Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Farandula

Se abrió a la innovación

Comedias que se salieron del tradicional pastelazo y series que reflejaron la parte cruda de la realidad mexicana se consolidaron en la tv abierta

El Universal Ciudad de México 28/12/2012

alcalorpolitico.com

La televisión pública y privada mantienen formatos tradicionales en su programación pero este año también arriesgaron con formatos novedosos.
 
Tv Azteca, por ejemplo, estrenó (un año después de su realización) La Teniente, serial basado en los operativos de un grupo de élite perteneciente a la Marina. El proyecto, protagonizado por Matías Novoa y María Fernanda Yepes, fue lanzado con bombo y platillos. Arrancó el 24 de septiembre pero a pesar de su calidad visual perdió rating debido al endeble argumento de algunos episodios.
 
Otro experimento de 2012 que tendrá incluso su segunda temporada en 2013 fue La Isla. El reality show grabado, con la participación de actores, deportistas y celebridades levantó expectativa por la naturaleza de sus participantes. "El éxito lo medimos por nuestros anunciantes y la actividad en redes sociales que nos dejó más que satisfechos y listos para empezar segunda temporada", comentó su productor, Ricardo Cueto.
 
Once TV continuó por el camino de la innovación, sobre todo en historias arriesgadas y allegadas a la realidad mexicana. Una de ellos fue Estado de gracia, serie que toca el combate a las drogas proponiendo la legalización de la marihuana. Paramédicos y Pacientes fueron otras dos ofertas del canal del IPN que engancharon al televidente.
 
Humor y golpes
 
Gustavo Loza y Adicta Films hicieron este año un trato con Cadena Tres. El creador de Los Héros del Norte vendió dos proyectos a la joven señal de tv: El Albergue, estrenada el 12 de marzo, y La Clínica, al aire desde el 24 de septiembre. El buen rating de estas series de humor lo explica así Gustavo Loza: "Quisimos salir del clásico humor de pastelazo, que reina hasta ahora en la comedia mexicana. Buscamos arriesgar con una televisión diferente e inteligente".
 
El mismo Loza estrenó para TDN la serie Cloroformo, basada en la historia de dos aspirantes a boxedores. Con la presencia de campeones, promotores y gente allegada al mundo del pugilismo, el proyecto llegó a Canal 5 alcanzando 12 puntos de rating en promedio, encima de lo acostrumbrado en el horario de las 22 horas.
 
Televisa apostó a la tradición
 
"Si la fórmula resulta, entonces no le muevas", fueron las palabras de Salvador Mejía, productor de Qué bonito amor, uno de los melodramas de Televisa que continúan la tradición telenovelera. Con refritos, la televisora de San Ángel alcanzó entre 17 y 25 puntos de rating.
 
Y la segunda temporada de La Voz superó en audiencia lo logrado el año pasado, con emisiones de hasta 30 puntos de rating. "Para darse una idea, la ganadora de 2012 obtuvo 220 mil votos, cuando el año pasado Óscar Cruz tuvo menos de 100 mil", acotó Miguel Angel Fox, productor de la emisión.

Publicidad