Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Farandula

La brevedad del amor, según Irán

La cinta 31 días llega a las salas nacionales; en ella se plantea una extraña teoría

El Universal Ciudad de México 08/01/2013

alcalorpolitico.com

La actriz Irán Castillo acepta que en algún momento de su vida se sintió como su personaje en la película 31 días, en la cual interpreta a Eva, una psicóloga dedicada a escribir libros de superación personal ultrafeministas, y que sostiene que el amor eterno no existe.

“También he pasado por esta etapa en la que no creo en el amor, pienso que todo mundo ha pasado por ahí, pero porque uno está resentido o tuvo una mala experiencia, Eva está lastimadísima, pero no es mala ni nada”, señala.

31 días es la ópera prima de la cineasta Erika Grediaga, y llegará a las salas cinematográficas este 11 de enero. En ella, se cuenta la historia de una escritora que para su siguiente proyecto tratará de demostrar su teoría de que el amor de pareja se acaba después de 30 días juntos. “El tema central de la película es esta mujer que está pensando 100% en su carrera y no ve más allá de su trabajo, creo que es un problema que cientos de profesionistas vivimos”, comenta Grediaga.

Irán explica que al principio no se sentía identificada. “No vi similitud entre Eva y yo, pero se me hizo interesante hacer algo que no tiene nada que ver conmigo”.

Como la barrera del idioma entre los personajes era un elemento importante, la directora pensó que el actor italiano Lorenzo Balducci era el ideal, así que lo convenció de trabajar en México a pocas semanas de iniciar el rodaje. “Es una comedia y yo estoy acostumbrado a hacer películas más dramáticas y personajes intensos, por eso hablé mucho con Erika. Trabajar con ella fue increíble porque tiene las ideas claras y te dice exactamente lo que quiere”.

El actor comentó: “No conocía a Irán y fui a checar a Internet, vi que era muy guapa y sexy”. Reconoce que cuando le dijeron que trabajaría con una estrella mexicana sintió un poco de nervios, porque pensó que Irán tendría una actitud de diva. “Pero ella es todo lo contrario”.

Publicidad