Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Pinche puerto...

Diario de un reportero

Por: Miguel Molina

03/01/2013

alcalorpolitico.com

Para Erick Manuel Suárez Márquez el sistema arrecifal de Veracruz es un pinche pedazo de arrecife. El señor Suárez Márquez es presidente de la Cámara Nacional de Comercio en el Puerto aunque hable como presidiario.

Para muchos otros - veracruzanos o no - el sistema arrecifal de Veracruz es un tesoro natural valioso y raro. Y para uno es triste que casi nadie haya hecho lo que tenía que hacer para conservarlo. Basta con ver lo que ha pasado y lo que puede pasar.

En el pinche pedazo de arrecife de Suárez Márquez viven más de doscientas especies de algas, cuarenta y tantas especies de esponjas, ochenta y cuatro especies de corales, trescientas treinta y nueve especies de moluscos y ciento cuarenta especies de crustáceos, y doscientas cincuenta y seis especies de peces, diez especies de reptiles y ochenta y un especies de aves. (Ver: http://www.conabio.gob.mx/gap/images/8/85/59_Sistema_Arrecifal_Veracruzano.pdf)

Además de ser centro de un ecosistema importante y rico, los pinches arrecifes estabilizan la arena, disminuyen la violencia de las olas y la fuerza de las corrientes, reducen los riesgos de inundaciones y protegen de depredadores a larvas y ejemplares jóvenes de más de la mitad de las especies de peces y crustáceos que viven en la zona.

Pero cosas tan bellas nunca suelen durar. Aunque el sistema arrecifal fue declarado zona protegida en 1992, pasaron veinte años sin que nadie se preocupara mucho en ninguno de los niveles de gobierno y desgobierno. Nada cambió.

La idea de proteger el área era evitar el saqueo de corales y la explotación irracional de los recursos del arrecife, pero también había que establecer programas que regularan el desarrollo turístico, la descarga de aguas residuales de los centros urbanos cercanos, y la contaminación de los ríos Papaloapan, Jamapa y La Antigua, que desembocan justo frente a los arrecifes.

Pero no se hizo nada, o se hizo muy poco. Los porteños han echado al sistema arrecifal excrementos y otras descargas durante cinco siglos sin mucha preocupación, y la actividad portuaria del los últimos cien años ha contribuido al deterioro de este ecosistema derramando hidrocarburos.

Y ahora hay personajes que -como Suárez Márquez- invocan el desarrollo como razón suficiente para que en el nombre del progreso se deshaga en diez años lo que la naturaleza tardó millones de años en construir.

Habría que preguntarse qué se ganaría (en verdad, no en papel) con la ampliación del recinto portuario. Habría que ver si es verdad que en esos diez años que dice el señor Suárez Márquez se crearían veinte mil empleos directos y sesenta mil indirectos (con qué salarios y durante cuánto tiempo).

Por lo pronto al señor Suárez Márquez no le salen las pinches cuentas. Un día asegura que se crearán diez mil empleos (http://www.alcalorpolitico.com/informacion/nota.php?idnota=92610 - .UORjYqXw50A), y otro día explica que en realidad serán veinte mil (http://www.eluniversalveracruz.com.mx/negocios-economia/2012/ip-visualiza-20-mil-empleos-por-ampliacion-portuaria-17366.html)...

Habría que ver si Veracruz tiene capacidad para ofrecer esa mano de obra, en muchos casos calificada, o si la importación de trabajadores de otras partes impondría presiones adicionales a las que ya tienen la vivienda y el transporte y los sistemas educativo y de salud, por ejemplo.

Pero también habría que pensar en lo que realmente dice el señor Suárez Márquez cuando advierte que si no se amplía el recinto portuario Veracruz está condenada a ser una ciudad mediocre, porque el crecimiento es lo único que importa.

Sería triste que la única opción de crecimiento de una ciudad como Veracruz fuera la destrucción de las zonas naturales protegidas, sobre todo porque el Puerto es más que un pinche puerto que ya no se da abasto.

Y porque después de todo las pinches cifras oficiales (http://www.puertodeveracruz.com.mx/apiver/noticias-del-puerto/383-crece-145-por-ciento-movimiento-de-carga-comercial-en-veracruz) dicen precisamente lo opuesto...

Columnas recientes