Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Balance político 2012 en Veracruz

Por: Eduardo de la Torre Jaramillo

28/12/2012

alcalorpolitico.com

Indudablemente fueron dos hechos políticos de relevancia los que marcaron este año; en primera instancia los resultados electorales presidenciales del mes de julio, y en segundo caso, la concreción de la coalición entre el PAN y el PRD, -el primer partido en dar el paso ha sido Acción Nacional-; de estos dos acontecimientos versará esta columna de fin de año.

En el caso de los resultados electorales federales de 2012 para la elección de presidente de la república, el PAN ganó la elección en Veracruz con 1, 204,712 votos, cuya diferencia con el PRI sólo fue de únicamente de 1,598 votos, éste último obtuvo una votación de 1, 203,114 sufragios; cuando en la elección de gobernador en 2010, el PRI obtuvo 1,356, 623. Es pertinente mencionar que es la primera vez que el PRI pierde una elección presidencial en esta entidad federativa, -quizá en algo contribuyó el escándalo nacional de los 25 millones de pago a los jaraneros de las fiestas de Tlacotalpan que incautaron en el aeropuerto de Toluca-.

Continuando con la línea de interpretación anterior, los herederos del “fidelato” aseguraban que le darían a su candidato presidencial 1.5 millones de votos, cifra que por mucho fue negada por los veracruzanos (muy probablemente porque están reprobando esa forma depredatoria de ejercer el poder); pero por otra parte, hay que comentar que el candidato de las izquierdas obtuvo una votación de 1, 037, 023 de votos, quien prácticamente mantuvo su votación lograda en el 2006, sólo aumentó 529 votos; empero para este año si desagrego la votación de esa coalición, el PT sólo obtuvo 54, 238 votos y Movimiento Ciudadano 46, 343 sufragios, del primero si lo comparamos con la elección de 2010, pues simplemente perdieron el registro en Veracruz al obtener 53,219 votos; pero en el caso del segundo aquel tuvo un dramático descenso si lo comparamos con los sufragios obtenidos en la elección de gobernador, donde obtuvieron 138,594 votos. Por lo tanto la mayoría de los votos los obtuvo el PRD, cuya cantidad fue de 695,494 sufragios, además de las múltiples combinaciones de votación de la referida coalición.

De seguir este descenso en la votación del PRI en Veracruz, cuya lógica política es totalmente distinta a la que se vive a nivel nacional, pues estaríamos ante un escenario posible y deseable de derrota en el 2016 del único partido que ha gobernado a esta entidad federativa desde hace 84 años.

Por otra parte, la noticia que de por sí ya es histórica es la coalición entre el PAN y el PRD, ésta se planteó como una idea democrática antes de la elección federal, ahora ya es una realidad por parte de Acción Nacional; vislumbro una alianza programática, la cual debe plantear una nueva agenda legislativa para relanzar a Veracruz económica y socialmente; y estoy pensando en una real división de poderes que anteponga su trabajo congresional donde prive la técnica legislativa y que tenga como propuestas por ejemplo: una nueva Ley de Pensiones, crear una Ley de Transporte Público (que no existe), armonizar las leyes estatales con las nacionales, en fin hay una agenda legislativa moderna que posibilite el desarrollo de Veracruz.

Empero, la coalición es pertinente comentar que está asediada por las fuerzas políticas retardatarias (desde la propia izquierda, quienes aún viven en los tiempos de la “Guerra Fría” o que son “maiceados” por el gobierno en turno), y autoritarias (las gubernamentales y las del PRI, como la pobreza argumentativa de los alcaldes sobre el tema); en los casos del PT y MC, pues si hoy fueran las elecciones simple y sencillamente perderían el registro, en el caso del primero no anteponen el bien común de los veracruzanos, sino que buscan salvaguardar sus prerrogativas que en este año son de 750 mil pesos, por eso no van en coalición por preservar sus pequeños intereses económicos; lo más complejo de estos partidos que no hacen política sino negocio con sus franquicias electorales es que los mexicanos pagamos con nuestros impuestos a esta tipología de partidos políticos, y lo puedo decir con toda la experiencia, no se necesitan crear más partidos políticos en las condiciones sociopolíticas del país, porque no hay ciudadanía o mejor dicho sólo existen ciudadanos imaginarios.

Finalmente, lo mejor que le puede suceder a Veracruz es observar a los políticos responsables con su futuro inmediato, a los dirigentes del PAN y PRD, tanto Cambranis Torres como Vergel Pacheco, quienes están actuando con responsabilidad histórica pero sobre todo que ahora se dedican a hacer política que beneficiará a los veracruzanos, este es el mejor augurio que se puede dar en el 2013 para nuestra entidad federativa.

Columnas recientes