Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Farandula

Silvia Pinal está feliz con su “gemela” de cera

Antes de acudir a la develación estuvo con Alejandra Guzmán, su hija, quien se recupera de una operación en el fémur

El Universal Ciudad de México 14/01/2013

alcalorpolitico.com

La diva de la época de oro del cine mexicano, Silvia Pinal, cabeza de una dinastía de artistas conformada por cuatro generaciones, se siente feliz de ser el pilar, pero no con mayor mérito que el resto de las madres.
 
“Las mujeres latinas y mexicanas somos famosas en el mundo por una calidad: por el amor muy especial que tenemos por nuestros hijos. Yo no me siento ni especial, ni diferente sino como somos todas las madres que queremos a nuestros hijos”, dijo la actriz en entrevista.
 
La artista, quien acudió sola a la develación de su figura en el Museo de Cera de la Ciudad de México debido a las agendas de trabajo y personales de sus hijas, nietas y bisnietas, se dijo feliz y agradecida por el reconocimiento que le hicieron las autoridades del emblemático recinto.
 
“Es maravilloso tener una gemela, aunque sea de cera. La veo y me pregunto ¿así soy? y luego pienso que soy muy afortunada de que me honren colocando mi figura de cera para permanecer en este lugar, donde con antelación muchos de mis compañeros han sentido esta emoción”, comentó.
 
En el evento estuvieron presentes el Coordinador General de Comunicación Social de Presidencia, David López Gutiérrez; el presidente del consejo directivo del Museo de Cera, Mario Rabner, amigos y compañeros del medio artístico, como Joaquín Cordero “Pocholo”, Lupita Lara, Verónica con K, Juan José Origel, entre otros
 
La reproducción de la actriz está basada en la época cuando Pinal protagonizó la película El amor de María Isabel (1968). Con cabello rubio (pese a que por cuestiones de libreto en la cinta lo usó negro) y porta un vestido largo de terciopelo café con encajes y pedrería en el escote y los puños.
 
Rockera biónica
 
Horas antes de acudir a la develación de su figura en el Museo de Cera de la Ciudad de México, la actriz estuvo con su hija Alejandra Guzmán, quien acaba de ser dada de alta tras practicarle una artroplastía en la cadera izquierda, intervención que consitió en colocar una prótesis de titánio y cerámica en la cabeza del fémur. “La vi muy bien; se moría de risa decía ‘Ahora soy biónica ma’.
 
“Está muy contenta por el resultado de su operación y está esperando a ver qué dicen los doctores para saber si tiene que empezar ya las terapias, está disciplinada y muy tranquila”, dijo al destacar el espíritu de la rockera.

Publicidad