Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Y ahora…….lo nuestro

Por: Helí Herrera Hernández

10/12/2012

alcalorpolitico.com

[email protected]
Twitter: HELÍHERRERA.es

Pasada la euforia de los 14 millones 700 mil ciudadanos que votaron por el candidato del Partido Revolucionario Institucional y ahora Presidente de México, Enrique Peña Nieto, y la frustración y desánimo de los 27 millones 900 mil compatriotas que lo hicieron por Andrés Manuel López Obrador y Josefina Vázquez Mota, toca ahora a los veracruzanos prepararse para la elección local del domingo 4 de julio del próximo año, donde elegiremos 50 diputados y 212 Ayuntamientos.

De acuerdo con las cifras del Instituto Federal Electoral Veracruz tiene una lista nominal de seis millones 127 mil 421 ciudadanos empadronados que están posibilitados para ejercer su voto, y que podrán dirigirlo para cualquiera de los 7 partidos políticos nacionales que existen (PAN, PRI, PRD, PT, MOVIMIENTO CIUDADANO, PARTIDO NUEVA ALIANZA, EL VERDE, o cualquiera de los dos partidos estatales AVE y el Cardenista.

El proceso electoral legalmente ya arrancó el 9 de noviembre cuando se instaló el Consejo General, en una sesión accidentada por los enfrentamientos que sostienen militantes y dirigentes del Partido de la Revolución Democrática, y el viernes 8 venció el plazo para la entrega de documentación de aspirantes a integrar los 30 consejos distritales electorales, así como los 212 consejos municipales, que a decir de las autoridades electorales, tuvo una alta participación ciudadana.

Independientemente que la ley electoral prohíbe realizar actos anticipados de campaña, los partidos políticos ya las iniciaron con varios de sus aspirantes en distintos municipios y distritos, buscando subterfugios legales para mantenerlas, como son los casos de Poza Rica y Tuxpam, donde los actuales alcaldes se promueven como candidatos a legisladores por esos distritos, o del actual diputado local Américo Zúñiga como candidato a presidente municipal por la capital de Estado, todos ellos del PRI.

El Partido (de) Acción Nacional hace lo mismo contratando espectaculares para impulsar la imagen de militantes de ese instituto político que buscan alcaldías, como también lo hace el partido movimiento ciudadano que en varios municipios como Perote y otros de la zona de Papantla ya se alzan con esas gigantescas lonas.

El PRD en cambio ya recibió un enviado de su dirección nacional que viene con el propósito de poner orden entre tantos enfrentamientos que sus dirigentes vienen sosteniendo desde hace ya varios años, financiados varios de ellos desde las entrañas mismas del poder, y otras por las ambiciones de su militancia de apoderarse de los primeros lugares de la lista plurinominal de Diputados, y algunos otros por la dirigencia estatal. Fuera de eso no se observan a todo lo largo y ancho del estado con candidatos propios fuertes y apuestan todo su capital político a una alianza electoral con el PAN y de esa forma ganar ayuntamientos que solo, no lograrían más que, como ha ocurrido últimamente, con municipios pequeños.

El Partido del Trabajo anda perdido y si MORENA y Andrés Manuel López Obrador no les dan candidatos (dado que no pueden participar en estas elecciones locales), volverá a quedarse sin registro estatal y prácticamente sin ganar algún municipio. Igual situación vive Nueva Alianza que se ha venido desdibujando en aquellas regiones en las cuales tenía fuerza como Misantla, Martínez de la Torre y Huatusco donde fueron rebasados por el PRI y el PAN. Si van solos sin ninguna alianza tendrán serios problemas de sobrevivencia.

El partido Verde seguirá siendo una caricatura que vive gracias al oxigeno que le administra el PRI. Acude a esta elección sin registro estatal pero con el apoyo, cariño y dinero que los tricolores le suministrarán a través de una coalición que formarán, seguramente total en lo que se refiere para las diputaciones y parcial para los ayuntamientos, y que registrarán como el Código Electoral lo precisa antes del 31 de enero del próximo año.

Y digo que parcial porque el Partido Revolucionario Institucional está jugando todas sus cartas para evitar una derrota estrepitosa como ya antes la ha sufrido, y al decir todas sus cartas incluyo en ellas al partido estatal AVE que se convertirá en la sucursal de los tricolores, a donde a través del Secretario de Gobierno y a decir de los propios priístas que ya les están dando palo en algunos municipios, don Gerardo Buganza toma el teléfono para comunicarse con el dirigente de Alternativa Veracruzana (su paisano, por cierto), para decirle que atienda y abandere a los priístas inconformes. De allí se entienden los destapes que últimamente ha hecho Alfredo Tress con Carlos García Méndez, ex secretario de desarrollo económico en el gobierno de Fidel Herrera para la alcaldía de la capital de estado; de René Chiunti dirigente municipal y regional del PRI para Cosamaloapan; de Jorge González Azamar para Catemaco.

Tendrá victorias el AVE con priístas de hueso colorado y uno que otro panista resentido, que serán alentados desde el poder público para que compitan por esa sucursal que dejó vacante Manuel Laborde y su PRV, cuando la ciudadanía decidió acabar con la política ficción.

Esto ya arrancó y salvo los próximos días de asueto y reflexión espiritual que los veracruzanos tendremos, a partir del próximo año desayunaremos, comeremos y cenaremos política, más política y mucha política.

Columnas recientes