Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

El cambio de horario puede generar alteraciones del sueño, advierte Médico

José Zamudio apuntó que si no se maneja correctamente puede generar trastornos de ansiedad

Ángeles González Ceballos Xalapa, Ver. 26/10/2012

alcalorpolitico.com

Miguel José Zamudio Severino, médico psiquiatra del Hospital General de Zona 11 del IMSS, definió que la culminación del Horario de Verano puede generar una alteración de fase del ciclo de sueño, pero si no se maneja correctamente, puede derivar en trastornos de ansiedad.

Hay que recordar que el próximo domingo 28 de octubre, a las 2:00 horas, concluye el Horario de Verano 2012 en el país, por lo que desde el sábado 27 los mexicanos deberán retrasar una hora los relojes antes de irse a dormir.

“Se empieza a generar una ansiedad de no poder dormir, el mismo hecho de ya voy a descansar se vuelve un problema. Lo que hay que detectar es que si a la persona le crea algún tipo de alteración se debe psicoeducar”, explicó el especialista.

La psicoeducación consistiría en adoptar medidas de higiene del sueño como alejar el reloj de la cama, no ver mucha televisión, no reflexionar sobre los problemas cotidianos en la cama o se va a traste el asunto.

Subrayó que regularmente el cuerpo se adapta bien al cambio de horario, pero comentó que hay que realizar ejercicio, no comer pesado, pero sí comer, bañarse, estar en una habitación oscura, evitar todos los ruidos posibles, tener un colchón agradable y dormir con ropa adecuada.

Recomendó no automedicarse porque eso deriva muchas veces en las dependencias de medicamentos.

Sin embargo, en casos de viajes largos a otros países, sí recomendó tomar melatonina para irse preparando con dos o tres días de anticipación al viaje y sirve para ir ajustando el horario del cuerpo y además no crea adicción.

Explicó que los trastornos del sueño se clasifican en disomnias y parasomnias. Las disomnias son las alteraciones con el inicio y el fin del sueño, es decir, en qué momento del día se puede empezar a dormir y en qué momento se interrumpe o se termina de dormir.

“Uno de los problemas del insomnio es que la gente dice me tengo que dormir porque mañana tengo que levantarme temprano, es el razonamiento, eso tiene que ver con la educación y con las creencias que tenemos, se nos ha educado que tenemos que dormir ocho horas. La realidad es que no es así, hay personas que con que duerman seis horas descansan, seis horas de sueño profundo, no superficial que se despierten a cada rato”, destacó.

Enfatizó que a partir de los 60 años se va perdiendo la necesidad de dormir una hora por década, es decir si antes dormía siete horas ahora dormirá seis y a los 70 a lo mejor cinco, por ello la gente mayor se queja de que duerme menos, pero esto es normal, entre más edad, menos necesidad de dormir.
  • Escuela Cervantes
  • La Parroquia Xalapa
  • Casas Murano