Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

La alta fructuosa en refrescos provoca obesidad y daña a la industria azucarera

- Los embotelladores la importan, cuando que ya fue prohibida en Estados Unidos: Perdomo Bueno
- Gobernador y legisladores deben defender la industria; Veracruz tiene el 40% de la industria nacional

Benito Juárez Ramírez San José de Abajo, Ver. 25/12/2012

alcalorpolitico.com

Ya fue comprobado científicamente en Estados Unidos que el consumo de alta fructuosa es causante de la diabetes, pero además, genera problemas de obesidad y por esta situación los estadounidenses ya quitaron este endulzante de sus refrescos; mientras que en México, el gobierno hasta el momento no ha tomado medidas para evitar que siga entrando este producto, afirmó Rodolfo Perdomo Bueno.

El Director general del ingenio San José de Abajo, fundado en 1898 y ubicado en el municipio de Cuitláhuac, Veracruz, habló de la urgencia sobre la unificación de industriales y Gobierno Federal para poner en marcha una política azucarera, porque en este momento, la entrada de alta fructosa de Estados Unidos, más las plantas productoras de este jarabe que existen en México, están afectando gravemente a la industria azucarera y sobre todo la salud de los mexicanos, tomando en cuenta que este país ya ocupa los primeros lugares en obesidad.

Hizo un llamado a los senadores, diputados y al mismo Presidente de la República, para que defiendan los intereses de este sector, que es generador de empleo.

“Nuestro Gobernador tiene que ponerse las pilas en ese sentido, porque el Gobernador de Veracruz es el principal líder que tiene preocuparse por la industria azucarera, luego que el 40 por ciento de la producción nacional está en su Estado.

Así es que tienen que estar pendientes sus senadores y sus diputados y de no ser así, es que no saben en dónde viven, pero yo creo que sí saben de la importancia que tiene este problema; que tienen que cuidar esta industria azucarera, porque están en juego no sólo las pérdidas para los industriales, sino la salud de los veracruzanos”.

Expuso que las empresas refresqueras mañosamente le ponen a las etiquetas de sus envases de sus refrescos solamente azucares y ya no se sabe con qué fue endulzado, si con azúcar de caña o con jarabe de maíz.

Dijo que esto fue un engaño que lo hicieron los gobiernos a partir del Tratado del Libre Comercio, para bloquear a la gente y no saber qué tipo de azúcares están aplicando a sus productos.

Puntualizó que este tipo de problemas son los que deben de resolver como grupo social, cañeros, obreros y empresarios, apoyados por los gobiernos; y advirtió que si no lo resuelven en estos próximos meses, lo único que estarán haciendo es transferir la pobreza a todo el sector; “porque en lugar de que sufran de donde viene el problema -de Estados Unidos-, suframos acá por consumir un jarabe importado, y no se vale”.

Comentó que es un tema bastante delicado, pero que como el año pasado hubo buenos precios y le fue bien a la industria azucarera y a los cañeros, todo mundo se quedó callado, pero en este momento que los precios están a la baja, se empieza a sentir el golpe no sólo económico, sino de salud para todos los que consumen el refresco y como consecuencia, el problema de la diabetes y la obesidad.
  • Seminario
  • La Parroquia Xalapa
  • Casas Murano