Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Necesario promover la educación sexual para evitar problemas en la adolescencia: Académica

- Se ha detectado que incluso la misma sociedad promueve el maltrato hacia la mujer por la ideología conservadora
- Profesores deben ser capaces de educar con información completa, señaló

Ángeles Godoy Morales Xalapa, Ver. 08/07/2012

alcalorpolitico.com

Especialistas señalan que en México hay un grave rezago en educación sexual debido a la ideología conservadora prevaleciente en gran parte de la sociedad. De ahí que muchos jóvenes enfrenten a temprana edad problemas como embarazos no deseados, machismo e infecciones de transmisión sexual.

Selma González Serratos, académica del Programa de Sexualidad Humana (PROSEXUM), de la Facultad de Psicología (FP) de la Universidad Nacional Autónoma de México, comentó que incluso se ha detectado que la misma sociedad promueve el maltrato hacia la mujer. Lo cual también ocasiona diferencias e inequidad de género en los vínculos de pareja.

La especialista indicó que por ello es necesario que se aborden estos temas incluso en los primeros años de vida escolar, sobre todo porque de esa forma se iniciará la formación adecuada para transmitir herramientas de cuidado y prevención.

Sin embargo, detalló que hace falta mayor capacitación a los docentes quienes deben ser capaces de educar con conocimientos para la prevención de embarazos no deseados e infecciones, así como inculcar valores, sentimientos y actitudes positivas.

La especialista mencionó que esto implica contar con información adecuada y veraz sobre aspectos vitales, como una forma de relación entre las personas.

“El cuerpo es un espacio de experiencia y de expresión de sentimientos, es también fuente de sensaciones, importantes en la construcción de nuestra subjetividad y ciudadanía. Mientras, la sexualidad no es algo natural, es algo que se construye desde el sujeto por la influencia y el entorno social”.

Finalmente, destacó que el erotismo no debe limitarse o reprimirse, simplemente hay que otorgarle la responsabilidad que conlleva ejercerla sobre todo para no dañar a terceros ni a sí mismos. De ese modo, la sexualidad tiene que servir para el crecimiento y bienestar de los individuos.