Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Vía Correo Electrónico

Explica por qué los “nadies” deciden en Humanidades; hay horizontalidad

- Miembro de la Asamblea Estudiantil Xalapeña explica que son demandas recogidas tras andar “saloneando”
- Ahí existe una democracia, pero no representativa, sino directa, importan más los argumentos que los números

04/10/2012

alcalorpolitico.com

Buenos días, buenas tardes y buenas noches:


Quisiera responder al chico de la facultad de Letras Españolas de la Universidad Veracruzana. Yo también soy parte de esa facultad. No me encuentro ahí por la condición académica que vivo. Pero eso es lo de menos, quisiera dedicarme a responder.

Cuando dice que un grupo de "nadies" ha cerrado la facultad, y que ninguna persona puede identificar quiénes son los cabecillas del comité de huelga, me parece increíble lo que leo. Parece que no se ha notado que las configuraciones de los movimientos sociales de las últimas fechas se han creado mediante la horizontalidad. Es decir, no hay líderes.

Por eso, cuando pregunta: ¿quiénes conforman ese “consejo” para conocer a las personas que están tomando decisiones a nombre de las facultades que conforman la Unidad de Humanidades?, y como única respuesta por parte de las cabecillas visibles recibí un escueto “nadie”, se ha malentendido ese nadie, pues ese nadie significa Todos y todas. O sea: todos y todas son las que toman las decisiones.

Es bien sabido que todo comenzó por parte del Frente Contra la Imposición, el paro surge desde la Convención Nacional Contra la Imposición llevada a cabo hace dos semanas en Oaxaca. Sin embargo, se retoman temas nacionales y locales. El repudio a la reforma laboral también es tema de importancia para el estudiantado, ¿por qué? Porque la reforma no afecta a quienes ya tienen trabajo, sino a los que lo van a conseguir apenas, ¿y qué piensa hacer un estudiante? Terminar carrera y encontrar trabajo. Entonces, querer encontrar quiénes son los que toman las decisiones es buscar a 'nadie', pues en realidad son todos.

Yo he estado ahí anteriormente y me he fijado cómo no se obvia ninguna postura. Cómo todo se decide por consenso y no tanto por votación. Los argumentos les ganan a los argumentos y no los números a los números. Ahí existe una democracia, pero no representativa, sino directa. Creo que ése es el gran problema.

La Facultad de Letras tiene, ha hecho bien su trabajo en tanto la conformación de un buen espacio para estudiar, pero la Facultad de Letras no es la única en el mundo, ni siquiera en la Unidad de Humanidades, existen otras que no tienen esa suerte, porque no se ha podido. Entonces, ¿por qué no solidarizarse con los demás? Lo digo por lo siguiente, el compañero dice: "Uno esperaría que una decisión tan drástica como ésta fuera el último recurso de un movimiento organizado, que además viniera luego de una intensa campaña informativa y por lo tanto tuviera el respaldo unánime de los involucrados".

Compañero, déjame decirte que soy parte de la Asamblea Estudiantil Xalapeña y hemos estado un poco más de un año checando las problemáticas de la Unidad, y no sólo de Humanidades, sino que hemos podido ver diferentes problemáticas que se comparten con otras unidades y facultades, y otras que nosotros no tenemos pero otras sí. Los mismos profesores dicen a cada rato que el MEIF es un error, es nuestro turno de cambiarlo, de decir: ¿Sirve o no sirve?

Por eso cuando dices: "Esta mañana circulaba entre los alumnos versión tras versión de un pliego petitorio sin autor, sin forma, sin antecedentes y por tanto sin futuro. Fui testigo de peticiones que se estaban haciendo al momento, allá, en plena calle frente a las aulas vacías. Fue como ver a un boticario inventando enfermedades para sus medicinas", me parece ridículo y falaz, pues durante todo este tiempo se creó, por ejemplo, el Movimiento por la Dignificación de los Espacios Universitarios, donde se contemplaba la luz durante las noches al rededor de la facultad, rampas para minusválidos, enfermería, el reconocimiento como autónomo del Comedor, rendición de cuentas, manejo por el estudiantado del fideicomiso, etcétera, etcétera.

Entonces, ¿por qué decir que es un pliego petitorio sin autor, sin forma y sin antecedente? No dirás que no hubo convocatoria antes, si nosotros pasábamos a salonear a cada rato, y de Letras, la facultad a la que tú y yo pertenecemos, se hacían los sordos, por ese rigor intelectual de “digo pero no hago”. En la conformación del Comedor Autónomo Universitario (CAU) estuvieron 4 estudiantes de Letras. En una ocasión vi a uno de los que pensé que sería el más apático deshebrando queso para la comida del día. Me sorprendí. El punto era, creer que es un movimiento sin organización, vertical y sin antecedentes, es haber hecho oídos sordos durante años a las problemáticas y llamados de participación de la gente que quería resolver las cosas de otra manera; entonces, por eso también el hecho de decir que hubiera sido de esperarse si fuera un movimiento al que no le quedaba otra opción, déjame decirte que eran movimientos y personas no adheridas a ningún movimiento pero sí a las distintas causas, a las que no les quedaba otra opción.

Además, me enteré que fueron alrededor de 30 estudiantes de Letras que fueron a la asamblea de la mañana del 3 de octubre. Es un buen número y puede aumentar. Pero si no se interesan y organizan, realmente será difícil asumir alguna postura.

Ahora, también me gustaría decir que cuando dices: “la Facultad de Idiomas que aboga por el cierre pero con la reanudación de clases”, y después dices que son 4, entonces, las facultades que quieren reanudar con todo normal, estás equivocado, tu discurso está mal. No todo es blanco o negro: se abre o se deja cerrado. El mantener la toma no es para no tener clase y tener vacaciones, sino que se pueden tener asesorías de los alumnos de mayor semestre a los de menor semestre, pueden continuar las actividades: el paro no es sinónimo de flojera y descanso. Eso lo deben de saber, lo debes de saber tú, estudiante de Letras, instruido, leído, crítico. Entonces, pido, te pido, específicamente a ti, que no dobles un discurso que conocer cómo es para hacerlo parecer otra cosa.

La mayoría de las facultades quiere clase, 4, dices. 3 de ellas, quiere abrir la unidad, 1, no. Sin embargo, ésa una se suma a las otras 3 que no quieren abrir la unidad. Entonces es al revés. Pero si lo vemos desde un punto de vista objetivo no son dos posturas, sino tres. Y la relación es 3-3-1. Por eso es importante ir a las asambleas, aunque esté lleno de nadies (para que veas que esos ‘nadies’ realmente es que nadie lleva el control de las asambleas, sino que es un sistema horizontal), se puede consensar.

Atentamente:
Enrique Nieto, estudiante de la Facultad de Letras Españolas de la carrera de Lengua y Literatura Hispánicas de la Universidad Veracruzana.
  • Grupo Tlapiani - seguridad privada
  • La Parroquia Xalapa
  • Casas Murano