Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Después de once días llegaron los cadáveres de veracruzanos atropellados en California

-Tenían diez años en el vecino país, trabajaban en el corte de naranja, manzana y durazno
- Familiares claman ayuda para que el Consulado Mexicano apoye el regreso de la madre y hermana de los occisos que también vivían allá

Juan Olmedo Gutiérrez Zamora, Ver. 20/01/2013

alcalorpolitico.com

Once angustiosos y largos días tuvieron que pasar, para que tras una serie de trámites engorrosos, costosos y tardados, por fin llegaran los restos de los hermanos Ricardo y Julio Vera Rosas, quienes perdieron la vida el pasado 10 de enero, cuando caminaban por una avenida del condado Fresno, en el estado norteamericano de California, al ser brutalmente arrollados por un camión carguero que se dio a la fuga.

Al enterarse de lo sucedido, con lágrimas en los ojos, la hermana de los hoy occisos, Sandra Vera Rojas y su padre Víctor Vera Ramos, pidieron ayuda para repatriar sus cuerpos. Ayer por la tarde, los cadáveres de los hermanos de 34 y 35 años de edad, respectivamente, pudieron ser velados y mañana recibirán cristiana sepultura en su lugar de origen, Ignacio Muñoz Zapotal, municipio de Gutiérrez Zamora.

Los hermanos tenían más de 10 años en el condado de Fresno, perteneciente a Los Ángeles, California, donde trabajaban en el corte de naranja, manzana y durazno. “Mis hermanitos se fueron con la intención de mejorar su vida, gracias a Dios tuvieron la oportunidad de instalarse, al poco tiempo, mi mamá Irma Rosas Herrera, se puso muy triste por la partida de mis hermanos, por lo que se fue con ellos a vivir, llevándose a mi otra hermana, Araceli Vera Rosas, y no han venido”, narró Sandra Vera.

“Esa noche, mi mamá nos llamó, con una voz desgarradora nos dio la terrible noticia, mis hermanitos, mis hermanitos, se los llevó un camión, los aplastó bien feo, venían de su trabajo, iban caminando por la banqueta y el camión se subió, no pudieron hacer nada por ellos, no tenían papeles, llevaban ya diez años así”, dijo la entrevistada con lágrimas en los ojos.

Ahora los familiares claman ayuda para que el Consulado Mexicano, apoye a Irma Rosas Herrera y Araceli Vera Rosas, quienes se quedaron para terminar con algunos trámites legales, y regresar con el resto de su familia, luego de que hace diez años, salieron en búsqueda del sueño americano.
  • Seminario
  • La Parroquia Xalapa
  • Casas Murano