Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Farandula

Polémico, amado y odiado, así llega Paul Anka a los 70 años 

Ávido de triunfos, este monstruo de la música sigue activo en los escenarios

El Universal 30/07/2011

alcalorpolitico.com

Con una personalidad casi bipolar, de quien nunca se sabe qué esperar, alguien a quien le gusta ejercer el control sobre su gente y les manda ejercerlo, es como describió Eugenio Toussaint al cantante canadiense Paul Anka, quien hoy cumple 70 años de existencia.

“Es como nunca saber a qué le tiras con él. Hay días que está de excelente humor y trata bien; y de la nada puede convertirse en tu peor enemigo”.

Aunque resulta innegable el talento de Paul Anka, existen anécdotas sobre él en donde no todo es miel y hojuelas, pues en alguna ocasión Toussaint revelo que Anka se negó a darle su último pago luego de trabajar durante tres años con él.

“Yo sí tenía a Anka en alta estima, era el ídolo de mis padres. Un intocable. No como Frank Sinatra, pero sí una persona con un nivel muy alto. Había dos, tres piezas de él que me gustaban desde chavo, Tu cabeza en mi hombro, Muchacho solitario.

“Uno de mis primeros arreglos para él fue Mackie Navajas (de Bertolt Brecht y Kurt Weill), lo hice como brasileño y le gustó mucho, de hecho es un arreglo lo conserva, lo sigue usando”, dijo el jazzista.

¿Maestro o controlador?

Para algunos, Paul Anka fue fuente de inspiración para crear sus propias bandas (como en el caso de los hermanos Grimm en España); mientras que para otros contribuyó directamente en su carrera, como en la del cantante británico Tom Jones.

“En 1969 Paul Anka acababa de adecuar My way para Sinatra y yo lo felicité en televisión. Yo debo haber puesto cierta cara de envidia o algo así, porque un tiempo después me dijo: ‘No te preocupes Tom, ya tengo algo para ti’. Y me pasó She’s a lady, que convertí en exitazo en los 70”.

Otros describen que trabajar al lado del afamado compositor, cantante y actor ha sido una experiencia gratificante, como José José, quien grabó Déjame conocerte (Let me get to you know) para el disco Amigos de Paul Anka: “Ha sido tan prolífico que ha sido la base de la carrera de muchos compañeros en México, como César Costa, Enrique Guzmán y Alberto Vázquez.

Qué bueno que yo no fui la excepción de recibir una de sus canciones, que es Déjame conocerte.

“Tuve hasta el gusto de poderla interpretar con él en vivo en el festival de Acapulco”, declaró José José.

Sin embargo hay quienes opinaban diferente, como Michelle Colombier, quien fue director musical de Anka para unos conciertos en Las Vegas.

“Paul era un desgraciado, y en esa época todavía peor: a los 14 años era millonario y a los 15 perdió a su mamá, siempre creyó que el dinero lo controla todo, y es paranoico.

“Cree que todo mundo le quiere quitar su dinero; entonces, no tiene muchos amigos y se protege, es muy raro y se metía drogas, es muy emocional y explotaba por cualquier cosa”, narra el libro Eugenio Toussaint: las tangentes, el jazz y la academia.

Un ídolo activo

Hoy a sus 70 años, Paul Anka continua con la energía de un joven con sed de nuevos retos “Resulta curioso: no importan quién seas y cómo vaya tu carrera, uno siempre quiere tener de nuevo otro gran éxito. Puedo tener un montón de dinero, pero estoy aquí y pienso: tengo que sacar otro disco”, dijo para Reader’s Digest.

Actualmente tiene anunciadas varias fechas para lo que resta del año en países como Estados Unidos, Canadá, Bélgica, Austria, Finlandia, Francia e Israel; e incluso la primera del 2012, en Florida.

De origen sirio, Paul Anka nació el 30 de julio de 1941 en Otawa. A sus 16 años vendió 8 millones y medio de discos, donde se incluía su primera composición Diana. Sus canciones han sido interpretadas por artistas como Frank Sinatra y Elvis Presley.

Publicidad