Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Cínicos y mentirosos

Al Pie de la Letra

Por: Raymundo Jiménez

18/01/2013

alcalorpolitico.com

Al reunirse este jueves en Puebla con los senadores de Acción Nacional, el presidente del CEN del PAN, Gustavo Madero, reconoció que a pesar de los esfuerzos realizados, los gobiernos emanados de su partido no lograron vencer a la pobreza y la desigualdad.
 
“Sin duda en nuestros gobiernos, en el gobierno de Felipe Calderón, logramos avances inéditos en materia de ampliación de libertades, derechos y oportunidades, pero el combate a la desigualdad y a la pobreza sigue siendo una batalla que no hemos logrado vencer”, dijo el dirigente nacional panista en su discurso inicial pronunciado frente a una mesa semivacía.
 
Pero Madero omitió decir que en el sexenio de Calderón también surgió una nueva casta de ricos en el PAN, los cuales pasaron de inquilinos en barrios clasemedieros a zonas de lujo en la ciudad de México, como Bosques de Las Lomas, Polanco, San Ángel y El Pedregal.
 
Aquí mismo exponíamos hace un par de días el caso del ex delegado interino de la Sagarpa en Veracruz y actual representante de esa misma dependencia federal en el estado de Guerrero, Carlos Alberto Hernández Sánchez, un ingeniero agrónomo egresado de la UV, nativo de Coatepec y de cuna humilde, quien recientemente cobró notoriedad porque inexplicablemente ha ido acumulando propiedades inmobiliarias, entre ellas una mansión en el exclusivo fraccionamiento de Las Animas, la cual habría comprado a la familia Chedraui en 20 millones de pesos.
 
Otro de los nuevos ricos al amparo del poder calderonista es Germán Martínez Cázares, ex presidente del PAN. Al inicio del sexenio no tenía casa propia pero unos meses después se hizo de una residencia que adquirió en 16 millones 200 mil pesos, en la mejor zona de San Ángel Inn. La casita de Martínez Cázares, quien renunció a la dirigencia panista en 2009 tras la peor derrota electoral en la historia del partido, mide 743 metros cuadrados y se la vendió, en mayo de 2010, Carla María Compeán Woodworth, hija del presidente de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), Justino Compeán.
 
Martínez litiga a través de un bufete jurídico, con lujosas oficinas en Coyoacán, entre cuyos socios fundadores se encuentra el actual senador Roberto Gil Zuarth, ex coordinador de la campaña presidencial de Josefina Vázquez Mota y otro de los prominentes panistas que ascendieron vertiginosamente en el sexenio de Calderón, de quien fue secretario particular. De residir en un modesto departamento en Tlalpan y no poseer ni auto, Gil Zuarth compró en julio de 2007 una casa en San Ángel Inn por 4 millones de pesos.
 
Otros subordinados de Calderón –cuya bonanza inmobiliaria y la de su mujer Margarita Zavala fueron exhibidos por la revista Proceso– también se mudaron de domicilio a partir de formar parte de la alta burocracia federal y de cargos legislativos por su militancia en el
PAN.
 
Maximiliano Cortázar Lara, amigo de Calderón y de Zavala desde hace dos décadas, vivió en casa ajena toda su vida en Las Águilas, pero en mayo de 2009 se mudó a una residencia de mil 312 metros cuadrados en Jardines del Pedregal. El costo: 7 millones 430 mil pesos.
 
La sustituta de Cortázar en la Coordinación de Comunicación Social de la Presidencia de la República, Alejandra Sota Mirafuentes, también ascendió: vivía en un departamento de la colonia Del Valle y, en 2008, compró una mansión de 660 metros cuadrados en Bosques de las Lomas, una de las áreas residenciales más lujosas de la Ciudad de México. El precio: 6 millones 700 mil pesos.
 
César Nava Vázquez, ex secretario particular de Calderón y sustituto de Martínez Cázares en la dirigencia nacional el PAN, es otro de los nuevos ricos surgidos en el sexenio calderonista, ya que de no poseer domicilio particular ahora alterna su residencia entre un departamento de Polanco, que le costó 7 millones 250 mil pesos, y una casa en San Antonio, Texas.
 
Tras las elecciones de 2006, Nava había comprado una casa en la colonia Florida, contigua a la del priista Manlio Fabio Beltrones. Le costó 6 millones 730 mil pesos, con una hipoteca por 3 millones 100 mil pesos.
 
Justamente uno de los amigos de Nava desde la Universidad Panamericana, a quien hizo director jurídico del PAN y representante ante el Instituto Federal Electoral (IFE), Guillermo Bustamante Ruisánchez, forma parte de estos nuevos ricos. De vivir en la casa paterna, en Santa María la Ribera, Bustamante adquirió, en febrero de 2007, una casa de 850 metros cuadrados en Bosques de Las Lomas, igual que Alejandra Sota, y a un precio casi idéntico a la de ésta: 6 millones de pesos.
 
Otro de los panistas enriquecidos en el sexenio de Calderón es Rogelio Carbajal Tejada, ex subsecretario de la Función Pública y ex representante del PAN ante el IFE, quien en Reyna, la calle donde vive su ex jefe Germán Martínez, compró en 2008 una casa de 339 metros cuadrados que le costó 3 millones 900 mil pesos, según el notario Manuel Gómez del Campo López, padre de la senadora panista Mariana Gómez del Campo.
 
Justamente esta legisladora, prima segunda de Margarita Zavala, vive también por el mismo rumbo. En Lomas de San Ángel Inn, en la avenida al Desierto de los Leones, la senadora compró en 2009 un departamento de 143 metros cuadrados. Le costó 2 millones de pesos, además de los 100 mil pesos de un cajón de estacionamiento.
 
Mariana es hermana de José Manuel Gómez del Campo Gurza, a quien Enrique Peña Nieto le regaló una notaría dos días antes de que el priista dejara la gubernatura del Estado de México. Y más aún: Mariana y José Manuel son primos de Virginia Gómez del Campo, esposa de Luis Videgaray Caso, secretario de Hacienda en el gabinete presidencial de Peña.
 
Todos estos nuevos ricos, además de panistas y amigos de Calderón, tienen algo en común: al inicio del sexenio hicieron público su patrimonio, pero luego le echaron cerrojo a toda información sobre su fortuna. Nadie sabe, salvo ellos y la Secretaría de la Función Pública, si su patrimonio se corresponde con los emolumentos que devengaron.
 
SSP: 5ª GENERACIÓN
 
El secretario de Seguridad Pública del estado, Arturo Bermúdez Zurita, estará de manteles largos el próximo martes 22, día en que egresará de la Academia de Policía de El Lencero la quinta generación de oficiales graduados.
 
Serán, en total, 400 nuevos elementos: 330 varones y 70 mujeres, quienes recibieron no sólo el básico adiestramiento policiaco sino también cursos de especialidad en derechos humanos, marco jurídico, proximidad social y hasta manejo del idioma inglés.
 
A la ceremonia de graduación acudirá, con la representación del presidente Enrique Peña Nieto, el doctor Manuel Mondragón y Kalb, encargado de la Subsecretaría de Planeación y Protección Institucional.

Columnas recientes