suiza (22%), pues allí estaría la primera medida en términos fiscales.

Por otra parte, en la imitación mal copiada del exitoso Programa Brasileño de “Hambre Cero”, en el punto 1.2 se propone la creación del “Sistema Nacional de Programas de Combate a la Pobreza”, que busca erradicar la pobreza extrema en el país; por ejemplo la medición que hace el Coneval sobre ese rubro, arroja la cantidad de 11.7 millones de mexicanos que viven en esa línea de pobreza; éste es la propuesta más fantasiosa del nuevo gobierno, porque al PRI no le conviene terminar con la pobreza, simple y sencillamente porque son los votantes tradicionales de ese instituto político, jamás dejarán de tener esa clientela política en las elecciones federales y locales.

Por otra parte, en el 1.3 la iniciativa sobre “Educación de Calidad y con Equidad”, aquí los hechos y los mensajes son claros, enviar al enemigo político de la maestra Elba Esther Gordillo a la SEP, lo cual muestra una disposición al conflicto, una posición no vista en la clase política mexicana, la cual siempre bordea el consenso; quizá esta sea la acción que si se podrán concretar en el corto plazo, por supuesto atraviesa por la jubilación de la líder vitalicia, el relevo es indiscutible, ya que la competitividad, la innovación, la creatividad pasa por la educación y mientras se encuentre secuestrada por el SNTE, la economía del conocimiento, propia de la globalización no podrá tener carta de naturalización en el país.

En el punto 2. “Acuerdos para el Crecimiento Económico, el Empleo y la Competitividad, allí se tiene el objetivo de que el país crezca en un 5% promedio anual, esta aspiración tiene ventajas geopolíticas, como lo son: la crisis en la Unión Europea, el lento crecimiento de los Estados Unidos, la baja económica de Brasil, en fin, esa podría ser una posibilidad si se combina con el debilitamiento de los monopolios, si no existe esto, México tendrá como único camino su propia mediocridad, de allí que se proponga que se le destine el 1% del PIB para la Ciencia y Tecnología, cuando este año sólo se destinó el 0.43%.

Por otra parte, el nuevo secretario de hacienda afirma que se puede crecer con déficit fiscal cero, si bien la economía fue uno de los puntos que más cuido el PAN siendo gobierno, donde el crecimiento promedio fue de 1.7%, crecimiento bajo pero al fin crecimiento, por eso se puede tener ese arranque económico en este año, sin embargo la única salida que se tiene dentro de las medidas de bienestar que se proponen es que se adopte el plan de Santiago Levy sobre la reforma al sistema social en México.

Finalmente y por pertinencia de este tema merece la pena ser abordado en un segundo artículo la propuesta de Levy, así como la vertiente política de este ilusorio Pacto por México, el cual por cierto los veracruzanos ya lo vivimos en el sexenio pasado, con un “Pacto para la Gobernabilidad” sin ningún beneficio social, sólo en las dirigencias partidistas, por eso cuando algún despistado diputado local opina que se debería aplicar en Veracruz, hay que recomendarle que lea un poco de historia para evitar ser cínicos.

Columnas recientes