Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Daño colateral: Beatriz Elena a Brasil

Nuevo Siglo

Por: Jenaro del Angel Amador

20/12/2012

alcalorpolitico.com

De líder campesina y buscadora del gobierno del Distrito Federal, se va a la sede del próximo mundial de futbol…Y allá también la irán a buscar las de siempre…
Beatriz Elena Paredes Rangel, tuvo suerte. Quiso pero no pudo ser la Jefa de Gobierno del Distrito Federal, hasta por dos veces. Perdió las elecciones consecutivas del 2006 y 2012, pero en esta segunda ocasión, por una severa paliza. Por su baja votación su acceso al gabinete quedó truncado.
Apadrinó a cuanto político (a) se le acercó y muchos (as) de ellos la dejaron mal parada.

Después de la elección de julio filtró que no iría al gabinete; que buscaba ser embajadora, y de ser posible, en Brasil. Se lo dijo sin intermediarios a Enrique Peña Nieto, y éste le ha complacido.

Beatriz pasó por todos los mandos de poder y liderazgos legales y de facto, pero su equipo siempre fue de segunda; chambistas.

Aquí en Veracruz dejó huella y dañados colaterales. Ya no los podrá ayudar más porque su ciclo se ha cerrado.

Ahora, lo que deben hacer las personas a quienes tanto ayudó, es hacerle una despedida digna de los mandos del poder político en México.

Quien sabe si regresará <<no de Brasil, sí a la política>> la que fue Subsecretaria, líder de la CNC, gobernadora de Tlaxcala, diputada y senadora. Si lo hace, merecerá una estatua en el Zócalo de Tlaxcala. Sus seguidores (as) deben dejar el anonimato conocido y dar la cara por ella.

Beatriz Elena es una extraordinaria mujer. Su tiempo, sin embargo, ha terminado.

P.D.- La iniciativa de reformas constitucionales sobre la Educación Pública, ha tenido muchos altibajos, porque el PANAL se ha opuesto a ella, con el apoyo de los oportunistas de siempre, que se han trepado al cerro de violaciones, que imputan a la iniciativa y a su dictamen.

P.D. El Gobierno de Veracruz de ir más a los hechos que a las palabras. Las obras prometidas se iniciarán, seguramente, el próximo año porque el proceso electoral está en puerta, y el paquete de esperanzas lo tiene el Presidente.

Columnas recientes