Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

DIF de Xalapa rescata a menor que sufría maltrato por parte de su madre

Andrea, de 16 años, fue recibida por su padre legal (no consanguíneo), abuela y se autoemplea en repostería

Xalapa, Ver. 08/12/2012

alcalorpolitico.com

Gracias a la intervención de la Procuraduría de la Defensa del Menor, la Familia y el Indígena del DIF Municipal, Andrea, de 16 años rompió el círculo de violencia en el que vivía, tras sufrir maltrato intrafamiliar y omisión de cuidados por parte de su madre, quien la golpeaba a diario, la obligaba a realizar todos los quehaceres de la casa y que además le prohibía asistir a la escuela.

Andrea llegó hace cuatro meses a las instalaciones de la Procuraduría a pedir ayuda pues sufría constante maltrato por parte de su madre. Ante esto, personal médico del organismo tras realizarle un examen físico detectó que en brazos, piernas e incluso en la mandíbula tenía mordidas y contusiones en el lado del abdomen.

La menor relató que al terminar sus quehaceres domésticos se disponía a ir a la escuela; sin embargo, su madre le prohibió asistir a clases y le advirtió que ya nunca más volvería a estudiar pues se requería que realizara todas las labores en el hogar, sin salir ni ausentarse ni un momento.

Ante esto se desató una discusión y la madre, quien sufre problemas de alcoholismo, la golpeó salvajemente con los puños e incluso mordiéndola en varias partes del cuerpo.

Tras llegar a la Procuraduría y dialogar con la procuradora de la Defensa del Menor, la Familia y el Indígena, Fanny Lobato Arcos, a la menor se le destinó al Centro de Atención Integral a Víctimas de Violencia (CAAV) del DIF Municipal, pues ningún familiar adyacente quiso hacerse cargo de ella.

En la búsqueda de familiares e incluso del padre biológico de la menor, las autoridades se percataron de que la familia, tíos, abuelos e incluso primos consanguíneos se negaron a atender a la menor en lo que se definía su situación jurídica, por ello el DIF Municipal se quedó a cargo de la tutela de la menor.

En los tres meses que estuvo albergada en el Centro de Atención Integral a Víctimas de Violencia, Andrea acudió a talleres de repostería del DIF Municipal, donde aprendió a realizar diversos platillos de todo tipo y que le permitirían después autoemplearse en este oficio.

Sin embargo, tiempo después, el padre legal (no consanguíneo) de la menor acudió a las instalaciones del CAAV para pedir la tutela de Andrea, quien aceptó irse a vivir con él, con su abuela paterna y con su media hermana en un hogar donde ahora está lejos de maltratos, gritos y humillaciones.

Al respecto, la procuradora de la Defensa del Menor, la Familia y el Indígena, Fanny Lobato Arcos, destacó la voluntad de salir adelante de Andrea pese a las adversidades de la vida, e incluso de vivir en un ambiente de maltrato y violencia.

“Ella salió con una nueva mentalidad, capacitada para el trabajo y se reintegró a su semestre escolar, es una niña que está muy cambiada para bien, supo analizar y superar su situación sin rencores y logró superarse”, señaló.

Después de tantos intentos Andrea estará con una familia estable -dijo Lobato Arcos- quien recordó que a meses del círculo de violencia, hoy la menor sigue con sus terapias psicológicas en el organismo, se reintegró a su semestre escolar y aprendió un nuevo oficio de repostería, mientras continúa el proceso jurídico contra su madre por maltrato intrafamiliar y omisión de cuidados.
  • Grupo Tlapiani - seguridad privada
  • La Parroquia Xalapa
  • Casas Murano