Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Diputado federal borracho

Prosa Aprisa

Por: Arturo Reyes Isidoro

12/12/2012

alcalorpolitico.com

Quién se iba a imaginar que, bajo la filosofía del diputado federal panista Rafael Acosta Croda el pueblo veracruzano corre el terrible riesgo de terminar en el alcoholismo.
 
Según este señor, para poder soportar las mentiras de las autoridades municipales (y se entendería que de las autoridades en general) hay que emborracharse.
 
Con una desvergüenza que lo pinta tal cual es, este “representante popular” quiso justificar, así, que el lunes haya llegado borracho al informe de labores de la presidenta municipal del puerto de Veracruz, Carolina Gudiño Corro.
 
Con un cinismo que merece la reprobación general, no sólo no negó que se haya presentado en estado alcoholizado, sino que trató de justificarse.
 
Dijo a los reporteros que había llegado briago al acto para poder soportar todas las mentiras que había dicho la alcaldesa en su rendición de cuentas.
 
Y seguramente para olvidar todo lo que medio escuchó en el informe –por el estado en que andaba seguramente medio captó lo que se dijo–, el ahora en mala hora diputado federal veracruzano continuó emborrachándose después.
 
No de otra manera se explica que, según los reporteros, la mañana de ayer martes perdió el vuelo de las 7:30 de la mañana rumbo a la Ciudad de México porque se quedó dormido y llegó tarde, además de que todavía iba bajo los efectos del alcohol.
 
“Me tardé porque ayer ¿qué creen?, me emborraché de las pendejadas y tonteras que hizo Carolina, mejor me tuve que poner tonto porque si no me hubiera puesto más tonto, ¿qué dijo?, puras mentiras, ¡qué horror!”.
 
Ese fue uno de sus argumentos, porque el triste espectáculo que daba, continuó.
 
Los reporteros de la fuente del aeropuerto “Heriberto Jara Corona” publicaron que incluso culpó la tardanza de su llegada a la terminal aérea a los trabajos de construcción del distribuidor de La Boticaria que realiza el ayuntamiento de Veracruz en coordinación con el Gobierno del Estado y el de Boca del Río.
 
Y más borrachadas: “Me tardé 20 minutos en un embotellamiento de La Boticaria, ¿qué están haciendo en La Boticaria?, están unos tipos con gorra, con casco, una máquina retroexcavadora blanca y no están haciéndose más que pendejos, eso no es posible, que le vean la cara a los veracruzanos (…) Veracruz está sumido en la ignominia, sumido en autoridades corruptas, tontas, estúpidas que no saben hacer nada”.
 
“Sin considerar en un solo momento su estado etílico y el olor que expedía, el Legislador se detuvo a dar entrevista y orgulloso de sus actos insistió que iba borracho, pero aseguró que eso no le impedía ver las cosas que sucedían en Veracruz”, registró la reportera Ariadna Lezama Palma, del portal alcalorpolitico.com.
 
Rafael Acosta Croda ejemplifica el más bajo nivel en el que han caído los políticos panistas, lastimero, ofensivo, y eso ejemplifica en parte por qué lo gris de las administraciones tanto de Vicente Fox como de Felipe Calderón y por qué dejaron al país como lo dejaron (a Calderón se le puso también bajo la sospecha de que en ocasiones gobernaba o medio gobernaba o mal gobernaba borracho).
 
¿Por qué si Acosta Croda tenía alguna queja o estaba o está inconforme o no estuvo de acuerdo con el contenido del informe no lo dijo con todo valor pero en estado sobrio?
 
Aun cuando él llegó al poder cuando no era oposición porque el presidente de la república era de su mismo partido, ahora que lo es debiera actuar con toda responsabilidad, como una oposición responsable, digna de quienes votaron por él.
 
Lo triste es que, por lo menos hasta anoche, nadie de su partido, ni autoridad ni dirigente, había salido a reprobar a su compañero y a tratar de limpiar la cara del panismo.
 
Y pensar que en el 2000 cuando ganaron la Presidencia dijeron que convertirían al país en el paraíso terrenal de la democracia, de la ética, de la responsabilidad.
 
A los ciudadanos de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, de donde es este diputado, debiera de servirles lo que ha pasado para que reflexionen, mediten si deben seguir llevando a cargos de representación popular a personas de tal calaña.
 
Los veracruzanos, los ciudadanos debemos respetarnos y hacernos respetar. No debemos permitir más “representantes populares” como este diputado panista que denigra el oficio político. Qué tristeza por sus representados, por quienes votaron por él. Qué tristeza por Veracruz, que no se lo merece. Acabemos con esa plaga en mala hora enquistada en el poder.
 
De que se puede, se puede
 
Alienta lo que pasó ayer: que la bancada PRI en el Senado acordó aceptar la propuesta de la oposición para que los nuevos mandos policiacos federales, dependientes de la Secretaría de Gobernación, sean ratificados por la Cámara alta.
 
El jueves pasado, el debate sobre ese tema derivó en un choque abierto entre el PRI y el bloque opositor integrado por el PAN y el PRD.
 
En realidad, en el fondo no fue la bancada priista la que cedió: fue el presidente Enrique Peña Nieto. Se trata de una iniciativa suya. Él es el jefe político del priismo. Él da línea. Él dispone. Él ordena. El mérito es de él. Debe reconocérsele.
 
Pero debe reconocérsele también porque está tirando línea, porque con su decisión ha dado muestras claras de que está dispuesto a cambiar viejas prácticas políticas como la del rechazo sistemático a cualquier iniciativa, petición, reforma, sólo porque venga la oposición aunque a ésta le asista la razón.
 
Ayer el priismo cedió por primera vez en una decisión trascendental; ayer cedió Enrique Peña Nieto, el presidente de la república. Cabe preguntar si en los estados y en los municipios con autoridades o con mayoría priista se replicará su ejemplo. Debe, tiene que ser. Sólo así avanzará el país en su desarrollo democrático.
 
Héctor, institucional, respetuoso
 
Platiqué ayer con el senador Héctor Yunes Landa. Sin duda, es un político profesional. Platicamos en los mejores términos y, claro, no faltó el comentario a lo que publiqué en “Prosa aprisa” sobre su actuación en Córdoba.
 
Me explicó pormenores sobre su trabajo como legislador pero también como político. Es, se muestra respetuoso de Javier Duarte de Ochoa tanto en su condición de gobernador como de jefe político de su partido. Por lo que advertí, llevan la mejor relación y él no da paso si no lo acuerda o lo consulta primero.
 
Le reconozco el respeto a mi condición de periodista, al ejercicio de la libertad de expresión y sus reiteradas muestras de amistad y consideración. Es recíproco, aparte el ejercicio profesional de uno y otro. Y seguimos en el camino.
 
Notiver, 38 años
 
Desde este espacio le envío un abrazo al maestro Alfonso Salces por los 38 años que cumple Notiver este 12 de diciembre, un medio impreso referente nacional e internacional que me hace el alto honor de dar cabida a mis comentarios. Mi abrazo y felicitación los hago extensivos a todos quienes hacen posible ese importante diario.

Columnas recientes