Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Vía Correo Electrónico

Le parece grave que cobren por ver a serpientes comer ratones, en el Macuiltépetl

Se sobrealimenta a los reptiles y se promueve la pérdida de sensibilidad en los niños, opina

24/11/2012

alcalorpolitico.com

Señor Director:

Buena tarde, agradecería mucho la difusión del presente texto en espera de que se tomen cartas en el asunto (adjunto fotografías).

Recientemente acudí con unos familiares foráneos al cerro del Macuiltépetl a visitar el museo de la fauna que ahí se ubica y nos llevamos un mal sabor de boca por la situación que a continuación me permito referir.

Se ofrece por la cantidad de 25 pesos la “oportunidad” de alimentar una serpiente. Esto quiere decir que por 25 pesos puede ofrecer a sus hijos el espectáculo de ver cómo el ratón aterrado es capturado y devorado por el réptil después de que el “encargado en turno” lo arroja al herpetario.

Nos tocó ver un padre “generoso” que adquirió un roedor para cada uno de sus hijos y con gran emoción contemplaron el espectáculo. Uno de los roedores logró ponerse a salvo bajo unos palos y el encargado utilizó una varilla para que saliera y “el show” pudiese continuar.

Me parece muy grave que este museo fomente esto, pues enseñamos a los pequeños que la vida y el sufrimiento tienen un precio y que podemos darnos el lujo de pagar por ello. No es de extrañar que la violencia en nuestro país haya alcanzado niveles inhumanos de crueldad.

Ahora bien, el que las serpientes se alimenten de roedores es parte de la cadena alimenticia y perfectamente comprensible a la luz de ésta, si alguien quiere ver esta parte de la naturaleza en el museo del cerro bien puede hacerlo ya que afuera del museo hay un letrero que dice “Las serpientes se alimentan los domingos a partir de las 2:00 pm”.

Quien por morbo, interés científico, curiosidad, maldad, etcétera, quiera ver cómo las serpientes capturan y devoran a sus presas; pueden acudir en ese horario y a su vez quienes no deseen contemplar esta parte del ciclo natural pueden evitar acudir en ese horario al museo. Lo que no se vale es que por ganar unos pesos se sobrealimente a los reptiles y a su vez se promueva pérdida de sensibilidad por parte de los niños.

Saludos cordiales.

M.C. Jesús Omar Rodríguez Revoredo
Teléfono (…)
  • Escuela Cervantes
  • La Parroquia Xalapa
  • Casas Murano