Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Los escarceos por las candidaturas…

Nuevo Siglo

Por: Jenaro del Angel Amador

10/01/2013

alcalorpolitico.com

Un oído que escuche y un brazo que apoye…EPN.- Que sea cierto….

En los foros que el PRI ha comenzado a desplegar en el estado, hoy vía Fundación Colosio en pos de la construcción de la Plataforma Electoral y Política que por ministerio de ley el CDE deberá registrar ante el Organismo Electoral organizador de las elecciones de julio próximo, independientemente del necesario interés que muestran quienes los instrumentan y que han sacado de las fiestas de fin y principio de año a la militancia de esa formación política, para que participen en ellos, hay otra temática que no se puede soslayar:

La displicencia por una parte, y por la otra, la soberbia que exudan los Delegados Regionales y/o Distritales que ese partido ha regado por la geografía veracruzana, en su calenturienta integración de “planillas” con presuntos elegidos a la cabeza, cuando aún no se imanta el CDE con el CEN en lo deberá ser una labor de tándem político, si su aspiración es ganar “con holgura” las elecciones locales que implicará diputados y ediles.

A nadie escapa <<quien en política anda>> que el gobernador del estado necesitará en la segunda parte de su mandato, un Congreso local que le apoye en sus iniciativas cuando menos, con el voto mayoritario mínimo para aprobarlas; que de otra suerte, tendrán que hacer malabares <<el coordinador legislativo>> para las que requieran mayoría calificada, y la mejor manera de obtenerla es, desde luego, ganando cuando menos, veinte distritos de los treinta a disputarse.

Con veinte triunfos directos y el complemento de los plurinominales, sería suficiente. Sin embargo, no pueden jugar a los límites. Pueden y deber ir con los mejores candidatos al proceso electoral, tanto en curules como en cabeceras distritales y municipios de importancia en lo demográfico, político y económico. El gobernador Duarte de Ochoa lo tiene bien claro y no correrá riesgos.

A cada candidatura deben ir los que mayor opción de triunfo tengan, así no sean amigos, compañeros de escuela, paisanos o cercanos. Y para que esto suceda, su información a través de delegados o informadores, debe ser cribada una y otra vez. Los representantes priistas en los distritos no estarán carentes de preferencias o estímulos de todo orden.

No deben olvidar quienes en este proceso participen, que muchos aspirantes ya conocen el olor de la derrota y su persistencia por volver a las boletas, en algunos casos. En otros, el CEN participará de manera más concentrada en las decisiones.

El Presidente del CDE del PRI tiene tiempo y disposición para su tarea; pero le hace falta, por otra parte, mayor dinámica para recorrer caminos y veredas; carreteras y autopistas; que se empolve y enlode los zapatos y nos los guarde bien boleados en su clóset. Total, quizá sea Presidente del CDE del PRI por una vez en su vida..

P.D. El riesgo de intentar recibir el saludo del Presidente de la República en eventos públicos, es alto. Pero una cosa es esto y otra distinta, que medie en ese riesgo la majadería de quien hoy tiene el poder que en México para ignorar a quien lo busca. Lo bueno que no es para toda la vida.

Columnas recientes