Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

•Bazbaz y la Inteligencia… financiera • El PAN, de lo perdido…

Campos Eliseos

Por: Katia D'Artigues

08/01/2013

alcalorpolitico.com

Alberto Bazbaz Sacal es un joven abogado, egresado de la Universidad Anáhuac, en la cual ha sido académico en las áreas de Derecho Penal y Procesal. El próximo 24 de octubre cumplirá 40 años.

Fue designado procurador del Estado de México en marzo de 2008 por el entonces gobernador Enrique Peña Nieto. ¿Recuerdan la controversia por la foto de su toma de posesión? Se tomó días antes de ser ratificado por el Congreso local, debido a que Peña Nieto saldría de vacaciones. Bazbaz defendió esta actitud y dijo que no había cometido ninguna falta.

—El desempeño del cargo de procurador, a final de cuentas, lo inicié después de protestar ante el secretario de Gobierno.

En su currícula también figura haber sido director general de Procesos Penales Federales de la PGR. Pero en marzo de 2010, un caso conmovió a la opinión pública: la desaparición de la niña Paulette Gebara Farah, de cuatro años de edad. En medio de una investigación llena de e(ho)rrores, las autoridades encabezadas por Bazbaz dieron a conocer su dictamen. Pese a todas las investigaciones (hasta las autoridades dijeron que participaron agentes del FBI), revisiones y cateos que se hicieron, el cuerpo de la menor fue ubicado en un espacio entre el colchón y los pies de la cama en la que dormía la niña. Ni las personas que ayudaban a las tareas de la casa, que hicieron la cama varios días después de su desaparición, y en donde durmieron otras personas, vieron al cuerpo de la menor.

Después de este caso, Bazbaz dejó la procuraduría estatal. Lo sustituyó, por cierto, Alfredo Castillo, ahora subprocurador de la PGR, quien defiende la misma hipótesis, o, más bien, resultado de su investigación: Paulette siempre estuvo ahí.

Ahora regresa a la escena pública. Me refiero a Bazbaz. Fue nombrado por el secretario de Hacienda como nuevo titular de la Unidad de Inteligencia Financiera. ¿Será capaz de dar con los extraños guardaditos monetarios escondidos en los colchones? Con su experiencia...


¡Qué bueno que Gustavo Madero empieza tan optimista este 2013! A finales del año pasado —por cierto, querida lectora y lector, feliz 2013— hizo una predicción catastrófica:

“Muchos se afiliaron al PAN cuando éramos gobierno porque buscaban una chambita. Ahora vamos a perder más de la mitad de los militantes.” Y estaba mal. ¡Lo superaron! ¡Perdieron más de la mitad! El pasado fin de semana se fueron dando a conocer algunos numeritos sobre el padrón de miembros activos y adherentes con los que cuenta el Partido Acción Nacional una vez finalizada su campaña de refrendo de militancia.

Aunque Madero ya lo sabía, ahora lo ratificó: no todos acudieron al llamado. Es más, no fueron ni la mitad... De acuerdo con su primer corte de numeritos, ese partido cuenta con 204 mil 836 miembros activos y 162 mil 992 adherentes, lo que le da un total de 367 mil 828 integrantes. Sí, lo leyó bien. En el 2004, cuando estaban en la plenitud del poder, había 886 mil miembros adherentes. 80% no refrendó su militancia.

Y siguiendo con este optimismo de inicios de año, argumentan que no es una desbandada, sino una depuración del padrón. Que es porque no son un partido de “masas”. O sea que son algo así como RSVP. ¿O nos reservamos el derecho de admisión? Algo así, pues. Bien new age: hay que hacer espacio para que llegue lo nuevo. Ok, no.

Bueno, hay varios nombres de destacadísimos panistas que no acudieron al llamado de su líder, como por ejemplo Vicente Fox —¡sí, el primer presidente no priísta!— o César Nava, quien fuera su presidente nacional. Otro más es Diego Fernández de Cevallos; pero a él, Madero lo defiende y dice que con sus 30 años de militancia, no lo necesita. Y El Jefe Diego dio el mismo argumento, hasta dijo que es el mismo caso de ser católico: no se necesita ser rebautizado para refrendar su fe. Y no necesita el permiso del PAN para ser panista, faltaba más.

Pero en el remoto caso de que los destacados panistas sí hayan refrendado su militancia y no aparezcan en el padrón depurado, tienen hasta el día 24 para aclararlo, o bien, hasta les pueden dar chance de realizarla.

Mmmm. No es que vaya en contra del optimismo panista, pero al paso que van, capaz que Morena le gana con sus militantes. Ellos inician afiliación hoy y quieren tener un millón y medio de futuros militantes para cuando acabe el año.


Ayer el presidente Peña Nieto hizo su primera aparición en cadena nacional. Fue para enviar los buenos deseos de este año que inicia, y enfatizando los cinco ejes en los que trabajará su gobierno para impulsar el desarrollo del país: un México en paz, incluyente, con oportunidades para todos, con mejor educación y proyectarlo en el exterior.


El escenario para conmemorar el 98 Aniversario de la Ley Agraria, emitida en enero de 1915, fue uno de los salones del World Trade Center, de Boca del Río, Veracruz con la presencia del Presidente Enrique Peña Nieto. Caray, algunas cifras hablan de 10 mil invitados a este evento. Pero lejos de esto hay un dato que es necesario destacar. En los pasados 12 años, lapso en que el PAN estuvo en Los Pinos, a esta ceremonia no acudieron los Presidentes de la República. En el sexenio de Felipe Calderón al menos sirvió para que el entonces secretario de la Reforma Agraria, Abelardo Escobar, luciera un poco su chamba. Pero de ahí en fuera, nada de actos encabezados por el Presidente en turno.

El domingo pasado, el brazo campesino -bueno, es un decir-del PRI, la Confederación Nacional Campesina, la CNC, fue la encargada de abarrotar autobuses foráneos, con agremiados provenientes de varios estados del país, por ejemplo de Chihuahua, Zacatecas, Yucatán, o su "ejército", como le llamó Gerardo Sánchez, líder de esta organización, que fueron trasladados hasta el territorio de Javier Duarte. No quiero decirles acarreados, porque suena bien feo, digamos que, pues, mmm, sólo les facilitaron el transporte desinteresadamente.

También acudió otro grupo de campesinos veracruzanos -que obviamente no llegaron en camiones de la CNC--, quienes solicitaron la regularización de 205 hectáreas en la zona de El Copital.

A diferencia de los sexenios panistas, ahora, seis gobernadores asistieron y Jorge Carlos Ramírez Marín, secretario de Desarrollo Agrario y Territorial y Enrique Martínez y Martínez, de SAGARPA, además de César Camacho Quiróz, presidente nacional del PRI.

¿Se imaginan, por ejemplo, a César Nava, siendo líder nacional del PAN, encabezar una ceremonia de este tipo, acompañando a campesino? Yo no. Ni con Patylu.

Ayer leía en una de las crónicas que un campesino decía: "Ahora sí se siente como antes".


Más vale prevenir, que la-mentar

Columnas recientes