Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Las declaraciones patrimoniales

Nuevo Siglo

Por: Jenaro del Angel Amador

17/01/2013

alcalorpolitico.com

La honradez es siempre digna de elogio, aun cuando no reporte utilidad, ni recompensa, ni provecho.- Cicerón.-

Ningún mexicano que no fuera del primer círculo cercano al ex Presidente Felipe Calderón Hinojosa, nos enteramos con cuantos bienes patrimoniales llegó a Los Pinos, y con cuántos salió al concluir su mandato.

El rumor de la calle suele afirmar <<sin que ello conste en documentos>> que el último presidente mexicano salió bien fortalecido en bienes materiales al concluir su mandato. Quizá nuca sepamos con cuánto entró y de qué manera dejó el poder. La opacidad es patrimonio de todos los funcionarios de poder en el país, en el que el saqueo adquirió carta de naturalización en los dos sexenios que se fueron, sin que por ello se consienta que en los anteriores a estos no los hubo.

Se aluden muchas excusas para no publicar lo que los funcionarios declaran <<antes a la Secretaría de la Función Pública, y más antes, a la Contraloría General de la Federación>>, y entre ellas, para “no hacerlos secuestrables”.

Ayer Enrique Peña Nieto hizo público lo que tiene de bienes patrimoniales. Casas, terrenos y muebles; piezas de arte y joyas, y aunque no se precisó donde se localizan, por hoy allí queda. ¿Y lo harán también sus colaboradores? Seguramente para el mes de mayo todos lo habrían hecho ante lo quedó de la Secretaría de la Función Pública, o ante la Comisión Anti corrupción, según la regulación administrativa que se precise.

Porque, en la moda de hoy, decenas de alcaldes presionan ante la SHCP, ante diputados y senadores, para que haya “borrón y cuenta nueva” para los municipios endeudados hasta el tobillo, principalmente por los excesos de los munícipes que se sienten los reyes de las aldeas, cicas y grandes, en las que se fijan salarios estratosféricos, que no concuerdan con el tamaño de los ingresos municipales.

Y también ellos debieran <<en la ley existe>> presentar sus declaraciones patrimoniales ante los Congresos Locales mismos que, en la línea de opacidad, no hacen públicos los contenidos de las declaraciones por la misma razón: “no hacerlos secuestrables”

Hoy quizá algo cambie, pero ojalá y no haya síndrome de inicio de sexenio: Que todo se hará conforme a la ley y se castigará a los ladrones.

Enrique Peña Nieto tiene la palabra.

P.D. La reforma educativa va. Ya la aprobaron 19 Congresos Locales y resta que la Permanente formule la declaratoria respectiva. Ya está en la Constitución General de la República.

Columnas recientes