Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

La enseñanza en la era digital

Por: Guillermo H. Zúñiga Martínez

29/12/2012

alcalorpolitico.com

Veracruzanos: Feliz Año 2013.

La Universidad Popular Autónoma de Veracruz es una institución de vanguardia que busca innovar en el contexto estatal y nacional. Así lo expresó de manera categórica el Dr. Javier Duarte de Ochoa la mañana del 26 de diciembre, cuando se reunió con los funcionarios de la educación, encabezados por el Secretario Lic. Adolfo Mota Hernández.

Las ideas son universales. Lo que hoy se expresa en Veracruz, hace unas semanas en Madrid, España, fue motivo de una discusión profunda e interesante respecto de lo que debe ser la nueva forma de hallar caminos que conduzcan al reencuentro de nuevas concepciones sobre educación superior. Según David Murillo Vilalta, Profesor del Instituto de Ciencias de la Educación, no es posible que sigamos con las mismas técnicas en la enseñanza porque en lugar de abrir a los escolares su mentalidad crítica, se la cerramos y no los encauzamos a comprender el mundo, sino a aprobar exámenes. Lo enunció acertadamente, porque la mayoría de los aprendientes tienen la preocupación de asimilar únicamente conocimientos relacionados con las pruebas que van a presentar, lo que los lleva a cultivar más la memoria que el raciocinio y se alejan de la investigación propiamente dicha.

Betzabé Lillo, miembro del Equipo Directivo Montessori Figueras, afirmó que la escuela debe ir al ritmo de la vida y no remar en sentido contrario; me parece que los niveles de enseñanza y autoaprendizaje están ahí latentes; por su parte, Jaime Bravo, alumno del Colegio Reinado del Corazón de Jesús, opinó que la educación transita en un río que necesariamente debe llevar al conocimiento de una nueva realidad.

En la actualidad, dijo José de la Peña, Director de Educación y Conocimiento en Red Fundación Telefónica, hay que tomar en consideración las nuevas tecnologías para el aprendizaje porque aprender cosas de memoria es intrascendente.

Este coloquio madrileño culminó con una conclusión generalizada: la educación de nuestros días debe basarse principalmente en el autodidactismo. Esto es algo que hemos venido insistiendo denodadamente, porque tiene que ver con los hábitos de cada uno de los educandos, con la organización de su tiempo y, principalmente, con la forjación de una verdadera disciplina para hacer nuestro lo que pertenece a todos: la cultura, la ciencia y los productos de la investigación.

Las ideas de jóvenes y maestros europeos se han quedado ahí, en expresiones, deseos, aspiraciones y no han puesto en marcha un sistema congruente y apegado a su pensamiento, por lo que cobra cada día más importancia lo que se está haciendo en este girón de la patria, porque está demostrado totalmente que las vivencias, el entusiasmo y la realización plena se encuentran cuando el estudiante dedica tiempo, esfuerzo y trabajo a demostrar su capacidad creativa, significativa y crítica.

Por estos datos que hoy ofrezco, aprecio que las expresiones de Javier Duarte de Ochoa son correctas y deben ser valoradas en toda su plenitud, dado que ha propuesto una forma novedosa de formar a los veracruzanos, para que exhiban lo que es su fortaleza en cada una de las asignaturas que ensayan cotidianamente, para luego reunirse en los días que escojan a fin de confrontar sus habilidades, conocimientos y experiencias. Innovar no es fácil porque consiste en concebir de manera diáfana una estrategia diferente, la cual rinda resultados que puedan ser valorados objetivamente; consecuentemente, considero que este año 2012 encierra grandes lecciones que permiten ahondar en esta experiencia altamente inequívoca.

Así como los madrileños se expresaron, imagino que en otras partes del mundo están pensando igual porque las ideas pueblan no tan sólo la mente de los hombres, sino que logran identificarse con los pueblos que buscan por sí mismos su desarrollo y progreso, razones suficientes para comunicar a los asesores solidarios que dirigen las diferentes instituciones de la nueva Universidad de Veracruz, que están abriendo surcos donde las semillas de su quehacer fructifican de manera esplendorosa, al alentar a las comunidades educativas ubicadas en los diferentes municipios y pueblos, donde cotidianamente se va palpando la transformación tangible de sus vidas, hasta sentirse orgullosos de los alcances y las metas que han logrado.

El mensaje del mandatario veracruzano, lo asimilé con sumo agrado y la verdad es que su confianza debemos seguirla honrando para que, poco a poco, la UPAV siga perfilándose como una modalidad apreciable, con características propias y con la finalidad generosa hacia el servicio a los colegiales que nos enaltecen con su deferencia.

[email protected]

Columnas recientes