Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Apuntes para la Agenda Legislativa de la Coalición PAN-PRD en 2013

Por: Eduardo de la Torre Jaramillo

18/01/2013

alcalorpolitico.com

En el año 2000 el Congreso Local estaba compuesto por 40 diputados, 24 de mayoría relativa y 16 de representación proporcional; empero hacia el año 2004 el Congreso Local aumentó a 50 diputados, 30 de mayoría relativa y 20 de representación proporcional, aquí inicia una lógica contraria a la distritación federal, mientras a nivel nacional se eliminan dos distritos electorales federales para el 2006, en el plano local se incrementan seis distritos locales en la clásica manipulación electoral rural a través del gerrymandering en 2004, por supuesto producto de las derrotas electorales priistas en el plano municipal de 1997 y 2000.

Dado lo anterior, el Congreso Local para el priismo en el pasado reciente significó un creciente declive es el último reducto del autoritarismo para frenar la cerca alternancia en 2004; de manera previsible en ese año el PAN ganó 14 diputaciones de mayoría y el PRD 3, con sus respectivos “plurinominales” 7 y 3, la oposición en su conjunto obtuvo 27 diputados de un Congreso de 50; por fin se asistió al primer gobierno dividido y/o compartido en Veracruz pero en lugar de hacer realidad la división de poderes se optó por la cohabitación con el PRI.

Después de esa experiencia político-electoral y legislativa en 2004, hoy la coalición PAN-PRD debe fijar la agenda legislativa del cambio por Veracruz; por lo tanto la agenda estratégica estará guiada por objetivos de mediano y largo plazo, los cuales se tendrán que cristalizar en la elección de 2016; por lo tanto se configurará una coalición de mayoría (PAN-PRD) que venza al status quo político local.

La construcción de una nueva mayoría opositora que reconstruya a Veracruz será necesariamente reformista en el fondo, desde la descentralización del poder y la deshegemonización del priismo de sus largos 84 años, y ¿cuáles serían las propuestas de la referida coalición?, sea pues realizo un esbozo de la posible agenda legislativa que se propone:

En el plano de desarrollo social: a) una nueva Ley de Pensiones del Estado; b) fomentar una reforma constitucional que instaure un “gobierno de coalición” para que fomente un acuerdo en torno a una agenda de políticas públicas convenidas (tal y como funciona en el estado de Baja California y no en las abstracciones del “Pacto por México”); c) armonizar la Ley General de Contabilidad Gubernamental con la Ley de Coordinación Fiscal para el Estado y los Municipios de Veracruz de Ignacio de la Llave para atacar de manera directa el manejo de la deuda de Veracruz, así como también frenar el creciente y súbito endeudamiento local.

En materia política: a) que el gobernador tenga tres iniciativas preferentes, por supuesto en el contexto del nuevo gobierno dividido, donde la nueva mayoría opositora tienda puentes de colaboración con el ejecutivo estatal; b) una nueva reforma electoral que elimine la cláusula de gobernabilidad priista y se regrese a la fórmula del 8% de la sobrerrepresentación, introducción de las candidaturas ciudadanas, impulsar la federalización de la organización de las elecciones locales, lo que significa la desaparición de la secretaría de elecciones local llamada “Instituto Electoral Veracruzano”; c) Ley de Presupuestos Participativos en el plano municipal; y d) reducir el número de regidores en los ayuntamientos donde exceden en su representación.

En el plano de la seguridad pública: a) contribuir con la creación de la policía única (tema pendiente desde 2010 y que está plasmado en el Plan Veracruzano de Desarrollo 2011-2016); b) reformar la Ley del Sistema de Seguridad Pública para el Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave; y c) revisar y evaluar el presupuesto por “resultados” que se le asigna a la secretaría de seguridad pública.

Finalmente, el debate se debe centrar en el desarrollo económico de Veracruz, el cual está estancado desde los años ochenta y no se vislumbra como enfrentar una salida con los actuales gobiernos del PRI; es por eso que la nueva gobernanza que se propone desde la oposición creativa, será definir las reformas jurídicas que posibiliten la competitividad, la innovación, la creatividad de los veracruzanos; además reactivar al sector primario sin la demagogia del pasado 6 de enero con las falacias del acto agrario, que sólo sirven para reconcentrar simbólicamente al neopresidencialismo priista.

Columnas recientes