Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

¿Chávez… Presidente?

Por: Helí Herrera Hernández

07/01/2013

alcalorpolitico.com

[email protected]
Twitter: HELÍHERRERA.es
 
Apenas hace tres semanas, en este mismo espacio, publique un artículo titulado “¿protestará Hugo Chávez?”, el cual despertó una gran polémica generada por muchísimos lectores de pensamiento liberal que han visto en el actual presidente venezolano, al hombre que ha enfrentado al imperio más poderoso de América, y uno de los tres más importantes del mundo.
 
Mi correo electrónico se llenó de comentarios de todos ellos, y también, vale la pena decirlo, de otros antichavistas recalcitrantes que juran y perjuran que Hugo Chávez ya está muerto, que los comunistas de la isla de Cuba están ocultando su fallecimiento vaya usted a saber por qué, y que por lo tanto se abre un impasse en la República Bolivariana de Venezuela ante tal escenario, que solo los juristas y la Constitución de aquella nación deben resolver.
 
De la publicación de aquel artículo a la fecha de toma de posesión del nuevo periodo que debería ejercer Chávez (10 de enero de 2013) faltaba poquito más de un mes, por lo tanto existían tanto los buenos propósitos de sus seguidores en el sentido de que iba a mejorar de la cirugía a que fue sometido en La Habana para extirpar células cancerigenas, como de sus malquerientes que afirmaban que no y que por lo tanto, al no juramentar, ya no podía ser presidente hasta el 2019.
 
El plazo se ha cumplido y este jueves 10 los ojos del mundo estarán puestos en Venezuela, en su Poder >Legislativo y Judicial que son los que deben decidir qué hacer ante esta situación nunca vivida creo, en ningún otro país de este continente, y más tomando los comentarios que tanto los oficialistas como los opositores han venido vertiendo en las últimas tres semanas, conocidos los reportes médicos provenientes de la isla y leídos por el ministro de salud de Venezuela, en el sentido de que Hugo Chávez presenta una peligrosísima insuficiencia respiratoria, que a decir de unos lo tiene al borde de la muerte, y de otros que afirman que es cuestión de semanas o algunos meses para que éste se recupere.
 
El panorama político-jurídico parece irse allanando con la declaración que este domingo hiciera la oposición venezolana al afirmar “que si el próximo 10 de enero el presidente Hugo Chávez no está en Caracas para asumir el nuevo mandato, deberá ser sustituido por el titular de la asamblea nacional, Diosdado Cabello”,
 
El diputado opositor Julio Borges, acompañado por varios legisladores de la Mesa de la Unión Democrática, aseguró en rueda de prensa "Nosotros, como oposición, nunca hemos tenido duda de que el presidente sigue siendo presidente después del 10 de enero; eso nunca ha estado en cuestión. Lo que sí hemos puesto en duda es que si el presidente no puede venir a su juramentación, sea Nicolás Maduro que ya pertenece al gobierno anterior, quien siga siendo vicepresidente, y a quien Chávez dejó encargado de su gobierno antes de partir a Cuba para su tratamiento."
 
Julio Borges es militante y dirigente del partido “primero Justicia”, al cual pertenece el candidato derrotado por Chávez en la pasada elección presidencial Henrique Capriles, y juntos eran, hasta hace unas semanas, los que pedían y exigían nuevas elecciones, es decir, que asumiera interinamente la titularidad del Poder Ejecutivo Diosdado Cabello, quien es presidente de la Asamblea Nacional (Cámara de Diputados), tal y como la Constitución Venezolana lo precisa, y convocara a una nueva elección para antes del 10 de febrero, en acatamiento al marco legal que también así lo señala.
 
Hoy, a escasas horas de el relevo presidencial se de, tanto Henrique Capriles como el líder de la oposición al Partido Socialista Unido de Venezuela en la Asamblea Nacional Julio Borges han disminuido su reclamo y proponen que, mientras Chávez no regrese a Venezuela sea su vicepresidente el que asuma el mandato presidencial, sin exigir ya la convocatoria a nuevas elecciones.
 
Este posicionamiento de los opositores al chavismo en Venezuela parece ser que disminuye la tensión que se estaba generando en aquella nación sudamericana, y que a juicio de varios observadores políticos no solo podría desestabilizar ese país, sino confrontar a otras por el tipo de gobierno que venía realizando el presidente Hugo Chávez.
 
Las Constituciones en cada país se han hecho para interpretarlas por los juristas y los cuerpos colegiados de poder como mejor le convenga al partido gobernante. En Venezuela parece no ser la excepción y todo índica que la exigencia de la oposición de aquella nación para que Hugo Chávez juramentara el próximo jueves ha dejado de ser prioritario para ellos, y prefieren darle estabilidad política y social a Venezuela antes que una confrontación, que lejos de beneficiar al pueblo, vendría a perjudicarlo.
 
La salud de Chávez ha pasado, en estos momentos cruciales a segundo término para sus opositores. Lo importante para ellos es darle viabilidad a su nación y eso, hay que reconocérselos, habla bien de ellos.

Columnas recientes