Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Tragedias de alto impacto

Por: Angel Lara Platas

20/12/2012

alcalorpolitico.com

Espera tarea muy ardua a los especialistas estadounidenses en enfermedades mentales y comportamientos sociales, que tendrán que explicar qué está pasando en su país donde desequilibrados mentales han provocado masacres que han sacudido al mundo entero, como la reciente de Connecticut, en la que mueren 20 niños y 6 adultos cuando recibían clases en una escuela del pequeño pueblo de Newtown.

El autor, Adam Lanza de apenas 20 años de edad, hasta antes de la tragedia compartía un departamento con su madre Nancy, docente de la misma escuela donde el joven asesino perpetró artero crimen. Su imagen social no era mala: inteligente, estudioso, poco sociable pero sin tendencias agresivas ni antecedentes delictivos.

En el pueblo de Newtown, con calles empedradas y casas tipo londinense, viven aproximadamente 27 mil personas y prácticamente todos se conocen. La inmensa mayoría son amigos entre sí. Es un lugar de ambiente tranquilo y sin problemas delincuenciales.

Pero la mamá de Adam tenía otra percepción de las cosas. La señora adquirió varias armas, entre las que se cuenta un rifle de asalto como los que se usan en los combates de Medio Oriente, para practicar junto con sus hijos tiro al blanco, a fin de que los jovencitos aprendieran a defenderse de algún desquiciado asesino que pusiera en peligro sus vidas. Llama la atención que una mujer incluya ese tipo de prácticas en sus costumbres familiares.

Esas mismas armas utilizó Adam en el asalto a la escuela, después de dar muerte a su propia madre.

Hasta el momento, no se sabe de algún mensaje previo en redes sociales o un aviso que hablara de lo que tenía pensado consumar. La mañana del 14 de diciembre, el joven asesino vistiendo ropajes negros y chaleco antibalas se presenta al recinto escolar con la idea de matar a todos los que dentro se encontraban, pero la presencia de la policía frustra sus planes originales.

Sin embargo, por la aparente ausencia de motivos este asunto no debe tratarse como un hecho aislado. Esto debe estudiarse más a fondo. No es un secreto que Estados Unidos es una sociedad que se cuida en extremo. Las medidas de seguridad son demasiado rigoristas. En una ocasión a un pasajero que pretendía abordar un avión se le descubrió una filosa navaja oculta en un zapato, desde esa fecha y durante varios años a todos los pasajeros se les revisaban inflexiblemente los zapatos.

El Presidente Obama tendrá que entrarle al tema de lleno, sin importar la popularidad que pudiera arriesgar. El asunto ya está puesto en la discusión nacional y no podrá ser eludido, particularmente porque el asesino no fue un latino o afroamericano que diera lugar a argumentos de odios raciales.

En ese pueblo todos son blancos, con raíces y costumbres netamente norteamericanas. El asesino era blanco, hijo de padres blancos de cultura netamente norteamericana.

A Barack Obama tienen que decirle con urgencia qué está pasando con la sociedad estadounidense, donde civiles están matando a civiles.

Si el homicida no actuó bajo el influjo de las drogas, si no lo hizo por algún sentimiento racial, ni ideológico o político, ni por venganzas; entonces se trataba de alguien que durante su vida acumuló odios y enfados y de pronto sintió la necesidad de hacer el daño por frustración.

El hecho de matar y luego morir, habla de fuertes sentimientos de odio contra un mundo que a su juicio le era hostil, y al suicidarse está mandando el mensaje que él también se retira, que no merece estar en una sociedad que tanto daño le hizo.

Adam era un “lobo solitario”. El gobierno tendrá que saber cuántos más hay en su territorio y qué están dispuestos a hacer.

James Holmes, de 24 años, que posesionado en el papel de uno de los personajes de la película de Batman, hace pocos meses entró a un cine de Colorado donde se estrenaba el film y mató a una docena de personas, también era un “lobo solitario”.

También es un contrasentido la facilidad con la que cualquier hijo de vecino puede adquirir cualquier tipo de armas en el país del norte. La libre venta y las mentes desquiciadas, han formado una mortal pareja que está haciendo mucho daño a México, Centroamérica, y, ahora, a ellos mismos.

Por otra parte, no puedo dejar de mencionar la tragedia que enlutó a la familia de la popular cantante conocida como Jenni Rivera, desde la fría perspectiva de las causas.

Al momento del despegue de la aeronave del Aeropuerto de Monterrey, el nivel de riesgos era demasiado alto. Veamos por qué.

Los pilotos (responsables de la conducción), iniciaron actividades a temprana hora del día anterior: salieron de Toluca rumbo a Colima, y luego a Monterrey. Pero de pronto reciben la orden de regresar a Toluca a pesar que acumulaban más de 19 horas sin descansar (no se ha dicho que lo hayan hecho).

Hay que agregar que el piloto titular solo estaba autorizado para volar durante el día. Y, a los 79 años, cualquier organismo sano inesperadamente puede ver disminuidas sus destrezas.

Además, volar una nave al borde de su vida útil, en la noche, es altamente riesgoso.

Igual que con los vecinos, acá también tendrán mucho quehacer los expertos. La sociedad lo exige.

Columnas recientes