Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Vía Correo Electrónico

Nada justifica la acción cometida por los empleados de Chedraui en Veracruz, critica

La empresa debe contar con un manual de procedimientos acorde con la realidad, comenta

30/11/2012

alcalorpolitico.com

Señor Director:

Agradezco mucho la oportunidad que me dé para publicar mi opinión respecto al caso Chedraui del puerto de Veracruz.

En lo personal, creo que no hay ninguna -pero ninguna- justificación a lo que los empleados hicieron. Golpear hasta matar no es lo mismo que neutralizar a un delincuente armado con un arma blanca -que no de fuego-. Asesinaron con ventaja de número e incluso con ventaja de armas porque los vigilantes de las plazas comerciales están armados con garrotes.

La empresa Chedraui es famosa entre la sociedad no sólo por sus atracos hormiga en las ofertas sino también porque las condiciones de trabajo de sus empleados son de lo peorcito que existe en el ámbito laboral, sin contar con la prepotencia de sus gerentes y también de sus dueños que ni son de lo mejor del empresariado, ni tampoco son la última gota de agua del desierto. Distan mucho de tener calidad humana.

Los empleados podrán argumentar que actuaron en defensa propia. ¿Cómo?, si tundieron a golpes hasta la muerte a un muchacho ladrón, sí, ladrón, que debería estar sujeto a las leyes penales que rigen en el Estado y en el país, caso contrario fue sometido al juicio sumario de patadas y agresiones por parte de una manada de inconscientes que dejaron a la empresa en evidencia, ya que queda de manifiesto que no cuentan con un concienzudo manual de procedimientos que toda empresa que se respete debe tener.

Manual de procedimientos aplica para todo, incluso para casos de asalto, de robo, de falta de mercancía, etcétera. Aquí hay un delito que perseguir, se llama homicidio con alevosía y ventaja. Alevosía porque los empleados se encontraban en su centro de trabajo, tenían a la mano todos los elementos para dar parte a la Policía, para proteger a los clientes que hacían sus compras y para procurar neutralizar al sujeto de marras sin lastimarlo o, por lo menos, sin atentar contra su vida. Y ventaja por el número de empleados que se le fueron encima.

Chedraui tendrá que pagar un precio muy alto primero por no establecer claros perfiles de sus empleados (que no tengan antecedentes, que no sean personas violentas, que sepan tomar decisiones, que se conduzcan antes que nada con la razón y no con las vísceras). Y tendrá que pagar a la familia de este muchacho porque con todo y lo ladrón que pudiera ser era un ser humano y en este país de leyes se exige que las leyes apliquen también para estos “fresas” pueblerinos dueños de los tendajos.

No estamos en la Edad Media. No estamos en el Oscurantismo. No tenemos empresarios fascistas que aleccionen a sus empleados para cometer este tipo de más necesario es que se les exija un manual de procedimientos acorde con la realidad y que se cumpla a cabalidad.

Agradezco omitir mis datos.

Nombre (…)

Teléfono (…)
  • Grupo Tlapiani - seguridad privada
  • La Parroquia Xalapa
  • Casas Murano